Esplugues se pone estricta con la tenencia de animales

|

Tras 20 años con la misma ordenanza reguladora de la tenencia de animales, el ayuntamiento de Esplugues de Llobregat, ha renovado finalmente la normativa que ha entrado en vigor a mediados de este año, para adaptarla sobre todo a los "cambios de mentalidad social en relación con la convivencia ciudadana", según dice el texto.


Un texto que regula desde los espectáculos con animales hasta las sanciones y obligaciones de los propietarios de mascotas para facilitar y mejorar el civismo. Así entre las medidas que contempla la nueva normativa está la prohibición de la exhibición de animales salvajes en circos o la la obligación de que las personas que sean propietarias o poseedoras de perros considerados potencialmente peligrosos dispongan, además, de licencia administrativa.


Perros civismo


También es objeto de esta ordenanza "regular la protección, el control y la tenencia de animales dentro del término municipal de Esplugues y, especialmente, la interrelación entre las personas y los animales en aspectos de convivencia humana y en actividades de recreo y lucrativas con un doble objetivo: la protección de la convivencia, la seguridad y la salud de las personas, y la protección y el bienestar de los animales".


La obligación de identificar mediante ADN a los animales de compañía es una de las novedades. Respecto al comportamiento de estos animales en la vía pública se regula como deben ir sujetos, así como la obligación de recoger sus deposiciones y de limpiar sus micciones con agua (ver cuadros adjuntos).


Entre otros aspectos, incluye como condiciones y prohibiciones de la tenencia de animales disponer de las condiciones higiénicas, sanitarias, de bienestar y de seguridad óptimas para su alojamiento, manejo y trato. Asimismo las personas propietarias o poseedoras de animales están obligadas a evitar su fuga y a identificar a sus mascotas electrónicamente con un microchip y genéticamente (ADN) mediante la extracción de sangre y la obtención de la certificación expedida por la persona facultativa veterinaria que haya realizado el extracción. 


En el apartado de sanciones la ordenanza indica que las personas poseedoras de animales deben adoptar medidas para que no ensucien con sus excrementos las vías y espacios públicos, fachadas de edificios, vehículos en la vía pública o el mobiliario urbano. Están obligadas a recoger inmediatamente las deposiciones de sus animales sino la multa puede llegar a ser de hasta 300 euros.


Lo mismo sucede con las micciones de los animales, deberán hacerse en sumideros del alcantarillado o en alcorques de los árboles. Si se hace fuera de estos lugares, las personas están obligadas a rociarlos inmediatamente con agua o pagarán hasta 150 euros. 


El ayuntamiento también ha recordado que los animales deben ir provistos de correa o cadena y collar, excepto en lugares o espacios habilitados para dejar libres los perros sino se les puede imponer a los dueños una multa de 150 euros. También queda prohibida la presencia de animales domésticos en las áreas ajardinadas de los parques públicos y en las áreas destinadas al uso infantil (hasta 150 euros).


Otra de las sanciones puede afectar también a los paseadores de perros ya que no se permite la conducción de más de tres perros por persona, o de dos si el peso conjunto de ambos supera los 60 kg. Con una sanción que puede llegar hasta los 300 euros. 


El uso de bozal es obligatorio para los animales de razas para las que así lo establezca la normativa (hasta 1.500 euros).


Las sanciones más elevadas por eso es la que implica maltrato a los animales (conlleva sanciones de hasta 400 euros), abandonarlos (hasta 2.000 euros) y utilizarlos en peleas y espectáculos (hasta 20.000 euros).

Consejos para viajar con mascotas
El Prat impulsa una terapia con perros para jóvenes y mayores

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial