Las zonas azules y sus controladoras

|

Zona azul


A esta Colla del Mamut le están pasando desde la redacción de Vilapress unos correos sobre los "presuntos abusos" de los que son objeto en la zona azul de este municipio los viladecanenses. No es uno, ni dos, ni tres, son bastantes los casos. Hace ya tres meses que denunciábamos un nuevo sistema de multas que aplican las controladoras de la zona azul con resultados insólitos.


Hay un viladecanense que nos cuenta que hace unos meses le multaron en la zona azul de la calle Ángel Arañó y que aún no ha pagado. Estacionó su vehículo en la zona azul, su pareja se quedó esperando fuera del vehículo, apoyado en el mismo. Se iban a ir, cuando una "controladora" de “malos ciudadanos” pasó de largo, no dijo nada, no miró si tenía el ticket y comenzó a hacer fotos a algunos coches que estaban al lado de su vehículo. Dos semanas después les llegó una carta que contenía una multa de la zona azul de ese día. Se quedaron mirando a Pontevedra, porque en la multa se decía que el coche en cuestión "estaba abandonado", cosa que no era cierta según nos explican. Y una vez más, como es preceptivo, no dejaron la notificación de sanción "in situ" por lo que esta agente presuntamente incumplió con sus responsabilidades. Igual a esta ”agente” de la autoridad fotográfica o bien le hace falta una revisión oftalmológica o una amonestación por incumplimiento de sus funciones básicas, pero en todo caso, ya van dos comportamientos "anómalos" en este cuerpo de la zona azul y mucho nos tememos que lo que parecía una anécdota se empieza a convertir en una "presunta mala costumbre". ¿ A ustedes que les parece?.


Es indignante la rapidez que tienen algunos Ayuntamientos , especialmente el de Viladecans,en poner multas, y lo lentos que son a la hora de responder los escritos de los vecinos. El caso que publicó Vilapress hace tres meses, llevó a los afectados a presentar un recurso lo suficientemente documentado para que le respondieran rápidamente, porque estaba muy bien documentado. Han pasado tres meses, y la respuesta sigue sin llegar ¿por qué? Algunos pensarán que es porque se pagó la multa, los cerca de 50 euros para no pagar el incremento a 100 euros y eso te quita la razón y nada más lejos de la verdad. Seguramente los "sesudos letrados" locales están buscando un resquicio legal o quizás están muy entretenidos con eso de promocionar el Viladecans, moderno, ecologista, tecnológico, "tochero", avanzado y con el mobiliario urbano más potente del Baix, que decimos del mundo, mundial.


Los ayuntamientos, teóricamente están para servir a la ciudadanía: facilitarle las cosas, ayudarles, poner a su alcance las herramientas que les faciliten las cosas y así podríamos hacer una larga lista. La realidad es bien distinta. Es una persecución constante: zonas azules, radares- según el ecologista Mazón, con criterio disuasivos, pero en realidad es que tienen afán recaudatorio, no hay plazas de aparcamientos cerca de los centros de salud y la ciudadanía tiene que buscarse la vida. ¿Para qué hacen aparcamientos públicos? ¿es un servicio, o un negocio de lucro privado para algunos?, ¡que se lo pregunten a Urbaser! -y de ese tema hablaremos en otro artículo- . Mientras que para los "paganinis" todo es un pagar y aguantar, ¡vamos un calvario!.


Las diferencias del Ayuntamiento de Viladecans con otros municipios vecinos son abismales. Mientras Gavà y Sant Boi - por no ir más lejos- cuidan a sus ciudadanos que utilizan coches no contaminantes, y que disponen de dos horas gratis, en Viladecans no solo no la aplican para incentivar el uso de estos vehículos, sino que los persiguen para multarlos, sin dejar la perceptiva notificación de imposición de multas y además da la impresión de que nunca tienen razón. Tratan a las personas como delincuentes. ¡Ya está bien del efecto recaudatorio que se aplica en este ayuntamiento tan efectivo en poner multas! ¿Hasta cuándo van a seguir con esta práctica tan de izquierdas?. Pues hasta que la gente deje aparcado el miedo en la zona azul y que vengan los controladores a multarlos. 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial