Los concesionarios reabren sus puertas tras el batacazo en las matriculaciones

|

El último mes de abril fue un mes negro para las matriculaciones de coches en España. Con poco más de 4.000 unidades vendidas, los concesionarios sufrieron un desplome inaudito en su cuota de negocio. En Catalunya, se registró un descenso del 95,6% respecto al abril de 2019, el "peor dato" de los últimos 20 años según datos de Fecavem, la patronal catalana de automoción.


Un mes más tarde, las medidas de relajación del confinamiento encuadradas en el plan de desescalada del Gobierno dibujan un horizonte más esperanzador para el sector.


Desde el pasado lunes 18 de mayo, todos los concesionarios, con independencia de su superficie y de la fase en que se encuentre la provincia donde estén localizados, pueden volver a abrir sus puertas. Eso sí, todos ellos tendrán que hacerlo con cita previa y cumpliendo unas estrictas medidas de seguridad que han sido avaladas por el Gobierno. Esta medida se hace extensiva a las estaciones de inspección técnica de vehículos, así como a los negocios de venta de maquinaria agrícola.


La necesidad de usar el vehículo propio y la caducidad anunciada de muchos modelos podrían sumar para facilitar un cierto retorno a las cifras de ventas que se registraron el año pasado.


OZONO Y GEL DESINFECTANTE: IMPRESCINDIBLES PARA ABRIR


La patronal española del motor, Faconauto, se ha puesto manos a la obra para preparar todos los puntos de venta del territorio nacional. Según informa la federación, los empresarios han destinado un monto de 11 millones de euros para proveerse de material protector e higienizante para volver a operar con todas las garantías para sus clientes.


Un portavoz de la patronal confirma que los compradores podrán seguir probando los coches siempre que lo soliciten. Para ello, los automóviles serán convenientemente desinfectados con ozono y gel desinfectante tras el uso de cada cliente. También se mantendrán dentro de las tiendas las distancias de seguridad de dos metros entre trabajadores, así como entre empleados y visitantes.


Concesionario


Jaume Roura, presidente de Fecavem y del Gremi del Motor: por "motivos de preocupación climática, se deberían retirar de circulación entre 10.000 y 12.000 vehículos que tienen mucha antigüedad". 


Con todo, la incertidumbre se cierne sobre un sector que, al igual que la restauración o el negocio inmobiliario, necesita imperiosamente la venta cara al público para salir adelante. A preguntas de Catalunyapress, la patronal reconoce que "durante los primeros días de mayo pocas operaciones se habrán podido cerrar" debido al estado de alarma, que paralizó completamente las exposiciones de vehículos durante prácticamente todos los meses de marzo y abril.


LAS OPORTUNIDADES DE LA CRISIS


Pero no todo es negativo. Pese al varapalo causado por la crisis, esta también presenta oportunidades indirectas que podrían facilitar la salida del hoyo. En particular, el uso del coche privado en detrimento del transporte público se presenta como un acicate que puede animar las ventas a corto y medio plazo.


Esa es la opinión de Jaume Roura, presidente de Fecavem y del Gremi del Motor, que también añade que por "motivos de preocupación climática, se deberían retirar de circulación entre 10.000 y 12.000 vehículos que tienen mucha antigüedad".


Por tanto, la necesidad de tomar el vehículo propio y la caducidad anunciada de muchos modelos podrían sumar para facilitar un retorno paulatino a las ventas que se contabilizaron el año pasado.

Las mascarillas serán obligatorias en la calle y los espacios cerrados siempre que no se garantice la distancia mínima
El Govern propone que Barcelona y la zona metropolitana pasen a fase 1

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial