Glovo recorta a la mitad la tarifa de sus riders en Barcelona

|

Un rider de l'empresa de repartiment de menjar a domicili Glovo


La plataforma de envíos a domicilio Glovo ha modificado la tarifa base por pedido de los 'riders' con los que colabora en Barcelona, una medida que ya funcionaba previamente en otras 27 ciudades españolas como Sevilla, Málaga y Madrid.


En un comunicado, Glovo defiende que este cambio ha sido validado con los repartidores, "después de recoger todas sus peticiones y consideraciones", y que se ha acelerado su implementación porque debido al estado de alarma por el coronavirus los 'riders' se veían obligados a hacer distancias más largas por pedido, debido al cierre de muchos establecimientos.


"La nueva estructura de pago tiene como objetivo equilibrar los pagos entre pedidos de corta y larga distancia, ya que estos últimos compensaban menos debido a la anterior estructura de pago", expone la empresa.


La plataforma defiende que una parte del pago se reduce, mientras que la relacionada con los kilómetros aumenta, y afirma que las ganancias por hora de los repartidores se mantiene a la vez que se garantiza que los ingresos por hora serán iguales a través del bonus añadido, tanto durante en la crisis sanitaria como posteriormente.


"Para cobrar por un pedido lo mismo que antes --de la pandemia-- tenemos que hacer 23 kilómetros. Las distancias son mucho más perjudiciales" , aseguran los repartidores.


A modo de ejemplo, esgrime que la tarifa media de pago en Málaga ha pasado de 7,43 euros a 8,56 euros, incrementándose un 15%; en Sevilla de 7,16 euros a 8,25 euros, un 15% más; y en Madrid de 8,24 euros a 9,65 euros, un 17% más.


"A esas tarifas se le suman los complementos que la compañía ofrece, como cuando llueve, que pueden incrementar el pago hasta en 0,40 euros por pedido", ha explicado Glovo, que agrega que la plataforma ha añadido una compensación del 10% para mejorar la experiencia del servicio al repartidor.


LA TARIFA BASE PASA DE 2,5 A 1,3 EUROS


Fuentes de Riders x Derechos han explicado su desacuerdo con el cambio de tarifa, ya que aseguran que pasarán de percibir 2,5 euros por recogida de base a 1,3 euros, y por ello anuncian que tomarán "acciones legales", no sólo porque la medida se haya implementado en Barcelona, sino por estar operativa en otras ciudades españolas.


"Para cobrar por un pedido lo mismo que antes --de la pandemia-- tenemos que hacer 23 kilómetros. Las distancias son mucho más perjudiciales", han afirmado, ya que han indicado que previamente a la crisis la media de kilómetros por pedido era de entre cinco y seis.


Han criticado que "Glovo baje la tarifa base a la mitad a merced de unos bonus que nunca son suficientes y que no se aplican a la práctica".


"No puede ser que más de la mitad de nuestro salario dependa de un bonus que puede ser tan variable como a la empresa le apetezca", han añadido las mismas fuentes.


También han lamentado que "no han visto ni una mascarilla" para poder protegerse del coronavirus mientras reparten los pedidos, por lo que han recordado que Glovo fue denunciada ante Inspección de Trabajo.

​La Diputación de Barcelona facilita que 20.000 empleados de los Ayuntamientos puedan teletrabajar
La Cámara de Barcelona ofrecerá un curso virtual de comercio electrónico

COMENTAR







Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial