Conoce las diferentes medidas adoptadas frente al Covid-19

|

Banderas de las Comunidades Autónomas


Pierre es un camionero francés cuyo trabajo consiste en transportar mercancías por Europa y este miércoles le toca visitar España. En su país permanecen cerrados todos los comercios no indispensables, lo que incluye bares y restaurantes. Sólo se permite que continuen con la actividad las fábricas, explotaciones agrícolas y la construcción. Guarderías, colegios e institutos también permanecen abiertos. 


Su viaje empieza en París, y para llegar a España tiene que pasar las regiones del Valle de Loira, Auvernia y Occitania. En todas ellas, las medidas adoptadas por el Ejecutivo francés para frenar el coronavirus son las mismas. Faltan pocos minutos para llegar a la Junquera, y Pierre se dispone a ver qué medidas deberá cumplir al cruzar la frontera. Le cuesta encontrar la normativa de referencia en el Estado español, pero con suerte accede a la información proporcionada por el Govern catalán. El camionero respira tranquilo y entra en Catalunya . Hay una gran cola, ya que muchos franceses están bajando a los outlet de la Junquera para hacer sus compras (en su país solo están abiertos los comercios esenciales). Porque sí, Francia está confinada, pero la frontera con España sigue abierta. 


Pierre ya está en Catalunya. En este territorio hay un toque de queda que empieza a las 22:00, los bares y restaurantes están cerrados y los comercios pequeños siguen abiertos. Sabe que si para en una gasolinera sólo podrá pedir comida para llevar y comérsela en su camión, algo que detesta, ya que después de horas conduciendo solo, uno de sus mayores placeres es poder tener una pequeña charla con otros camioneros en los restaurantes de las áreas de servicio. Aún le queda un largo viaje por España y, resignado, prosigue su ruta. 


Se dirije hacia Madrid. Tras recorrer el territorio catalán debe entrar en la Comunidad Autónoma de Aragón. Se da cuenta que hay muchos controles, y es que tanto Catalunya como Aragón están confinadas perimetralmente. Pierre no tiene ningún problema para pasar porque es un trabajador esencial y, rápidamente, pone rumbo a Zaragoza. Aún es de día y Pierre se lleva la primera sorpresa: los bares están abiertos. ¿Qué ocurre? Se pregunta. No sabe que cada comunidad tiene sus propias normas y él solo ha consultado las de Catalunya. Después de unos minutos en Google consigue acceder a las restricciones que ha implantado Aragón. 


El Ejecutivo socialista de Javier Lambán ha confinado las ciudades de Huesca, Zaragoza y Teruel. Toda la región se encuentra en el nivel 3 de alarma, el más restrictivo, con aforos del 25% (en terrazas hasta el 50%) y el cierre de la hostelería a las 22:00. El toque de queda empieza más tarde que en Catalunya, a las 23:00. Pierre se pregunta por qué Zaragoza se encuentra en el nivel más restrictivo de alarma y tiene medidas mas relajadas que Catalunya. También se lo pregunta a varios aragoneses. Nadie sabe responder. Ni el propio Javier Lambán. 


El viaje de Pierre empieza a ser tenso. Ahora puede parar en un área de servicio y tomar un tentempié con sus compañeros, pero aún le quedan unas cuantas comunidades por cruzar y no tiene ni remota idea de qué puede hacer y qué no. Llega a Castilla-La Mancha sobre las 23:00 y al cruzar un pequeño pueblo manchego ve a gente en la calle. ¿No había toque de queda? , se pregunta. Coge su smartphone y vuelve a Google. Se da cuenta de que el Gobierno de Emiliano García-Page también tiene sus propias normas y ahí el toque de queda empieza a las 00:00.  Sintiendo ya bastante hastío y pensando seriamente en ir a una tienda de impresión para tener en papel el largo listado de normas que funcionan en cada territorio español, prosigue su camino. Total, tampoco sabe qué tiendas encontrará abiertas ni en qué comunidad.


Llega a la frontera de Castilla-La Mancha con la Comunidad de Madrid. Pasa por un control de la policía castellanomanchega y al llegar al otro lado, no hay controles: Madrid no está confinada perimetralmente. Se pregunta si tiene algún sentido esta disparidad de criterios en dos comunidades que comparten frontera, pero prefiere no pensar más. Pierre empieza a estar un poco indignado porque se siente totalmente perdido. Sin embargo, no piensa más y decide seguir su camino. Piensa que cuanto antes arranque, antes acabará esta montaña rusa de medidas y volverá a su amada París. 


Al cruzar la Comunidad de Madrid para a tomar un refresco y decide informarse sobre las normas de la región. Lee que el Ejecutivo madrileño aplica desde el 26 de octubre hasta el 8 de noviembre un confinamiento selectivo en 32 zonas básicas de salud, 19 de ellas en la capital, de las que no se puede entrar ni salir salvo causa justificada. Mira la ruta que ha hecho y es incapaz de enterarse de si ha pasado por zonas confinadas o no. También lee que los bares y restaurantes del territorio deben cerrar a las 00:00, la misma hora en que los ciudadanos deben estar en sus casas.¿Tendrán los madrileños superpoderes y se pueden teletransportar? Se pregunta. Le entra dolor de cabeza. Abandona la comunidad. 


Ahora se dirije a Cádiz y tiene que volver a cruzar Castilla-La Mancha para ir hacia Extremadura. Se pregunta si tendrá restricciones distintas a las de las otras comunidades pero entiende que seguramente sí, y ya ni lo mira. Total, él es un trabajador esencial y no le afectan. Los extremeños tienen establecido el toque de queda en su territorio de 0:00 a 6:00. De momento, el Gobierno de la región no se plantea el cierre perimetral de la autonomía, como anunció el 26 de octubre el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad, José María Vergeles. Mérida, Cáceres y Badajoz, entre otros municipios, sufren limitaciones más severas que el resto de la comunidad. El 30 de octubre, la Junta aprobó reducciones de aforos al 25% en Mérida en la mayoría de los espacios, y al 50% en Badajoz y Cáceres, durante 14 días.


Pero Pierre ya no quiere saber nada de todo esto. Quiere acabar su ruta y, si fuese posible, saldría del país por Marruecos para no tener que volver a cruzarlo. Llega a Andalucía y por los controles se da cuenta de que, a diferencia de Extremadura, sí está confinada perimetralmente. Ya no se plantea ni siquiera si tiene sentido. En su camino hasta Cadiz va pasando por distintos tipos de restricciones, y es que 450 municipios de la comunidad están confinados, el resto no. 


Finalmente llega a Cádiz y respira tranquilo. Se pregunta si ha cruzado un país o los reinos de taifas. ¿Hay algún tipo de Gobierno que gestione todo el territorio?, se pregunta. Mira el horario de los toques de queda en cada comunidad y lo descarta. No puede haber vida inteligente capaz de diseñar tal despropósito. Abandona el camión y huye a Marruecos. No puede más. 


Horario del toque de queda por Comunidades: 


Andalucía -  De 23.00 a 6.00

Aragón - De 23.00 a 6.00

Asturias -  De 23.00 a 6.00

Baleares -  De 0.00 a 6.00

Cantabria -  De 0.00 a 6.00

Castilla-La Mancha -  De 0.00 a 6.00

Castilla y León -  De 22.00 a 6.00

Catalunya -  De 22.00 a 6.00

Comunidad Valenciana -  De 0.00 a 6.00

Extremadura -  De 0.00 a 6.00

Galicia -  De 23.00 a 6.00

La Rioja -  De 23.00 a 6.00

Madrid -  De 0.00 a 6.00

Murcia - De 23.00 a 6.00

Navarra -  De 23.00 a 6.00

País Vasco -  De 23.00 a 6.00


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial