15.800 personas necesitaron la ayuda de Cáritas Baix Llobregat en 2021

La ONG eclesiástica atiende a personas vulnerables que viven en la comarca, pero también a municipios del Alt Penedès, el Garraf y una parte del Anoia. Aunque las cifras descendieron respecto al 2020, se sigue muy por encima de las cifras previas a la crisis de la Covid.

|

Catalunyapress caritasbllob21
Un miembro de la ONG eclesiástica. Foto: Cáritas

 

6.246 hogares y 15.814 personas necesitaron la ayuda de la sección del Baix Llobregat de Cáritas en 2021. Como es habitual, por los alrededores de Corpus la entidad hace públicos los datos de su acción en la comarca, pero también en municipios del Alt Penedès, el Garraf y una parte del Anoia, la diócesis de Sant Feliu de Llobregat.

 

Cáritas apunta que en 2021 se vivió "un lógico descenso respecto a 2020, después de haber superado los momentos más duros de la pandemia", aunque apunta que se sigue muy por encima de las cifras previas a la crisis de la Covid, un 13% más de personas atendidas respecto a 2019.

 

LOS DATOS, POR TERRITORIOS

 

La ONG eclesiástica desglosa estos datos en función de las zonas geográficas en las que actúa; de este modo, la inmensa mayoría de sus actuaciones de 2021 fueron en el Baix Llobregat, con 9.488 personas que viven en 3.748 hogares.

 

Catalunyapress atenciocarbllob
Un trabajador de Câritas ayuda a dos chicas. Foto: Cáritas

 

En segundo término se encuentra la comarca del Garraf, donde se atendió a 3.163 personas que viven en un total de 1.249 pisos y domicilios.

 

Los datos del Alt Penedès son de 2.688 personas de 1.062 hogares, mientras que el último bloque, el de las personas que viven en el sur del Anoia son de 475 personas que viven en 187 domicilios.

 

MUJERES Y EXTRANJEROS SON ESPECIALMENTE VULNERABLES

 

Si se mira desde otro prisma, Cáritas apunta a que las mujeres, especialmente de familias monomarentales y con hijos, y las personas de origen extranjero tienen menos oportunidades y se encuentran en una situación de mayor vulnerabilidad.

 

Del mismo modo, Cáritas apunta la inestabilidad laboral, la precariedad de la vivienda, la brecha digital y la creciente exclusión social como motivos que dificultan la situación de estos colectivos y denuncia que la el ingreso mínimo vital (IMV) y la Renta garantizada de ciudadanía (RGC) sólo está llegando al 13% y al 28% respectivamente, de las personas en situación de pobreza severa.

 

Por ello, reclaman a las instituciones "políticas decididas que pongan los derechos y la dignidad de las personas en el centro, es necesario abordar las problemáticas de la vivienda, de la precariedad laboral y aumentar la cobertura de las rentas básicas" y "proteger las personas de las situaciones que generan vulnerabilidad y exclusión social".

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE