Los alcaldes de Olesa y Abrera supervisan el cumplimiento de los plazos de la B-40

Pilar Puimedon y Jesus Naharro se han reunido junto los responsables de Viladecavalls y Terrassa para hacer un frente común por desarrollo y cumplimiento del calendario previsto para terminar la infraestructura largamente reivindicada.

|

Obras B 40

Obras del túnel de la B-40. / FOTO: Ayuntamiento de Olesa de Montserrat.


Los alcades de Abrera y Olesa de Montserrat, así como los de Viladecavalls y el de Terrassa se han reunido con el objetivo de escenificar, una vez más, el frente común por desarrollo y cumplimiento del calendario previsto para terminar las obras de la B-40 que tienen que interconectar a estas poblaciones.


La alcaldesa de Olesa de Monterrat, Pilar Puimedon; el alcalde de Terrassa, Alfredo Vega; la alcaldesa de Viladecavalls, Francesca Berenguer, y Jesus Naharro, alcalde de Abrera, han mantenido esto encuentro por ser los alcaldes de los municipios afectados por las obras de esta infraestructura largamente reivindicada. 


Al acto tambié han asistido Antoni Abad y David Garrofé, presidente y secretario general de la CECOT, respectivamente; así como Pedro Masachs, vicepresidente de la Comisión de Infraestructuras y Movilidad y miembro del Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de Terrassa.


Esta reunión se ha celebrado después de que hayan pasado seis meses desde la última encuentro, el pasado mes de septiembre, con el entonces conseller de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, para hacer frente común y reclamar al Ministerio de Fomento que acelere las obras para finalizar el último tramo de la B-40 que queda, la conexión Olesa-Viladecavalls. 


Entonces, el tema que más preocupaba y que se puso sobre la mesa era las conexiones con esta autovía orbital ya que la previsión diaria de vehículos será de entre 60.000 y 100.000. La alcaldesa de Olesa, Pilar Puimedon, reclamaba que se estudien todas las propuestas para crear los accesos de entrada y salida con el menor impacto posible para el municipio. 


"Si no se hace bien la conexión, entre la N-2, la B-40 y la C-55, muchos vehículos deberán pasar por el casco urbano para enlazar con la B-40" y añade "se han propuesto alternativas para la creación de accesos y rotondas en las entradas y salidas por fuera del pueblo porque queremos unas conexiones el menos lesivas posible ".


La autovía está ejecutada desde 2010 en dos tramos (Abrera-Olesa de Montserrat y Viladecavalls-Terrassa), pero falta este tramo central de seis kilómetros, que está en ejecución desde el año 2009 con periodos de parada. El Ministerio de Fomento calcula que la obra finalizará en 2020.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE