Las limpiadoras del Hospital de Viladecans: "Nos hemos jugado la salud y desde la Generalitat no nos reconocen"

|

Han estado sometidas a los mismos riesgos que los componentes del sector sanitario que han tenido que lidiar con la Covid-19. Han sufrido contagios en los centros sanitarios y han visto morir pacientes a los que apenas unas horas antes habían intentado dar ánimos mientras limpiaban una habitación.


Paola Torres   CCOO 4


Experiencias duras y difíciles para personas que no están acostumbradas a ese tipo de situaciones y que han hecho un esfuerzo extraordinario aportando su granito de arena para contribuir de la menor manera posible a superar la pandemia.


Pero ahora se encuentran con que la Generalitat se ha olvidado del sector a la hora de premiar con una gratificación a las personas que han sido esenciales y que han expuesto su salud para que los centros sanitarios y residencias mantuvieran un servicio de limpieza lo más adecuado posible.


SUFRIMIENTO EMOCIONAL

Por ahora sus reclamaciones han caído en saco roto y eso ha aumentado su indignación. "Nos hemos jugado la salud, hemos hecho un esfuerzo tremendo en nuestro trabajo, hemos sufrido emocionalmente y, sin embargo, desde la Generalitat no se considera que nuestro trabajo haya sido esencial para los hospitales o los ambulatorios", asegura Paola Torres, delegada del sindicato Comisiones Obreras y trabajadora de la limpieza en el Hospital de Viladecans, en declaraciones a CatalunyaPress.


Asegura que han corrido los mismos riesgos que el resto del personal que trabajaba en los centros por la falta de material de seguridad. Pero eso no les ha hecho desfallecer. "En ningún momento hemos dejado de trabajar. ¿Qué hubiera pasado si se empiezan a coger bajas laborales y los hospitales no se limpian y desinfectan?", se pregunta Paola.


Reconoce que algunas de las trabajadoras acudían al centro con miedo, pero que ninguna ha dejado de hacerlo. "Estamos hechas polvo, física y emocionalmente, pero vemos que nuestro esfuerzo no lo quieren reconocer. Muchas llegaban a su casa y rompían a llorar por lo que habían tenido que vivir en el hospital", dice.


MAYOR VALORACIÓN

Y avisa que si hay un rebrote, parte de las trabajadoras no están dispuestas a volver a poner en riesgo su salud. "La Generalitat no quiere reconocer el tremendo esfuerzo que hemos hecho y eso ha sentado muy mal. Hay personas que si hay un rebrote no están dispuestas a hacer el mismo esfuerzo y que cogerán la baja. Y ya veremos lo que pasa entonces", añade.


Hospital deViladecans 1


Explica que el trabajo ha sido mucho más difícil que en épocas normales por muchas razones. "Primero estaba el aspecto emocional. Hemos visto morir personas y nosotras no estamos acostumbradas a eso. Un día entrabas en una habitación, hablabas con el enfermo, que se sentía muy solo, y un par de días después volvías y aquella persona había fallecido. Ha sido muy duro. Además, hemos trabajado con mascarilla y doble bata para intentar evitar contagios, y eso nos hace sudar mucho, por lo que el trabajo es mucho más incómodo. También hemos tenido que trabajar permanentemente con productos de desinfección en una situación más peligrosa de lo habitual por el mayor tiempo que estábamos en contacto con ellos. Y todo ello por menos de 1.000 euros", argumenta.


MEDIDAS DE SEGURIDAD

La ausencia de material de protección durante mucho tiempo ha hecho que muchas de sus compañeras trabajaran con miedo. "Pedías mascarillas, y no había. Y ya no hablemos de trajes buzo. Al final, se consiguieron, pero cuando entrabas en una habitación con contagiados, te tenías que cambiar de ropa, y cuando salías, otra vez. Eso suponía un esfuerzo añadido", afirma Paola.


Además, han visto como personas que se incorporaban al servicio como refuerzos se encontraban con situaciones que no lograban gestionar. "Hemos visto personal de refuerzo que por miedo se negaba a entrar en las habitaciones con contagiados, que no se esperaban tener que vivir situaciones como esa sin las medidas de seguridad adecuadas", reconoce.


Por todo ello, considera que deben recibir el mismo trato por parte de las administraciones que el resto de los trabajadores del sector sanitario, aunque desde la Generalitat les niegan lo que ellas considera de justicia.

Los quirófanos del Hospital de Viladecans se habilatarán como UCIs
El Hospital de Viladecans reserva tres unidades solo al coronavirus

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial