Los sindicatos de Nissan vuelven a manifestarse frente a la Delegación del Gobierno

|

Unos 1.300 trabajadores de Nissan --según cifras de la Guardia Urbana de Barcelona-- se han manifestado este martes en la capital catalana para exigir un plan industrial de futuro para las plantas catalanas y del resto del Estado.


La movilización ha arrancado desde la plaza Catalunya de Barcelona camino de la Delegación del Gobierno en Barcelona, donde se han reunido con la delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera.


Los manifestantes han salido a las 18.20 horas de la plaza Catalunya por la Ronda de Sant Pere y, al llegar a la plaza Urquinaona, han enfilado la calle Pau Claris hasta la calle Casp.


Han seguido avanzando por la calle Roger de Llúria, cortando momentáneamente la Gran Via y luego por la calle Aragó, hasta llegar a la delegación del Gobierno, pasadas las 19.15 horas.



Durante la marcha, encabezada por una pancarta con el lema 'Nissan: ¡Basta de mentiras! Exigimos un futuro real', los trabajadores han gritado proclamas como 'Queremos futuro', 'Si esto no se arregla: guerra, guerra, guerra' y 'Barcelona, escucha: la Nissan está en lucha', entre constantes ruidos de sirenas y silbidos.



Manifestaciu00f3n de la plantilla de Nissan frente a la Delegaciu00f3n del Gobierno


REUNIÓN


En la reunión con Cunillera, que ha durado poco más de media hora, los representantes le han reclamado soluciones para garantizar el futuro de las plantas en España.


Le han pedido que se pongan a trabajar en una solución y que "no van a parar" de protestar hasta que haya una solución encima de la mesa.


Así lo ha explicado el secretario general de CC.OO. en Nissan, Miguel Ángel Boiza, al salir de la reunión, cuando la manifestación ya se ha dado por terminada.


FUTURO INCIERTO


La manifestación llega después de que en enero se anunciase que la factoría dejaría de producir el modelo de pick-up X-Class en la planta barcelonesa a partir del próximo mes de mayo. Esta noticia cayó como un mazazo sobre una fábrica que ha visto paulatinamente reducida su capacidad productiva, hasta el punto de trabajar a un ritmo de únicamente el 20%.


El pasado martes 4 de febrero, la plantilla de Nissan dio comienzo a un calendario de movilizaciones con una concentración frente al consulado general de Japón en Barcelona, con el objetivo de que la alta dirección nipona se siente concernida por el futuro de la planta catalana.

El bajo rendimiento de Nissan hunde los beneficios del grupo Renault
Los trabajadores de Nissan se concentran ante el consulado de Japón en Barcelona

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial