Las enfermeras de Bellvitge reivindican sus derechos en plena pandemia

|

El Sindicato de Enfermería SATSE Cataluña ha denunciado que la Dirección del Hospital de Bellvitge está mostrando "una falta de apoyo hacia sus profesionales, en un momento donde todos estamos dando mucho de nosotros mismos". 


Imagen de archivo de unas enfermeras trabajando con mascarillas.



Las enfermeras quieren reivindicar que se les reconozca como tiempo trabajado el cuarto de hora que (llegando antes o marchando después) utilizan para compartir información sobre los pacientes. "No estamos pidiendo ni que suban los sueldos, sino que reconozcan el tiempo efectivo de trabajo. Es lo que llamamos el solape entre turnos, que se da sobre todo en unidades de hospitalización", explica Esther Casiñé, delegada de SATSE Bellvitge. 


El Sindicato de Enfermería SATSE Cataluña explica que la histórica demanda es aún más importante en la situación de pandemia, ya que "los profesionales, a pesar del agotamiento, llegan antes y se van después para coincidir con la enfermera del turno anterior y recibir información sobre los pacientes".


La Organización calcula que las enfermeras están trabajando al menos entre quince minutos y media hora extra a diario, lo que, al final del año, son varios días extra. El Sindicato también reivindica que se les facilite el aparcamiento de los vehículos particulares de los sanitarios, ya que la zona habitual está ocupada por las nuevas instalaciones


"Es una reivindicación histórica que ahora resulta más importante que nunca" explican desde SATSE Bellvitge, ya que la Covid19 está provocando una carga asistencial muy alta, y los profesionales "tenemos la sensación de que cada jornada es una maratón en la que debes añadir un tiempo extra que no te reconocen". 


Además de la importancia que tiene en cuanto a condiciones laborales, los delegados recuerdan que es un tiempo que se está reconociendo en otros hospitales y en algunas áreas del mismo Bellvitge, no hacerlo con todas las enfermeras del centro supone un duro golpe a los ánimos del profesional. "Dentro del propio hospital hay servicios donde sí está reconocido", explica Esther Casiñé. "A nosotros no se nos reconoce porque, a la larga, tendrían que compensarnos en más días de fiesta. Al año quizás se te acumulan seis días de fiesta que estamos regalando al Hospital", asegura.


Situación insostenible 

Desde SATSE explican que las enfermeras están muy cansadas por las jornadas laborales, sobre todo desde el inicio de la pandemia. "Ahora mismo estamos mucho más cansadas, tanto física como mentalmente, y pedimos recuperar jornadas, tener solapes y poder descansar", dice Casiñé, quien asegura que el problema viene de antes. "Vamos cortos de plantilla estructural desde hace años. Yo llevo 15 años en la misma unidad y somos el mismo personal, no se ha aumentado las plantillas. No es que haya más gente por unidad, sino que hay otras unidades y no somos más personal por ratio. En ratio enfermera paciente vamos a la cola de Europa, está desfasada". 


Según explica esta enfermera, hay mucha tensión porque la carga de trabajo es muy grande y la gente está agotada. "La sanidad hay que humanizarla pero hay que empezar por el personal, hay que tener en cuenta las necesidades de los trabajadores. La gente tiene que poder conciliar su vida personal y la laboral", concluye.  

Las enfermeras catalanas alertan sobre la exposición de la piel al sol por la pandemia
Las enfermeras catalanas piden que se doble el personal de Familiar y Comunitaria de los CAPS

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial