La Diputación de Barcelona movilizará 1.000 millones de euros para "reactivar" los municipios

|

Núria Marín, ha anunciado este lunes que se movilizarán de forma inmediata y hasta final de mandato 1.000 millones de euros para "reactivar la economía y la sociedad" de los municipios de la provincia.


Pw5


Rueda de prensa telemática de Núria Marin y Carmela Fortuny/ Diputación de Barcelona


Lo ha anunciado en una rueda de prensa telemática junta a la vicepresidenta segunda de la Diputación, Carmela Fortuny, en la que ha dicho que esta medida se formalizará en el pleno del jueves 28 de mayo.


Ha explicado que esta inversión tiene como objetivo "dar solvencia" a los ayuntamientos, y también ha dicho que la crisis del coronavirus obligará a reorientar el plan de mandato, y que estos 1.000 millones se movilizarán en dos fases, 100 de ellos en un plan de choque inmediato.


Pw1




"Ofrecemos solvencia a los ayuntamientos y tranquilidad en los municipios, como hemos sido haciendo desde el momento cero", ha explicado la presidenta de la Diputación, Nuria Marín. "Es esencial que ningún territorio ni persona queden atrás", ha asegurado.

El Compromiso municipal (2020-2023) con la reactivación económica y social de la Diputación de Barcelona se desarrollará, por un lado, a través de un Plan de Choque dotado con 100 millones de euros para hacer frente de forma inminente a los efectos de la pandemia de la COVID-19.

De la otra, el gobierno provincial aprobará un nueve Plan Red de Gobiernos Locales que permitirá destinar, durante los próximos tres años, 900 millones de euros para reactivar socialmente y económica las ciudades y pueblos de la provincia.


¿EN QUÉ CONSISTIRÁ EL PLAN DE CHOQUE 2020-2021?

De este conjunto de iniciativas anunciadas, destaca, por su urgencia, el Plan de Choque para hacer frente a la pandemia de la COVID-19, dotado con 100 millones de euros, que la Diputación de Barcelona ya ha puesto en marcha y que está formado por 5 líneas de apoyo.

1) Se destinará 15 millones de euros al pago de los gastos corrientes y extraordinarios que, a causa de la COVID-19, han tenido que hacer los ayuntamientos. Dentro del programa Ningún municipio atrás se incluyen gastos como, por ejemplo, la habilitación de espacios y equipaciones de acuerdo con los criterios de distanciación social, la adquisición de la tecnología necesaria para teletreballar o la ampliación de los cementerios municipales.

2) Otros 15 millones más al pago de los gastos extraordinarios en el ámbito de bienestar social que han tenido que asumir los ayuntamientos durante la crisis. Es el caso, entre otros, de la ampliación del Servicio de Atención Domiciliaria (SAD), del ofrecimiento del servicio de comida a domicilio, de la oferta de plazas residenciales a las personas sin hogar en equipaciones temporales de urgencia, o, finalmente, de los servicios de información y atención a las mujeres en casos de violencia machista durante el confinamiento.

3) La tercera línea de apoyo es la mejora de caminos municipales, con una partida de 10 millones de euros. El programa va destinado a la mejora de los caminos públicos y de uso público de los municipios de menos de 20.000 habitantes. El reparto está previsto según los kilómetros de caminos de cada municipio y, también, siguiendo criterios de impacto social y económico.



Pw2



4) Al apoyo a la economía local y a la ocupación se destinan 30 millones de euros del Plan de Choque. Entre otros medidas, esta línea prevé apoyo económico y acompañamiento técnico en los ayuntamientos que disponen de mercado municipal para que contraten plataformas tecnológicas de venta on-line; apoyo económico para reforzar los Servicios Locales de Ocupación y las Oficinas Técnicas Laborales y ayudas para impulsar el trabajo, el talento y la tecnología.

5) El Plan de Choque se completa con una línea de apoyo para paliar la situación de la cultura, la educación y el deporte, con 30 millones de euros más. Esto incluye, entre otros, ayudas económicas para mantener las equipaciones municipales y para compensar el encarecimiento que se prevé a las actividades de verano a causa de las nuevas medidas sanitarias. También incluye aportaciones económicas en las equipaciones culturales públicas para incentivar la programación y, entre otros, una partida específica en la Red de Bibliotecas Municipales para la adquisición de nuevos fondos a las librerías de proximidad.

La presidenta de la Diputación de Barcelona, Nuria Marín, ha puesto en valor estas cifras asegurando que "a pesar de la reducción que estamos viendo que seguro que se producirá en los ingresos de nuestra administración, no solo hemos mantenido el importe, si no que lo hemos aumentado en un esfuerzo para acompañar los ayuntamientos en sus inversiones".


900 millones  para incentivar la economía local

Como respuesta a la actual crisis sanitaria, económica y social, la Diputación de Barcelona también movilizará, durante los próximos tres años, 900 millones de euros para incentivar el relanzamiento social y económico de la provincia a través del nuevo Plan Red de Gobiernos Locales 2020-2023.

Hay que destacar el Programa General de Inversiones, dotado con 300 millones de euros y que tiene la finalidad de acompañar en los gobiernos locales en la hora de realizar nuevas inversiones sostenibles o de mantenimiento que fomenten, al mismo tiempo, la diversificación económica de su territorio. Este nuevo programa aumenta, sensiblemente, la dotación económica destinada durante el pasado mandato a las antiguas Mesas de Concertación (espacios formados por representantes de la Diputación y de los gobiernos locales, en los cuales se contrastaban las necesidades y se preacordaven las actuaciones y los recursos del mandato).

También para poder hacer frente a las necesidades municipales después de la crisis de la COVID-19, el gobierno de la Diputación hace una clara apuesta por el Catálogo de Servicios y Actividades, que aumentará su partida en un 60%, pasando de los 256 millones de euros del anterior mandato a los 410 millones de euros que están previstos para los próximos tres años. El Catálogo contiene todos los recursos económicos, materiales y técnicos que la Diputación posa a disposición de los ayuntamientos y consejos comarcales de la provincia garantizando, así, que pueden prestar servicios y actividades a la ciudadanía en las condiciones adecuadas y de forma equilibrada en todo el territorio.


Pw3



Durante los próximos tres años, la Diputación de Barcelona destinará 140 millones de euros a todo un conjunto de programas específicos, que permitirán dar respuesta a las nuevas emergencias que puedan surgir y a los diferentes sectores de actividad municipal.

Se prevé destinar 50 millones de euros en los gobiernos locales, mediante el apoyo en los programas FEDER que se impulsen u otras ayudas puntuales que tengan como finalidad asegurar la excelencia de la calidad de los servicios que los gobiernos locales ofrecen a la población.

En la presentación de este Compromiso municipal 2020-2023, la presidenta Marín ha insistido en la necesidad de sumar esfuerzos desde todas las administraciones para el relanzamiento social y económico. 


"Todo y la bajada de ingresos, estos 1.000 millones de euros de la Diputación de Barcelona están garantizados, pero tenemos que volver a insistir que necesitamos más recursos", ha asegurado, Núria Marin. 

"De la Generalitat de Cataluña, ahora que hay nuevo presupuesto, es importante que podamos tener un plus para ayudar los municipios. Y también del gobierno de España, para que sus recursos puedan revertir en los municipios, directamente o a través de las diputaciones", ha explicado la presidenta de la Diputación de Barcelona.


Comprometidos con los gobiernos locales

Con la aprobación del Plan de Choque 2020-2021 y del nuevo Plan Red de Gobiernos Locales 2020-2023, la Diputación de Barcelona refuerza su apoyo y compromiso con los gobiernos locales de la provincia en un contexto en el que estos tienen que jugar un papel clave como motores de la necesaria reactivación económica y social.

El objetivo es doble: actuar ante la emergencia de la COVID-19, de una forma rápida y urgente, y fortalecer los municipios, mejorando su solvencia presupuestaria, así como sus estructuras y capacidades de actuar.

"Esta pandemia ha demostrado que la acción climática, prioritaria para la Diputación, es ahora inaplazable", ha explicado la vicepresidenta segunda, Carmela Fortuny. 


"Hay que cambiar como vivimos y como crecemos, desde el apoyo a las inversiones sostenibles y el apoyo en unos ayuntamientos con mejores capacidades tecnológicas y organizativas. En definitiva, más resilientes", ha remachado.

Finalmente, hay que subrayar que el objetivo del relanzamiento social y económico impulsado desde los gobiernos locales se llevará a cabo incorporando los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en el marco de la Agenda 2030, así como la reactivación de la inversión local. 


​La Diputación de Barcelona amplía hasta 110 millones de euros el adelanto a los ayuntamientos
La Diputación de Barcelona ofrece al CatSalut concentradores de oxígeno de EE.UU.
El servicio de teleasistencia de la Diputación de Barcelona supera las 217.000 llamadas
Núria Marín: "Es el momento de que las distintas administraciones se entiendan y trabajen juntas"

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial