​La alcaldesa Colau y su sacrifico por la ciudadanía

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Como no hay problemas suficientes, viene la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau y busca más. Eso sí, siempre en pro de la ciudadanía, dice ella.


Rueda de prensa de la alcaldesa de Barcelona en funciones, Ada Colau




Hace solo unos días, su regidora de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad , Janet Sanz, puso en pie de guerra al sector del automóvil y hasta la patronal Fomento de Trabajo después de sus declaraciones en las que aprovechando que el Pisuerga pasa por Valladolid se manifestarse en contra de la reactivación de la industria automovilística tras la pandemia. Lo justificaba con estas palabras “Es necesario una reconversión industrial del sector automovilístico. Es ahora o nunca. Han quedado muchas empresas afectadas con ERTES y con muchos excedentes de producto sin vender. Hay que evitar que se vuelva a colocar en el mercado y hay que evitar que esto se vuelva a reactivar”. Toda una visión de solidaridad con los miles de trabajadores que están sufriendo los ertes y que temen por sus puestos de trabajo, entre otros, por no ir más lejos Seat, Nissan y las empresas auxiliares que trabajan para ellas.


El sector del automóvil representa el 10% del PIB de Catalunya, genera 143.000 puestos de trabajo directos e indirectos y una facturación de 23.800 millones de euros. Tampoco hay que olvidar la cantidad de impuestos que pagan a los ayuntamientos estas empresas.  Janet es una regidora que no pasa desapercibida tanto por sus declaraciones como por su manera de actuar. Janet y Eloi Badía constituyen la guardia pretoriana de la alcaldesa, después de la marcha Gerardo Pisarello al Congreso de los Diputados para ampliar sus pretensiones políticas.


No hace tantos meses, una buena parte de la ciudadanía que utiliza la Gran Vía para sus desplazamientos, vieron pisoteados sus derechos por la acampada de unos cuantos "ocupas" en esta vía rápida a la altura de la Plaza Universidad, provocando la interrupción de ese espacio y la derivación de los coches por otros tramos, con los consiguientes problemas, para los conductores que vieron como un trayecto que lleva cinco minutos de Plaza de España a la Calle Balmes se transformaba en una hora. Así mantuvieron esta situación de desvío durante más de un mes con el consentimiento de la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona que se echaban mutuamente la culpa de quien tenía las competencias para desalojarlos. Varios sectores de la actividad económica se vieron gravemente afectados, más el cabreo monumental de los afectos, los dos vecinos de la Plaza Sant Jaume finalmente desalojaron a los “ocupas” de Gran Vía Plaza Universidad.


Ahora, la primera edil de Barcelona, Ada Colau, con la excusa de la desaceleración ha decido eliminar el carril lateral lado mar -el lado montaña solo lo utiliza el transporte público- para dedicarlos a las bicicletas y dice que, a los peatones, cuando precisamente esta vía dispone de dos paseos grandes que pueden disfrutar los viandantes. Otra vía de entrada como la Diagonal también sufriera la medida genial de Colau.


Suponemos que esta decisión viene a refrendar las declaraciones de su mano derecha, Janet que tanto a gustado al sufrido sector automovilista y ahora también a los ciudadanos que accede a la ciudad por estas vías rápidas. ¿Qué alternativas van a dar a las personas que están utilizando estas calles?. De momento, silencio administrativo y un favor a los trabajadores del sector del coche, para animarlos más de lo que están.


No se quien dijo que los políticos están para servir a la ciudadanía, pero creo que algunos tienen claro que son los ciudadanos los que tienen que servirles a ellos. Alguien con sentido de servicio afirmó que “el sentido común es el arte de resolver los problemas, no de plantearlos”. La alcaldesa Colau es una maestra en crear problemas donde no los hay 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial