La precariedad laboral y los precios de la vivienda incrementa la petición de becas comedor en el Baix Llobregat

|

La crisis de 2008 parece agua pasada, pero hay indicadores que muestran como esta mejora o bien no ha llegado a las familias o que muestran nuevos síntomas de recesión. Uno de estos factores son las ayudas sociales que se piden. Y en septiembre es la época para solicitar becas comedor.


En el Baix Llobregat, según informa el Consell Comarcal del Baix Llobregat, se han adjudicado 9.409 ayudas de comedor escolar que se dirigen al alumnado con necesidades socioeconómicas de segundo ciclo de educación infantil, primaria y secundaria obligatoria de centros sufragados con fondos públicos. Esto supone un incremento de cerca de 1.000 becas respecto al inicio del curso pasado. Las ayudas aprobadas cubren el 50% o el 100% del coste del comedor escolar y han tenido un coste de 5.717.160, 50 euros.


Comedor escolar



El Consell ha detallado que este año se ha recibido un total de 13.608 solicitudes y tiene clara la explicación. La alta demanda, que coincidió con el inicio de la crisis económica, se mantiene después de una década dado que en los últimos años se han producido dos factores principales: la precariedad laboral y el alto precio de la vivienda. De hecho, un estudio elaborado por la Generalitat, indica que en los últimos 13 años sólo los alquileres ya han subido más de un 20%, algo que afecta a las familias más vulnerable.


Cabe destacar que un 49% del total de la demanda de ayudas está en seguimiento y/o en intervención de los servicios sociales municipales. Por lo tanto, a las familias que presentan alguna desestructuración familiar y/o social se suman aquellas, que aunque trabajen, disponen de unos ingresos bajos para hacer frente a los gastos básicos, y en consecuencia están en riesgo de sufrir algún tipo de pobreza.


Es importante señalar que el comedor es un espacio educativo e integrador que debe garantizar la igualdad de oportunidades en la escuela. Es necesario continuar trabajando y reclamando a la Generalitat una mejora de los umbrales económicos para acceder a una ayuda, y en especial mejorar la situación de las ayudas de las familias monomarentales. Estas representan un 13% del total de las solicitudes y son una muestra de la feminización de la pobreza. La desigualdad salarial no se neutral desde un punto de vista de género: las mujeres reciben menos salario que los hombres, ocupan menos puestos de directivos y tienen mas dificultad para acceder al mercado de trabajo.

El curso escolar empieza con pocas novedades en el Baix Llobregat
Torra inaugura el curso escolar 2019-20 en Cornellà

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial