Los retos de Molins ante las elecciones municipales

|

Las elecciones municipales de este 26 de mayo en Molins de Rei se presentan llenas de caras nuevas y también con muchas incógnitas sobre el posible ganador. 


El que fuera de 2011 a 2013 por el PSC, Xavi Paz, se vuelve a presentar para ver si puede repetir en el cargo, aunque no podrá repetir seguramente la sociovergencia de esa legisltaura. Y repite también, y es la única ya, Ana Maria Aroca por Molins Camina. Pero a partir de aquí todas las caras son nuevas. De hecho, un ex compañero de partido de Aroca, Joan Albert Fabra se presenta como alcaldable por un nuevo partido, Moviment 15 Arcades.


Ayuntamiento molins


Carlos Sánchez, actual alcalde desde hace pocos meses, se presenta por primera vez como cabeza de lista de Junts per Molins en substitución de Joan Ramon Casals, ahora encargado de la secretaria del president Torra. Su principal rival, teniendo en cuenta los resultados de las generales, ERC, ha elegido a Marcel López como su alcaldable y una lista renovada tras las acusaciones de posibles "agresiones machistas" de la anterior cúpula a Silvia Guillén. Y otro grupo que tuvo problemas, Ciutadans, cuyo único regidor abandonó el partido para pasar a ser no adscrito, ha decidido que sea Laia Cassauba-Tircazot la encargada de hacer olvidar el pasado e incrementar su pese en el consistorio.


Carles Ros será el nuevo candidato a la alcaldía de la CUP y el el PP presenta a Antonio Valverde como candidato y se muestra convencido de que, esta vez, podrá entrar en el pleno. 


Y ya por último dos nuevos partidos, al margen de 15 Arcades. El grupo de Primàries Catalunya, en su día ligado a la ANC, se presenta bajo el nombre de Molins de Rei per la República y su alcaldable es Manuel Monllaó, mientras que los comunes han decidido poner como candidato a la alcaldía a Gerard Corredera que se presenta por Reviu Molins.


GESTIÓN INTERNA


Muchas caras nuevas para reparar un problema que viene de lejos y se repite y que todos los partidos admiten: apaciguar los problemas de los trabajadores del ayuntamiento. No es la primera vez que se habla, es un conflicto lejano y que denuncian sindicatos y partidos, incluso el pasado gobierno lo llegó a admitir. Los trabajadores están descontentos, hay plazas por abrir, algunos tienen un contrato de funcionarios y otros de internos y los malestares no dejan de crecer. 


Además de los gestión interna del ayuntamiento, las denuncias que durante este año se han hecho a la Policía Local son preocupantes. Se ha acusado a varios miembros de dedicarse a espiar a partidos del gobierno municipal y de la oposición, y a la cúpula de usar información privilegiada en su propio beneficio por lo que la confianza de los ciudadanos ha decaído y es un punto que suma en la sensación de inseguridad que muchos vecinos sienten.


La futura y prometida residencia de la tercera edad que se debe situar en el barrio de La Granja también centra el conflicto en campaña y lo va a hacer en el futuro. El partido que gane las elecciones y que forme gobierno tendrá que dirimir las distintas propuestas que hay sobre la gestión de este nuevo equipamiento ya que las propuestas son muy variadas y algunas hasta antagónicas.


Por último, el paro y la vivienda ya son temas recurrentes que se han instalado como problemáticas crónicas de la mayoría de municipios y que se deberá abordar de manera conjunta entre gobierno y oposición. Sean del color que sea y es que en Molins, los resultados pueden ser todo un misterio.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial