Familiares de mayores fallecidos por Covid-19 en el Centro Sociosanitario Federica Montseny de Viladecans quieren saber la verdad sobre lo ocurrido

|

Familias que lloran la pérdida de residentes fallecidos, por el Covid-19,  en el Centro Sociosanitario Federica Montseny de Viladecans ante la "opaca" gestión que se ha cobrado las vidas de sus seres queridos han decidido pedir explicaciones ante los tribunales a los responsables que gestionan este centro de titularidad pública. 



Residentes2




Residentes del Federica Montseny en el 10 aniversario del centro/ CSC


En declaraciones a VILAPRESS afirman que no se van a quedar con las manos cruzadas frente a una gestión que ha dejado "un regero de muerte y mucho dolor" y una cifra que rondaría más de la treitena de personas mayores fallecidas, en lo que ellos mismos definen "como una actuación de la dirección opaca, mentirosa y llena de ambigüedades”.


UNA HISTORIA DIFICIL DE ENTENDER QUE OCURRIÓ EN UN CENTRO PÚBLICO


Esta historia estalla el 17 de marzo de 2020 en los medios de comunicación de muy diversa procedencia y la pregunta que nos hacíamos todos era, ¿se estaba ocultando un brote de Covid-19 en el centro sociosanitario afincado en Viladecans?. 


En aquello momentos los portavoces del ayuntamiento de Viladecans declinaron contrastar la información sobre el brote en este centro de la tercera edad limitándose a señalar: “no nos consta” en  declaraciones a VILAPRESS. Mientras que  en la Premsa del Baix  se menciona que el consistorio viladecanense afirmaba "por su parte, el Ayuntamiento de Viladecans ha asegurado que es consciente de que hay estos casos en el Federica Montseny y remarcaron que están en contacto con los responsables de la instalación. Con todo, apuntan que desconoce cuántos positivos hay en el conjunto de la ciudad".


Demostrando con ello que el consistorio de Viladecans facilitó la información que quiso, puesto que según los Estatutos fundacionales del Consorcio de 2002, el Ayuntamiento de Viladecans posee el 40% de la participación en el mencionado Consorcio. 










Y esa información, " la que tuvieran",  se la facilitaron  a quién quisieron y cómo quisieron, en un acto evidente de desinformación intencionada, a pesar de contar, con una flamante mesa de coordinación de gestión del coronavirus en el municipio, presidida por el alcalde, Carlos Ruiz y su teniente de alcalde, Richard Calle, que no ha hecho declaraciones públicas tampoco, ni entonces ni hasta el día de hoy. 



Comision


Acceso a la comisión https://www.viladecans.cat/es/coronavirus



Y aunque se modificaron los estatutos del Consorcio en el año 2016, en ellos sigue figurando el mismo reparto de responsabilidades en sus órganos gestores, y el Ayuntamiento de Viladecans, pinta y mucho en él, manteniendo el 40% de su accionariado.







Pese a que todos los organismos públicos responsables de la gestión y lo que ocurría en el centro tiraban balones fuera, en un momento donde ya se hablaba de varias plantas cerradas y 60 residentes infectados.  Y que el centro era uno de los epicentros de contagios en la comarca del Baix Llobregat debido a un delicado brote en el Centro donde se atendía y atiende a un colectivo de alto riesgo, con personas mayores con patologías crónicas y dependientes.


A preguntas de la prensa el Departamento de Salut de la Generalitat, insistentemente no facilitaba los datos actualizados de la evolución del coronavirus, y no quiso detallar información sobre el mismo, igual que el Ayuntamiento de Viladecans y ambos aseguraban que no les constaba ningún tipo de brote.


Entre los grupos políticos locales de la oposición y el gobierno las posiciones fueron variopintas, mientras unos callaban, otros hablaban que la noticia de nuestro medio VILAPRESS, era directamente una “Fake News” y solo Ciudadanos hacía preguntas en el Parlament de Catalunya.


LOS TWEETS POLÍTICOS DEL 17 DE ABRIL DE 2020


CIUDADANOS


Ciudadanos



ERC

CRUZBARBARA



PODEMOS


Potemos


EL 24 DE MARZO LA CONSEJERA DE SALUD HABLA DE "UN PICO FUERTE" DE CORONAVIRUS EN EL FEDERICA MONTSENY


Pero unos días después, el 24 de marzo y ante la pregunta de Catalunyapress fue la propia consejera de Sanidad, Alba Vergés, quién reconocía en la rueda de prensa del Govern que se tuvo que actuar coordinadamente con el Departamento de Asuntos Sociales para intervenir en el "pico fuerte" de coronavirus que tuvo lugar en el centro sociosanitario Federica Montsey de Viladecans. 


Concretamente se le preguntó : ¿Cuál es la situación del Centro Sociosanitario Federica Montseny de Viladecans ante el confinamiento en dos plantes del centro por coronavirus?






A lo que la consejera Vergès contestó: "Como ya sabréis, Federica Montseny, tuvo un pico de casos positivos y por tanto un elevado número que nos obligó a actuar sobre la residencia. Por tanto la mejor manera de actuar fue separar y sectorizar los pacientes en la residencia para que no fuera a más. Desde la Región Sanitario de la Metro Sur están siguiendo con especial atención y se está trabajando muy bien con el Departamento de Asuntos Sociales y Familias y con la Dirección de este centro, como no puede ser de otra manera, cuando hay casos de positivos en residencias porque sabemos que allí viven personas vulnerables".



Aquellos que tachaban de "alarmismo" o de "fake news" la información hecha pública por VILAPRESS tuvieron en esta respuesta de la propia consejera de Sanidad de la Generalitat la total veracidad de lo publicado.


LOS SANITARIOS NO OCULTARON LO QUE PASABA EN EL CENTRO


Pero es que las fuentes del sector sanitario, eran y son las mejor informadas y quienes explicaron a los medios entre otras cosas “se están desviando los enfermos de coronavirus del Hospital de Viladecans hacía el Hospital de Bellvitge, que cuenta con UCIs”. Porque los primeros residentes del Sociosanitario  hicieron escala en el Hospital de Viladecans y después acabaron en Bellvitge, porque es el centro de referencia para emergencias de esta zona sanitaria, la de Barcelona Sur. Desde el 19 de marzo había 3 plantas sólo dedicadas en el Hospital de Viladecans a pacientes de Covid-19.


Las familias de los residentes despertaron, gracias a los medios de comunicación, que dieron la voz de alarma y empezaron a vivir su propio “via crucis”. Pero estas familias después de la pesadilla de perder a sus familiares se han empezado a organizar y están dispuestas a que se sepa toda la verdad.



LOS TRABAJADORES DEL CENTRO SOCIOSANITARIO TIENEN MIEDO, PERO NO TODOS


El mismo 17 de marzo de 2020 a algunos sanitarios, a quienes se les intenta acallar mediante documentos con draconianas cláusulas de confidencialidad, les pudo más la obligación de salvar vidas que las indicaciones de la dirección del centro y se pusieron en contacto con los familiares vía Whatssap:



WHATSSAPTRABAJADORES


Whatssap remitido a algunas familias con residentes en el centro


Es decir desde el mismo día 17 de marzo se sabía que “había mucha gente aislada y varios positivos”. Las medidas que estaba aplicando la dirección de centro pasaban por “ dar el alta a la mayor gente posible para que estén en sus casa” porque según percibían “ tienen mucha probabilidad de contagiarse”. 


Recuerden bien la fecha porque ya pasaba el mismo 17 de marzo. Y es que la situación en aquellos momentos era de “desborde”. Y esto solo lo hicieron algunos trabajadores porque la gran mayoría bajo el miedo, y acogiéndose a las “cláusulas de confidencialidad” de sus contratos guardaron un silencio complice y todo pese que ante sus ojos, los fallecidos han sido tantos que hasta los profesionales de los servicios funerarios de la zona se escandalizaron, y con razón. Pues el perfil de pacientes que hay en un centro sociosanitario “son pacientes frágiles, pluripatologicos, con enfermedades crónicas y altos niveles de dependencia” y los coches funerarios hicieron muchos, pero que muchos viajes de noche, para recoger difuntos. 


Lo que no tienen en cuenta los trabajadores del Sociosanitario es  que la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LeCr) especifica en sus artículos del 259 al 269 que “todos los ciudadanos tenemos la obligación de comunicar a las autoridades pertinentes cualquier delito que presenciemos o del que tengamos conocimiento, bajo pena de multa”.


Además que en el Código Penal se especifica en el artículo 450 que “ se sanciona la conducta de quien, conocedor de la inminente comisión de un delito grave contra la vida, la salud, la integridad, la libertad, o la libertad sexual de un tercero, y pudiendo hacer algo para impedirlo o ponerlo en inmediato conocimiento de la autoridad para que lo impida, sin riesgo alguno para sí o para un tercero, omite toda intervención, generando con su omisión un peligro para bienes jurídicos valiosos del individuo comete delito de omisión de deberes”. 


Y esta obligación de todo el mundo detener determinados delitos o promover su persecución para “fomentar la solidaridad humana en su modalidad de colaboración con la justicia”. 


Y es que todas las cláusulas de un acuerdo entre dos partes tienen que atenerse a la legalidad vigente, de lo contrario son nulas, desde el mismo momento de su firma, aunque ambas partes estén de acuerdo, nadie puede renunciar ni a sus derechos ni a sus obligaciones como ciudadano que vive en sociedad.  


Cualquier trabajador que actuando dentro del ámbito de los trabajos a realizar, se encuentre con las evidencias de forma natural  de la comisión de un presunto delito, se entiende que está cumpliendo su deber denunciando el delito, y se le aplica  la tutela judicial efectiva. Y es que el derecho a la vida “debe ser considerado como aquel derecho por el cual no nos pueden quitar la vida arbitrariamente”.


Porque al final no existe ninguna cláusula que le impida a nadie actuar en base a su propia conciencia ante lo que tiene visos de convertirse en un caso donde ha habido presuntos homicidios imprudentes en el menor de los casos. Y en medio de la pandemia a la Físcalia General del Estado se le acumulan la investigación de residencias tanto de la Comunidad de Madrid como de Catalunya.


UN CENTRO DONDE NO HAN ACABADO LOS PROBLEMAS


Y cabe añadir algo más, en el Centro Socio Sanitario Frederica Montseny, se han contagiado de coronavirus tanto residentes como personal. De hecho en estas fechas se buscan enfermeras y médicos que asistan a los residentes. Porque continuamos en Fase 0 de desconfinamiento y enmedio de una situación real de contagios por Covid-19. Siendo Viladecans la tercera población con más contagiados de la comarca del Baix Llobregat.







Y este centro público cuenta con  180 camas,  entre residenciales y pacientes paliativos, además de prestar un área de centro de día para enfermos derivados desde los Servicios Sociales locales, personas muy vulnerables.  



Un centro público que es un consorcio cuya titularidad es compartida entre el Consorcio de Salud y Social de Catalunya  y el ayuntamiento de Viladecans, además de tener parte de responsabilidad, tanto el Departamento de Asuntos Sociales como el de Salud por concertar plazas públicas entre otras que son plazas 100% privadas, sí en el centro también hay plazas privadas dentro de un centro público.


Y donde alguién va a tener que dar en algún momento una buena explicación, ya que, en algún momento de su historia la presidencia de este organismo la  ha ostentando el propio alcalde de Viladecans, Carlos Ruiz  y la reuniones se han celebrado en las dependencias donde también tiene lugar el Pleno de Viladecans.


EL ALCALDE DE VILADECANS PRESIDIÓ EL CONSORCIO SOCIOSANITARIO DE VILADECANS





LAS JUNTAS DEL CONSORCI SE HAN CELEBRADO EN LA SALA DE PLENOS DEL AYUNTAMIENTO DE VILADECANS



Salajuntasayuntamiento


LOS ACCIONISTAS DEL CONSORCIO SON SOLO DOS:

Sociosanitario


EL CONSORCIO DE SALUD Y SOCIAL DE CATALUNYA OSTENTA EL 60% DE LA TITULARIDAD


Organigramacsc



EL 40% DEL ACCIONARIADO PERTENECE AL AYUNTAMIENTO DE VILADECANS



Disulucion de bienes


Un Centro donde las quejas sobre la prestación de servicio ha llegado incluso al tipo de comidas que se les da los residentes y que no son precisamente de coste barato y que rondaban en el año 2006 entorno a los 700.000 euros anuales.


Comidafederica



LAS FAMILIAS CREEN QUE : “EL BROTE FUE UNA SENTENCIA DE MUERTE SEGURA”


Los familiares en pleno duelo, no tienen dudas. La gestión de las situaciones de sus familiares no tienen nada que ver con lo que públicamente se ha dicho. Ellos han vivido una realidad diferente con la Dirección del Centro.


17/03/20 A raíz de estallar informativamente la noticia de lo que ocurría en el SocioSanitario los familiares decidieron ponerse en contacto con el Centro para conocer de primera mano la situación. “Nos dieron la opción de traerlos a casa” pero ningún “médico nos facilitaba por escrito el riesgo o la falta de él. Imperaba la Ley del silencio”, esto ocurría el día 17 y el 18 de marzo “fue claramente un acto irresponsable, porque nuestros familiares estaban infectados y hubieran transferido el Covid-19 a todos nosotros” afirman con conocimiento de causa. El tiempo de incubación de la enfermedad lo sitúan los médicos entre 5 y 11 días después del contagio. Y en aquellos momentos era “un pico”, “un brote”, que hizo que se habilitará hasta dos plantas del centro para contener la propagación y con 60 residentes afectados como mínimo.



19/03/20 Pero el nivel de inconsciencia era tal en el interior del centro que el día 19 de marzo, “ en el comedor se juntaban para comer infectados y no infectados, confinados y no confinados” aseveran los familiares.


22/03/20 Para el día 22 de marzo “ los residentes deambulaban por los pasillos sin contención alguna ni supervisión del personal, con el peligro que para algunos la falta de esa protección podía conllevar. Hay residentes con demencias que no son conscientes de sus actos”, fue algo que no llegamos a comprender nunca “en un centro público, donde se supone que hay más recursos”, dicen consternados.


24/03/20 Unos días después el 24 de marzo fue cuando la consellera de sanidad catalana reconocía “un pico fuerte en el centro” pero para entonces habían transcurrido demasiados días para muchos residentes, personas de edades muy avanzadas y dependientes y el personal desbordado por la situación.



26/03/20 Para el día 26 les llamaban porque  “ sus familiares tenían síntomas compatibles con el Covid-19”. 


27/03/20 El día 27 ya se empezaban “ a manifestar las primeras infecciones de orina y síntomas de desorientación”. Ahí muchos se dieron cuenta que de “habérnoslos llevado a casa hubiera sido una gran irresponsabilidad. ¿Por qué quisieron hacernos esto?” se preguntan. 


SINTOMASMAYORES



30/03/20 Para el día 30, muchos “ ya tenían neumonía bilateral, y fiebre alta” según los facultativos era hora de “empezarles a dar, un tratamiento intravenoso, para intentar frenar la sobreinfección de orina y los problemas respiratorios” relatan los familiares.


Algunos por sus enfermedades asociadas empezaron a “ manifestar actitudes violentas” y para “salvaguardar su propia vida requirieron de inmovilizaciones” otros no, seguían con su tratamiento sin ser trasladados a ningún centro hospitalario y lo que les unía era que todos superaban los 70 años.


Fue por esta razón, ante el empeoramiento, que sus hijos y nietos, empezaron a preguntar al Centro “por un posible traslado a un centro hospitalario, por si necesitaban asistencia compatible con UCI”. La contestación del centro entonces fue “ estamos aplicando el protocolo, administrando antibióticos y oxigeno” por lo que se “negaron a trasladarlos a un Hospital”.  Algo que llama mucho la atención puesto que en los primeros casos “ sí se trasladó a los más graves a los hospitales”.



Cabe recordar que los primeros casos detectados en el municipio de Viladecans datan de finales de febrero, activándose varias veces el protocolo de Covid-19 en sendos CAPS locales.


De hecho el paciente Cero de Italia fue un trabajador de la empresa UNILEVER que también cuenta con oficinas en Viladecans.


Durante esos días,  nadie les informa, de que el verdadero tratamiento que le están dando a sus familiares en “un tratamiento paliativo”, nadie nos lo decía, afirman.


02/04/20 y 03/04/20 Los días 2 y 3 de abril, les permiten una visita a sus familiares residentes y comienza la sospecha de que algo no está bien. “No llevaban la vía intravenosa y el pinchazo en los brazos parecía de varios días” entonces se preguntan si realmente se les está administrando el tratamiento que les dicen los médicos del centro.


Y en los días posteriores se confirman sus sospechas, van falleciendo uno a uno, y pocas horas antes son informados “de que les están administrando un tratamiento paliativo” y luego mueren.


Pasan lo días y en los medios aparecen cifras aproximadas de fallecidos que podría ser superiores a la treintena 


28/04/20  Y casi al final de mes, la consejería de Sanidad ficha a la hasta entonces gerente del Centro Sociosanitario de Viladecans Federica Montseny para ser la persona que gestione el asesoramiento a las residencias de mayores de toda la comarca del Baix Llobregat y muchos se escandalizan. 


Y el 29/04/20 a preguntas sobre el fichaje de la gerente del Centro Sociosanitario Federica Montseny la consejera, Alba Vergés, dijo lo siguiente:





Rueda de prensa del Govern 29/04/2020


¿Cómo es posible que se fiche a una persona que no ha gestionado bien un brote y que presuntamente ha causado un regero de fallecimientos a sus espaldas?, se preguntan con insistencia los familiares de los residentes fallecidos.


Es entonces que toman cartas en el asunto y deciden denunciar, para  poner luz, sobre una situación donde “ ha habido cuanto menos un fallo de transparencia y un fatal desenlace para nuestros familiares”.  A nosotros “ no se nos ha atendido bien, no se nos ha informado bien y cuando tocaba. Creemos que no se activó bien los protocolos de protección y aislamiento en el centro, y si se activaron, fueron tarde"


"Para nosotros no ha habido intención de hacer las cosas bien” y añaden “nos van a quedar secuelas para resto de nuestras vidasDesde el momento en que le aplicaron morfina a nuestros familiares, teníamos que ser informados, para poder despedirnos y eso no se ha producido”.



“¿ A cuántas familias más les ha ocurrido como a las nuestras?” se preguntan. 

Por ello han denunciado todo lo que les ha ocurrido ante los Tribunales y esperan que más familias se animen ha hacerlo “ porque no vamos a recuperar a nuestros seres queridos, pero si queremos saber que es lo que realmente ha pasado y que no le pase a nadie más”, afirman rotundos. 


¿Y QUIÉN SE HARÁ RESPONSABLE DE LO OCURRIDO EN EL CENTRO SOCIOSANITARIO FEDERICA MONTSENY?


Escuche la pregunta del dia 23/04/20 a partir del minuto 0:54 hasta el minuto 1:22


"Si se incluyera en la investigación de la Fiscalía General del Estado a un consorcio sociosanitario, ¿quién asumiría la responsabiliad de las cosas que a lo mejor no se hayan hecho bien? ¿ El Departament de Salud? ¿ El Departament de Asuntos Sociales? ¿Otras instancias públicas que forman parte del Consorcio Sociosanitarios?.


La respuesta a partir del minuto 03:50 al 4:21.


"Respecto a las investigaciones de Fiscalía General del Estado, quién lo tendrá que asumir, pues ahora las respuestas las asumimos desde el Departamento de Salud, y por tanto, todas las peticiones de información que puedan venir de cualquier Juzgado y de Fiscalía que acaben llegado a la Consejería serán contestadas y eso lo haremos en coordinación con el Departamento de Trabajo y Asuntos Sociales y Familia y evidenemente con todo el Gobierno de la Generalitat de Catalunya".




Seguiremos informando...



La hija de un residente del Centro Sociosanitario Federica Montseny de Viladecans denuncia "graves deficiencias" en la atención
Donde dije digo, digo Diego: El alcalde de Viladecans pide ahora a la Generalitat más seguridad para los trabajadores y residentes del Frederica Montsey

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial