Polémica en Begues por una placa en recuerdo del 1-O

|

Pleno begues


Los municipios que han decidido añadir a su callejero una calle o una plaza con la fecha del 1 de octubre en honor a la celebración del referéndum ilegal se multiplican. Ahora ha llegado el turno al ayuntamiento de Begues donde se ha desatado la polémica.


El gobierno municipal dirigido por Mercè Esteve (PDeCAT) con el apoyo de ERC, Gent de Begues y Tot per Begues ha ganado una propuesta para llevar a cabo lo que llaman un "proceso participativo" para decidir si llaman 1 de octubre a la plaza del ayuntamiento (aunque no se trata de un nombre regulado oficialmente) o el frente de acceso al Centre Cívic El Roure. Pero en el pleno municipal de julio se ha puesto sobre la mesa el cuestionamiento de este "proceso participativo".


Por un lado, el grupo formado por Entesa Begues-ICV ha recordado que pese a que agradecen que se pudiera votar el 1-O "es una fecha controvertida" para parte de la población, como recordó Ramón Guasch, por lo que "no es motivo suficiente" para ponerle este nombre a una calle ya que "no toda la gente se la ha hecho suya con la misma intensidad e intención". También el concejal Pere Ventura ha subrayado que "no ha pasado suficiente tiempo para saber si esta fue la fecha que supuso un antes y un después" en la Historia de Catalunya, por lo que "no tiene sentido poner nombre de fechas a las calles que mañana se pueden sacar".Ante esto Guasch ha propuesto que se pueden incorporar otras propuestas de nombres "como el 8 de marzo o el 1 de mayo, fechas más significativas".


Desde EB-ICV critican también el hecho de que se trate de "un proceso participativo", porque lo es "a medias tintas. Es otro tipo de proceso y es aquí donde no coincidimos", justifica. Guasch fue el encargado de recordar que lo único que hace la propuesta del gobierno es ofrecer solo "diferentes lugares al que poner el nombre, pero la fecha del 1 de octubre es sí o sí", algo que lo hace "poco participativo".


Pero el partido más beligerante ha sido el PP. Fernando Moya ha subrayado que este proceso para añadir la fecha del 1-O al nomenclator "deja fuera a gran parte de este pueblo" que consideran que el gobierno catalán se saltó la suspensión del Constitucional. La popular Josefa Redondo, al igual que EB-ICV, ha solicitado que, al menos, se de la posibilidad a los ciudadanos a eligir entre donde poner el nombre de la calle e incluir otra opción para los que quieran negarse a que se ponga esa fecha, sino "no se deja participar a la gente que no está de acuerdo con este nombre", sostiene Moya.


La discusión ha sido intensa tras las primeras intervenciones de estos partidos a la misma alcaldesa se le ha escapado un "no sé por donde empezar" para acabar afirmando lo afectada que se ha sentido la población por las imágenes de la actuación de las fuerzas de seguridad, aunque en Begues no se dieron. Pero pese a devolver otra vez el turno de palabra a todos los partidos y aunque la discusión seguía, cuando Esteve ha retomado la palabra le ha llegado a negar el turno de palabra al concejal popular, Fernando Moya, y acto seguido ha procedido a la votación de la moción que ha salido adelante.


Igualmente, se decida un lugar u otro para ponerle el nombre "1 de octubre" la propuesta aceptada incluye la colocación de una placa conmemorativa de los hechos en el emplezamiento que resulte perdedor.

El alcalde en funciones de Begues expulsa a los ediles del PP del pleno
La compraventa de vivienda crece más de un 6% en L'Hospitalet y el Baix Llobregrat

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial