Los Mossos alertan de una nueva modalidad de extorsión sexual en las redes sociales

|

En los últimos días los Mossos han recibido más de una cincuentena de alertas de varios usuarios afectados por la modalidad delictiva derivada de la llamada sextorsión


La sextorsión tiene su origen en el chantaje realizado a partir de la posesión por parte del chantajista de una imagen íntima.


La finalidad de este chantaje suele ser la obtención de dinero, el dominio de la voluntad de la víctima o la victimización sexual de la misma (muy común en los casos de internet grooming o de ciberviolencia de género).


Ciberseguridad



Las víctimas potenciales reciben un SMS o correo electrónico en el que les piden el pago de 2.000 dólares en bitcoins si no quieren que publiquen de imágenes suyas comprometidas mientras consultaba páginas de contenido pornográfico.


A veces, para presionar a las potenciales víctimas y dar mayor veracidad a la estafa les dicen que tienen sus contraseñas de acceso al correo electrónico.


La mayoría de las víctimas aseguran no haber accedido nunca a estas páginas, motivo que hace pensar a los investigadores que los estafadores no tienen ningún vídeo de los usuarios y que trata de una estafa con envío masivo de mensajes hasta conseguir que alguna de las personas usuarias de páginas de contenido sexual realice el pago solicitado por miedo a que se haga público lo que se conoce como sextorsión random o aleatorio.


Los Mossos han constatado que los datos de contacto y posibles contraseñas las podrían haber obtenido de brechas de seguridad en diferentes servicios de Internet. Por tanto, en la mayoría de casos se trata de datos obsoletas.


Ante cualquier duda de posible acceso ilegítimo a un servicio de Internet, se aconseja el cambio inmediato de la contraseña actual por una contraseña robusta así como también activar el doble factor de autenticación.


Ante este tipo de mensajes los Mossos recomiendan:

  1. No contestar el mensaje
  2. No hacer ningún pago.
  3. No descargar ningún archivo adjunto.
  4. No pulsar ningún enlace.
  5. Recuerde no abrir correos desconocidos
  6. Cambiar la contraseña de todas sus cuentas personales y bancarios.


En caso de que hubiera hecho algún pago, o detecta cualquier movimiento bancario o acceso inusual a sus cuentas u otro hecho delictivo,  debería dirigirse a la comisaría más cercana con el fin de interponer la correspondiente denuncia.


Mossos recomienda estar atentos a las fuentes oficiales de Mossos y sus redes sociales corporativas para tener información actualizada sobre este tipo de hechos delictivos.



Mossosciberdelicte



La gente se está relajando frente al confinamiento: los Mossos identifican a 18.326 personas en 48 horas

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE