¿Qué traman los “directivos estrella” de Ada Colau tejiendo relaciones con el digital de un imputado del Caso Lezo?

Resulta curioso que a un digital de Madrid alguno de los fichajes estrella de Colau hayan decidido filtrar a “cuentagotas” una información de la AMB. Pero todo en la vida tiene una explicación y a Ada Colau puede subirle la temperatura al conocer con quién se relacionan “sus protegidos”. 

|

Galiacho

Pie de foto: Emilio López-Galiacho.



Resulta curioso que a un digital de Madrid alguno de los fichajes estrella de Colau hayan decidido filtrar a “cuentagotas” una información de la AMB. Pero todo en la vida tiene una explicación y a Ada Colau puede subirle la temperatura al conocer con quién se relacionan “sus protegidos”. Y como todo el mundo sabe, para combatir estos sofocos veraniegos, lo mejor es un buen vaso de agua fresca.


¿POR QUÉ ATACAN LAS DONACIONES A LA FUNDACIÓN PASQUAL MARAGALL?


Estos días ese medio de comunicación madrileño, elcierredigital, ha criticado producto de “sus investigaciones” que se nutren a “cuentagotas" de filtraciones realizadas desde la propia AMB, una de las donaciones a la Fundación Pasqual Maragall, que cataloga sin despeinarse, como una “fundación local y poco influyente”.


Porque no ha tenido tiempo el digital, en su atropellada investigación periodística, el de añadir a su “reportaje” que el Alzheimer es una enfermedad que afecta al 5% de la población mayor de 60 años, al 20% de los de 80 y al 30% de los de 90 años, y que según los datos de la Sociedad Española de Neurología (SEN), se estima que la padecen 800.000 personas en España. De hecho el Alzheimer es la principal causa de discapacidad en personas mayores. Pero eso no le interesa a ese digital, ni tampoco a su “garganta profunda” de la AMB.


Les interesa ofender a una Fundación, la Pasqual Maragall y ofenden sus autores, Juan Luis Galiacho y Luis Miguel Montero, a boto pronto y del tirón, con una total falta de empatía y sin escrúpulos, a todos las personas que padecen Alzheimer, sus familias, los profesionales que les atienden y a aquellos que luchan para erradicarla, desde un lenguaje que difícilmente podría explicar Ada Colau a sus votantes.


Es importante recordar, en este punto, que el propio ex president de la Generalitat, Pasqual Maragall anunció en 2007 que padecía Alzheimer y que la Fundación que lleva su nombre, recibe el apoyo institucional, no solo del mundo local, que también, a través del Ayuntamiento de Barcelona y la Diputación, sino que por su prestigio Internacional, la Fundación Pasqual Maragall colabora con la Unión Europea, sí han leído bien, la UE. Así que fruto de su deficiente investigación los periodistas del digital madrileño cometen la primera imprecisión en su reportaje fruto de las ganas de saña sin el debido “seny”.


Afirmar que la Pasqual Maragall es una Fundación “local y poco influyente” es mentira. La Fundación Pasqual Maragall que celebró, en 2018 su 10º aniversario, acompañada por cerca de 2.000 personas participa en proyectos internacionales financiados por la Unión Europea y fundaciones norteamericanas, en colaboración con centros de investigación de referencia mundial.


Entre sus proyectos destaca el Estudio Alfa que es una plataforma de investigación de las más avanzadas tecnológicamente y dado la estrategia visionaria del centro de investigación de la Fundación Pasqual Maragall, el BBRC, de focalizarse en la prevención del Alzheimer, la comunidad científica internacional mejora el desarrollo de sus ensayos clínicos.


El proyecto europeo EPAD, en el que participa la Fundación, está formado por 38 instituciones europeas, provenientes de centros de investigación, universidades, laboratorios farmacéuticos europeos y asociaciones de pacientes. De hecho el Estudio Alfa ha sido fundamental en el éxito de EPAD porque ha enviado un increíble mensaje motivacional desde Barcelona hacia los centros de toda Europa. Además el BBRC ha traído a la sede de la Fundación Pasqual Maragall los primeros ensayos clínicos para probar fármacos que puedan prevenir el Alzheimer y es uno de los máximos contribuidores del programa Generation en todo el mundo, estableciéndose como una referencia internacional para muchos otros centros.


El rencor desde que el digital madrileño trata con desdén y “frivolidad” no solo a la Fundación Maragall sino a “uno solo” de sus mecenas, Agbar, solo puede ser fruto de un profundo rencor personal. Rencor que la hemeroteca es tozuda en señalar en una sola dirección, la de un directivo en funciones que fue curiosamente destituido de su cargo por el propio ex president Pasqual Maragall al que no le quedó más remedio que hacerlo ante la desastrosa gestión del “rencoroso” conseller del Tripartito. ¿Acaso carga el medio de comunicación contra la Fundación y uno de sus mecenas, quizás porque coincidió en el mundo de los fichajes estrellas de Ada Colau, y en la AMB un tal Salvador Milá y otro tal Eloi Badia que se entrecruzan y tienden puentes aéreos con amistades peligrosas?. En todo caso todo tiene que ver con gotas y más concretamente con algún “cuentagotas” al que no se le da bien “contar cuentos”. Y empieza aquí a desenmascararse esta jugosa infrahistoria.


¿QUÉ PINTAN LOS COMUNES ALIANDOSE CON IMPUTADOS DEL CASO LEZO?


Si partimos de la hipótesis de que son los fichajes estrella de Ada Colau los que “probablemente” compraron todos los números de la “tómbola” para ganar el premio “garganta profunda” del medio madrileño, resulta ser que no fue una elección al azar cuando lo escogieron a poco que alguien mire debajo de algunas alfombras.


El capitán que conduce el destino del medio madrileño “elcierredigital” no es otro que Juan Luis Galiacho que al hacerse cargo del medio en febrero de este 2019 le cogió el testigo a su hermano Ignacio Emilio López-Galiacho, biólogo de formación. Con este gesto el periodista de la familia, Juan Luis, quiso ayudar a su hermano Ignacio, con el agua hasta el cuello mediáticamente hablando. Por el camino Juan Luis perdió el apellido López, por el camino, porque solo escribe en el medio como Juan Luis Galiacho, pero ambos según el BOE son López-Galiacho Perona. ¿Interesante no?.


Pero es que aquí no acaba la historia, porque en la familia López-Galiacho, uno de ellos es directivo de una vieja conocida en Catalunya, Acciona, cuyos dueños son la familia Entrecanales. Y al llegar aquí ¿cómo se les ha quedado el cuerpo? . Es decir, los garganta profunda escogieron al medio de la familia López-Galiacho, con alguno a sueldo de Acciona, para manchar con “infundios” y mediante un pseudoreportaje, a su máximo competidor en el sector del agua, Agbar. Pero agárrense bien, a partir de ahora, porque es cuando vienen curvas, porque ahí no acaba la historia.


El caso es que “el hermanísimo” Ignacio Emilio López-Galiacho tiene mucho que decir en el sector del agua, y bastante, como exconsejero que fue del Canal de Isabel II y de donde nace el caso de corrupción Lezo que salpica de pleno al PP de la Comunidad de Madrid.


Es importante recalcar ahora que el mes pasado la Fiscalía Anticorrupción tras presentar un escrito sobre la primera pieza del caso que quiere llevar a juicio oral, relativa a la compra de la sociedad colombiana Inassa por el Canal de Isabel II ha pedido al juez instructor, Manuel García-Castellón, que dicte el llamado auto de transformación para la imputación formal y posterior enjuiciamiento de 22 investigados que intervinieron en una operación en la que Anticorrupción considera que pudo haber un delito de malversación de caudales públicos.


Entre los investigados contra los que Anticorrupción quiere dirigir la acusación, se encuentra, Ignacio López-Galiacho Perona, otrora administrador único del medio madrileño que señala a Agbar en su pseudoreportaje por su donación a la Fundación Pasqual Maragall. Cáspita, ¿qué curioso no?, y por lo que cabe preguntarse, ¿por qué caen tan bajo las estrellas de la alcaldesa Colau haciéndole de chivatos al digital fundado por un imputado del Caso Lezo con familiares directivos en ACCIONA?. Y es que la vida, es un pañuelo, ¿no creen? .


En la operación Lezo, es importante recordar, que el Canal de Isabel II compró, a través de Canal Extensia S.A., el 75% de la sociedad Interamericana Aguas y Servicios (Inassa) en diciembre de 2001 por 73 millones de dólares. Y dicha operación de compra excedió de la autorización dada por el Consejo de Gobierno de la CAM y el consejo de administración del Canal de Isabel II ya que también se compró el 51% de una sociedad dominicana llamada Watco. Además, no se hizo de forma directa, sino que se adquirió el 100% de la mercantil panameña Sociedad de Aguas de América (SAA), a su vez propietaria de Inassa y Watco.


Detrás de SAA había un conglomerado de sociedades panameñas, uruguayas y españolas con intereses en Inassa y en Tecvasa, de forma que, según el Ministerio Público, las mismas personas actuaron como vendedores, compradores y gestores de Inassa en perjuicio de los intereses del Canal de Isabel II gestionado mediante concurso público por una empresa de la familia Entrecanales que les resultará familiar, Acciona.


Toda historia tiene un Círculo, y Acciona vuelve una y otra vez a la guerra del agua, ahora con los soldados reciclados por Ada Colau como aliados, que ya eran viejos conocidos suyos. ¿Este vaso de agua fresca hará que Ada Colau abra los ojos o seguirá mirando para otro lado a la hora de renovar cargos estrella en la AMB?. Y colorín colorado este cuento aún no se ha acabado.


Seguiremos informando….


Artículo original publicado en catalunyapress.es.

Salvador Milà, un "rencoroso" en funciones
La AMB coloca "a dedo" al Coordinador de Servicios adscrito al Área de Medio Ambiente

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE