Los hospitales de Bellvitge y Sant Pau implantan un nuevo modelo de atención a pacientes con marcapasos

|

El Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona y el Hospital de Bellvitge de L'Hospitalet de Llobregat han desplegado un nuevo modelo de atención que "automáticamente permite conocer y actuar" cuando a un paciente con marcapasos se le detecta una anomalía.


Implante de un nuevo marcapasos sin cables por primera vez en Madrid y segunda en España

Implante de un marcapasos @ep


En un comunicado conjunto este martes, los centros han reivindicado que son los "primeros hospitales catalanes" en implantar este modelo asistencial que ha avalado la Comisión Europea en el marco del programa Horizon 2020.


Los pacientes que están implantados con un desfibrilador o un marcapasos están monitorizados vía control remoto diariamente a través de unos dispositivos especiales y los datos que transmiten hacen posible, si es necesario, una intervención de urgencia.


El nuevo modelo, además, aumenta la frecuencia del control de los seis o tres meses en las visitas presenciales a la transmisión diaria de datos con esta tecnología aplicada e incrementa "la seguridad y tiene un alto grado de satisfacción en los pacientes".


Este "avance ha sido posible gracias a la colaboración previa" de la industria que fabrica los marcapasos y los disfibriladores y con los equipos de Cardiología de Sant Pau y Bellvitge, que han preparado a los pacientes y a su entorno en el manejo de la tecnología aplicada a los dispositivos.


En este momento, en el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau, hay 3000 pacientes implantados con marcapasos y 1000 con desfibriladores y, en el Hospital de Bellvitge, 4.500 y 1.150 pacientes respectivamente.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial