Los políticos hacen de periodistas y los periodistas ¿de políticos?

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Hay una frase de Mafalda que define muy bien lo que ocurre: “Que levante la mano los que estén hartos de ver el mundo manejados con los pies”. Una definición que se podría aplicar a muchas cosas, situaciones o actos. Creo que es universal y certera como todo su repertorio, eso se lo debe a su “padre''. Quino, un genio, que nos ha dejado hace unos pocos años.


Desde hace ya un tiempo, el mundo de la comunicación, con las nuevas tecnologías al alcance de quien quiera hacer uso de ellas, ha cambiado y de qué manera. Todos quieren ser periodistas, informadores, opinadores y hasta manipuladores de la realidad que no les beneficia . Aquella frase” zapatero a tu zapatos” no se cumple, ni siquiera el Zapatero que fue presidente de gobierno del Reino de España tras su “asesoramiento”- bien pagado, por cierto- al gobierno del dictador Maduro, que tiene coña la cosa.


El exvicepresidente segundo del Gobierno Pablo Iglesias, en el evento ‘Gobernar o tener el poder’, durante las fiesta del centenario del PCE, en el Auditorio Miguel Ríos de Rivas-Vaciamadrid, a 25 de septiembre de 2021, en Rivas-Vaciamadrid, Madrid (Españ

Pablo Iglesias @ep


De lo que se trata ahora, es de tener un espacio: Twitter, blog o un canal- con beneficios económicos o políticos que al final se traducen en lo mismo- de aquellos que quieren hacer de periodistas “famosos”, o mejor de estrellas. Es la moda y ya se sabe lo que suele suceder con ella: todos quieren ser los primeros en lucirla. Saben de todo, dan lecciones y son los ‘más mejores’ del mundo. Ejemplos ya tenemos demasiados, por desgracia: ¿Serán personas frustradas? ¡Pues va bien el país porque esto parece una plaga!


La moda ha llegado también a los políticos, con cargos, responsabilidades de gobierno, señorías, y hasta los que han dejado la política y dicen que se van, pero al final, de otro modo, pretenden continuar estando. Es el caso de Pablo Iglesias, que ha tardado dos telediarios en seguir metiendo cuchara en su partido. Para ello nada mejor, como él ha declarado, que acogerse al “oficio” de periodista/comentarista porque él quiere hacer “periodismo crítico” para ejercerlo con “más rigurosidad”, porque para ‘el auténtico’, los demás no lo hacen . ¿Se referirá al periodismo crítico que hacía en La Tuerka? Respiraba objetividad por todas partes y además se dijo en su día que el dinero para el canal provenía de un país democrático y poco crítico con los medios de comunicación como es Irán, resort de libertades y ejemplo para el mundo. Iglesias ha vuelto al periodismo “crítico”para ser el portavoz de la verdadera información y salvar al país de los periodistas a los que él ha puesto una etiqueta y los ha apuntado en su lista negra.


La vocación repentina de algunos políticos de convertirse en entrevistadores en su propio canal de YouTube, como es el caso de Juan Gabriel Rufián- tiene nombre de protagonista de telenovela sudamericanas- que ha debutado recientemente. Dicen que lo ha hecho para contrarrestar a la derecha que está copando las redes. Vamos, que afirman que la izquierda es muy mala en eso y que la derecha y especialmente la ultraderecha son unos maestros. Con este cambio de paradigmas, donde los políticos hacen de periodistas, los influencers muchos de los cuales, son estrellas, con ingresos millonarios, ¿Está en peligro la profesión de periodista? Algunos piensan que sí. Igual, tal y como está el panorama- hay ejemplos- los periodistas se dedicarán a hacer política sin ser elegidos, la cosa puede cambiar. Decía Mafalda que “un día se va a poner de moda ser un imbécil y algunos no van a saber qué hacer con tanta fama”. ¿Volverá el sentido común? ¿O como el covid, es una pandemia que va a necesitar vacuna?


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE