Esparreguera aún tiene vecinos desalojados y calles cortadas por culpa de las lluvias

|

Esparreguera vivienda afectada lluvia


Las lluvias de noviembre aún colean en el Baix Llobregat. Un caso claro es el que sucede en el Esparreguera, donde el ayuntamiento ha anunciado que el passatge de la plaça del Centre permanece cerrado temporalmente por motivos de seguridad y aún hay dos vecinos que no han podido volver a su casa.


Aunque desde el consistorio aseguran que "no hay peligro inminente de desprendimientos", quiere colocar cautelarmente una red de protección en un voladizo dañado por las fuertes lluvias del pasado mes de noviembre. Los aguaceros afectaron el edificio de la calle del Hospital número 3, al lado de este pasaje.


El concejal de Urbanismo, Rogeli de la Cruz, ha asegurado que "el edificio está apuntalado, la estructura está estable y no hay peligro inminente de desprendimientos". No obstante, ha apuntado que, "cautelarmente, queremos colocar una red de protección en un voladizo que da a la parte interior del pasaje", que estará cerrado hasta que se efectúe esta actuación. Asimismo, informó que el Ayuntamiento pedirá un estudio técnico para "valorar si es mejor rehabilitar el edificio o derribarlo".


El edificio fue desalojado el pasado 15 de noviembre como consecuencia de las intensas lluvias, que provocaron el filtrado de agua por el tejado y causaron importantes daños en la estructura. "Se habían desprendido partes del sostiene y el enlucido de algunas paredes y había vigas de madera en mal estado", afirma Rogelio de la Cruz. Estos hechos provocaron el desalojo de las dos personas de edad avanzada que vivían y el cierre de la calle del Hospital, que no se reabrió a la circulación de vehículos hasta la última semana de noviembre, después de haber apuntalado las tres plantas del edificio.


El hombre y la mujer que habitaban fueron ubicados en la residencia Santa Rita de Collbató, donde todavía viven actualmente. La concejala de Servicios Sociales y Mayores, María Vallejo, apuntó que "ambos están en lista de espera en la residencia municipal de Can Comelles en situación preferente, por la excepcionalidad del caso, y tan pronto como haya dos plazas disponibles podrán entrar ". Desde el momento en que se produjo el desalojo, el Ayuntamiento ha estado en contacto con los familiares de estas dos personas, que vivían en dos viviendas diferentes del edificio, para informarles de la situación.


En este edificio, propiedad del Ayuntamiento, también estaba la sede social de la Sociedad de Pescadores y la Sociedad de Cazadores. El concejal de Urbanismo explica que "nos hemos puesto en contacto con las dos entidades para tratar de buscar una opción para su reubicación, aunque sea temporalmente, pero de momento todavía estamos en conversaciones para encontrar un nuevo emplazamiento".

Esparreguera analiza el impacto de un rayo en la Iglesia de Santa Eulàlia
Las lluvias vuelven a provocar desperfectos en el Baix Llobregat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE