¿​Por qué hay tantos calvos en Viladecans?

|

En el último pleno del ayuntamiento de Viladecans que se celebró el pasado día 28 de mayo, todos los partidos que constituyen el consistorio, estaban encantados de conocerse por haber llegado a un acuerdo que el pleno rectificó por unanimidad, el Plan de Reactivación Local, que incluye 134 medidas que aplicará la administración local en los próximos meses. Solo hay que escuchar los razonamientos de cada uno de los intervinientes, que solo hacían que alabarse por la consecución del acuerdo. El jabón se había agotado en los comercios de tanto jaboneo que se dieron. ¡Qué gran logro, para la ciudad!. Son unos héroes de primera, más que los sanitarios que han cuidado y siguen cuidando de las personas en esta pandemia.


Calvos




Para este gran proyecto el equipo de gobierno  va a destinar  cuatro millones de euros, una cifra realmente espectacular pensará algunos. ¿Espectacular?, cremos  que es muy insuficiente para una población que supera los 60.000 habitantes teniendo en cuenta que una parte de ese dinero proviene de ayudas estatales autonómicas.


Lo que no se explicó en el pleno, ni a la ciudadanía, son varias cosas: que más de una de esas medidas del acuerdo ya las había anunciado el consistorio el pasado 26 de marzo, en “medidas económicas para paliar los efectos del covid en la economía local y los temas sociales”. Entre esas  estaban ya alargar dos meses el pago de los recibos del IBI, el tributo metropolitano, ampliar el pago del impuesto de vehículos. También informaron que, durante el estado de alarma, no se emitiría ningún tributo, ni multas de tráfico. Los aparcamientos de zonas azules serían gratuitos durante el tiempo que durara el estado de alarma. Anunciaban que se suspendía también los recibos de varios servicios como las guarderías municipales, el Ateneo de las Arts y los complejos deportivos municipales de Pódium y Atrium.


En cuanto a la actividad comercial, acordaron, la devolución de las tasas de ocupación para las terrazas de bares y restaurantes además de una compensación en la tasa de residuos de los establecimientos cerrados y a los paradistas del mercado semanal.


Dos meses después de tomar estas medidas, convocan a los partidos de la oposición para hacer el paripé de que cuentan con ellos. ¿Por qué no lo hicieron antes?, porque no le interesaba al equipo de gobierno y la oposición se ha tragado con patatas fritas estos dos meses, lo mismo que las medidas anteriores sin que hubieran contados con ellos.


Pero vayamos por parte. Las 134 medidas que van a tomar se supone que con los cuatro millones que van a dedicar al plan, no llegan para todo, al no ser que el alcalde se crea Jesucristo y reproduzca el milagro de los panes  y los peces. También hay que aclarar que, de los cuatro millones, casi la mitad son tasas que el ayuntamiento deja de cobrar porque no se han dado los servicios: comedores escolares, Atrium, etc...


Con todas las anulaciones de actos que no se han realizado: Fira  de Sant Isidre, Teatre al Carrer, Fiesta mayor etc., la cantidad de dinero que no se ha gastado, ¿por qué no se destina a la emergencia social?. Y no hay que olvidarse de la tomadura de pelo en cuanto a la gratuidad de las zonas azules hasta el final del estado de alarma, pues ya hace unos días que si los ciudadanos quieren aparcar han de pagar el tiket para que no se lleven la sorpresa de encontrar una multa en el parabrisas de su coche. Que se sepa, el gobierno central no ha levantado el estado de alarma.


Con las ayudas estatales, autonómicas y de otras instituciones, ¿cuánto dinero pondrá realmente el ayuntamiento de su presupuesto para ayudar a los viladecanense, las empresas o los comercios? Esa es la gran pregunta que debería responder el ayuntamiento, desglosando todos los datos. ¿Lo hará?, seguro que no.


La transparencia que anunciaba Joana Sánchez, en el último pleno para que aprobarán todos los grupos entrar en una asociación de transparencia, quedó demostrada que hay bien poca, cuando algunos de los portavoces de la oposición denunciaban que habían solicitado documentaciones sobre algunos temas,y en más de un caso, hacia más de un año y aún estaban esperando recibir respuesta. El único partido de la oposición que votó a favor de la adhesión al “chiringuito” fue su “socio", ¿gratuito?, de Podemos que no se entera de nada o quizás se entera demasiado de todo.


Con todo lo que hemos explicado, ahora entenderán porque hay tantos calvos en Viladecans

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial