El Gobierno se compromete a reanudar las obras de conexión entre la AP-7 y la A-2

|

Reunion AP 7 A 2


Una de las grandes reivindicaciones de los últimos años por el Baix Llobregat Nord, la finalización de las obras del enlace entre la A-2 y la AP-7 a la altura de Sant Andreu de la Barca, iniciadas en 2006 y paradas desde hace seis años, empieza a ver la luz.


Después de muchos meses de paralización de las obras y de muchas gestiones y reclamaciones por parte de los distintos municipios afectados (Sant Andreu, Martorell, Molins de Rei, Pallejà, El Papiol...), la nueva Delegada del Gobierno en Catalunya, Teresa Cunillera ha expresado a los alcaldes en la reunión mantenida ayer que la Delegación trabajará de forma incansable para que las obras se reanuden de la forma más rápida posible, preferiblemente antes de que finalice este año.


A la reunión asistieron los alcaldes de Sant Andreu, Castellbisbal, Martorell, Molins, Pallejà, El Papiol, además de los tenientes de alcalde de Rubí y Terrassa.


Cunillera no quiso dar fechas concretas para las diversas gestiones que deberán realizar para desatascar la situación y también como un ejercicio de transparencia. Lo que sí se ha conocido que es que la duración de las obras, una vez retomadas, será de 18 meses.


"La Delegada ha expresado su voluntad de diálogo, su compromiso con que se reanuden las obras y la transparencia en el estado de las gestiones y plazos, a diferencia de la anterior Delegación que nos dio información en muchas ocasiones que se han demostrado inciertas ", ha explicado el alcalde de Sant Andreu, Enric Llorca, quien se ha mostrado "muy satisfecho con la respuesta de la Delegada por su voluntad de diálogo que contrasta con la opacidad que había en la etapa anterior".


Por su parte, el alcalde Xavier Fonollosa subraya la importancia de terminar este enlace "para comunicar los ejes principales del Baix Llobregat y el Vallès Occidental, dos comarcas muy dinámicas desde el punto de vista económico ". Eso sí, Fonollosa, al igual que los otros alcaldes, afirmaba sentirse menospreciado por la falta de información por parte del Estado.


CONEXIÓN


ENLACE AUTOVIA AP 7 A 2

Las obras para la construcción de este enlace, que comunicará el Vallès con el Baix Llobregat, comenzaron en diciembre de 2006 y el proyecto inicial preveía la construcción de una carretera de 2,4 kilómetros.


La primera parada de los trabajos fue en 2010 por los recortes presupuestarios derivados de la crisis económica y desde entonces ha avanzado con dificultades.


El objetivo de la obra es conectar las dos vías con un viaducto de 850 metros en una zona por la que pasan cada día más de 200.000 vehículos.


La conexión, para la que está previsto que cada día pasen 40.000 vehículos, evitaría dar una vuelta de 12 kilómetros por carreteras comarcales.


La mayor parte de la obra está acabada desde hace seis años y durante los últimos dos años se han hecho dos modificaciones de la obra, que ahora se ha detenido para hacer una tercera.


Ahora falta pasar el informe de las obras por el Consejo de Estado, paso previo para la puesta en marcha de las obras. La Delegación del Gobierno ya trabaja de forma intensa en esta gestión.

Vallirana plantea conformar un frente común ante el descuido de las obras de la variante
Esparreguera, Abrera, Olesa y Collbató organizan un frente común contra la ampliación de la A-2

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial