Laura Redondo: "Mi intención es ir a los Juegos de París y luego decidir si retirarme o no"

Laura Redondo representó a España en los pasados Juegos Olímpicos de Tokio, y desde entonces no ha parado de mejorar sus registros en el lanzamiento de martillo, destacándose como una de las mejores de todo el mundo. 

|

Image 2
Laura Redondo está entre una de las mejores lanzadoras de martillo del mundo / Laura Redondo

Gavà cuenta des del pasado verano con una atleta olímpica entre sus ciudadanos. Pocos, muy pocas personas pueden decir que hayan estado en una villa olímpica, pero aún menos personas pueden decir que lo hayan hecho compitiendo representando a su país. Laura Redondo es una de esas pocas personas que han vestido los color de España en unos Juegos Olímpicos. 

 

Laura ha llevado el nombre de Gavà a muchos campeonato de España pero también internacionales, como los mundiales o los JJOO. Estar en unos Juegos Olímpicos es un sueño para cualquier persona que se inicia en el deporte. A la lanzadora de Gavà cumplir su sueño no le ha cambiado para seguir siendo la misma Laura Redondo que era antes. 

 

¿Por qué empezaste en el atletismo?

 

Yo empecé de pequeña con ocho o nueve años. Yo hacía taekwondo cuando era más pequeña y mi hermano hacía atletismo. Como él competía cada fin de semana y como yo no competía tanto, cada fin de semana me tocaba ir con él. Al final de verlo a él y estar con él, al final comencé en el atletismo. 

 

"Recuerdo que era todo diversión y todo juegos. Con esa edad no haces mucho más que jugar. Son recuerdos bonitos" 

 

¿Qué recuerdas de aquellos inicios en Gavà?

 

A ver, los inicios Gavà siempre son bonitos. De hecho, ahora soy entrenador allí y recuerdo de que éramos un grupo no muy grande de gente cuando éramos pequeños, pero que que tengo mucho cariño a mi primer entrenador que tuve que era Isaias Zaro. Recuerdo que era todo diversión y todo juegos. Con esa edad no haces mucho más que jugar. Son recuerdos bonitos. 

 

Cuando empezaste en el atletismo, ¿ya tuviste claro que era el deporte al que querías dedicarte?

 

No. Creo que eso no lo tienes claro nunca. Al final empecé haciendo taekwondo y luego me fui a hacer atletismo porque mi hermano era lo que hacía. Al final, cuando ves que tu hermano hace un deporte y está el fin de semana de un lado para otro me acabo enganchando. Nunca pensé en que sería mi deporte. A mi me gustaba hacer deporte, ir de un lado a otro y estar activa y al final he acabado haciendo atletismo toda mi vida, aunque podía haber acabado haciendo este deporte como cualquier otro. 

 

 

 

Empezaste de pequeña en el atletismo, pero ¿cuándo decidiste decantarte por el martillo?

 

Cuando eres pequeña al final haces más pruebas y haces de todo. Veía que me gustaba lanzar y que se me daba bien, pero hasta que no tuve 16 o 17 años no me centré en solo lanzar. De hecho, al principio solo lanzaba disco y luego empecé a lanzar martillo ya un poco más mayor. No me especialicé desde un inicio, sino que fue poco a poco que me fui decantando por los lanzamientos.

 

"El sueño de todo deportista es ir a unos juegos. Lo conseguí el año pasado, aunque sí que es verdad que hace años me desilusioné un poco porque vi que no llegaría"

 

¿Por qué te decantaste por los lanzamientos?

 

Porque al final también no soy muy alta y tengo los brazos cortos. Se puede lanzar disco, pero no es el perfil de cuerpo ideal el que yo tengo. Me  puse a lanzar martillo. Empecé a mejorar muy pronto y con poca cosa que hacía ya mejoraba mucho. Al final me acabo enganchando. No fue una decisión de decir 'voy a lanzar martillo porque me encanta'. Fui probando, y como todo en el atletismo, si ves que se te da bien y te gusta es lo que acabas haciendo.

 

¿Cuál era el sueño de aquella niña pequeña que empezó en el atletismo en Gavà?

 

Creo que no tenía ningún tipo de sueño de tan pequeña. Al final empiezas a hacer deporte más por hobby y porque te gusta. Pero al final, sí que es verdad, que el sueño de todo deportista es ir a unos juegos. Lo conseguí el año pasado, aunque sí que es verdad que hace años me desilusioné un poco porque vi que no llegaría y no lo conseguiría, pero al final con trabajo todo salió. Al final el sueño era llegar a los juegos.

 

Vilapress Lauraredondo
Laura Redondo se decidió por el martillo en la adolescencia / Laura Redondo

 

¿Qué le dirías a aquella niña pequeña que empezó echando la vista hacia atrás con todo lo que has conseguido?

 

A mi yo pequeña le diría que disfrutase de todo lo que hace y del camino que recorremos. Al final si tiene que ser será y si no tiene que sser, no va a ser. Le diria que disfrute y que haga lo que hace porque le gusta, que se dejase de obsesiones y de tonterías porque es un tregalo llegar hasta donde tu quieras o hasta donde tu cuerpo te deje.

 

"A veces pensamos, 'ostras, si no me hubiera dedicado a esto hubiera podido salir más y hacer más cosas', pero al final es lo que tú decides y tú haces porque quieres. No lo haces porque sea una obligación para ti"

 

Hablabas del camino, ¿cómo de difícil es para una adolescente que es atleta ver que no puede hacer lo mismo que sus amigos porque al día siguiente toca entrenar o competir?

 

Nunca es fácil porque al final cuando eres adolescente y joven ves que todo el mundo a tu alrededor el viernes y el sábado salen y el lunes no tiene preocupación, mientras tu tienes que cuidarte el cuerpo durante casi 340 días al año. Llega un momento que es como una rueda, tu empiezas a cuidarte y tu cabeza está en otro modo que el resto de la gente. Estás en otro chip en la cabeza. Hay muchas maneras de divertirse, no hace falta salir de fiesta y estar hasta las seis de la mañana. Claro que podemos salir y pasarlo bien, pero hasta una hora más moderada. No es tanto un sacrificio. A veces pensamos, 'ostras, si no me hubiera dedicado a esto hubiera podido salir más y hacer más cosas', pero al final es lo que tú decides y tú haces porque quieres. No lo haces porque sea una obligación para ti.

 

En este camino que recorréis, a veces te llevas decepciones porque no consigues aquello que te habías propuesto. ¿Cómo de difícil es gestionarlo a nivel mental?

 

No es fácil. Echando la vista atrás sí que es verdad que si quieres puedes. Suena a tópico, pero si estás centrado y haciendo lo mejor que puedes para llegar, a lo mejor no llegas, pero es mucho más fácil. Es mucho más fácil si tienes el foco donde tu quieres estar y si lo tienes claro y crees en ello. Es decir, si vas entrenando y entrenas por entrenar, no irás a ningún lado, ya sea a unos Juegos o a un campeonato de España mismo. Si estás focalizado en lo que quieres  es mucho más fácil conseguir lo que te propongas.

 

 

Además eres entrenadora también en Gavà de los más pequeños, que seguramente te tengan también como referentes. ¿Qué te aporta ser la entrenadora de estos grupos de jóvenes?

 

Intento aportarles la pasión por los lanzamientos y por el atletismo en general. Intento transmitirles seguridad en lo que van a hacer, y lo que he dicho antes, que si estas mentalizado en hacer una cosa, que estés focalizado en ello y no en lo exterior. Intento transmitirles valores para que sean responsables y consecuentes de lo que ellos hacen. Si no trabajan bien, el resultado no será el mismo que si trabajan bien.

 

"Un entrenador no es solo la persona que te entrena, también es la persona que te enseña muchas cosas y la persona con la que compartes momentos buenos y no tan buenos"

 

Hablando de las olimpiadas a las que fuiste el año pasado, poco antes perdiste a tu entrenador con el que llevabas más de  años entrenando. ¿Cómo te afectó esa pérdida y cómo la superaste?

 

Llorenç Cassi falleció en el inicio de la pandemia. El año 2020 estaba más mentalizada para ir a los juegos, pero la pandemia los obligó a retrasar un año. Él era como un padre para mí. Cuando todo esto pasa tuve muchos momentos malos y momentos muy malos. Tras los Juegos y viendo lo que estoy consiguiendo esto ahora mismo, quiero mirarlo como una forma de agradecimiento de lo que él ha hecho por mi durante todo este tiempo. Soy quién soy por lo que él me ha enseñado. Un entrenador no es solo la persona que te entrena, también es la persona que te enseña muchas cosas y la persona con la que compartes momentos buenos y no tan buenos.

 

¿Fue difícil adaptarte a un nuevo entrenador estando tan cerca de los juegos?

 

No fue difícil adaptarme a entrenar con Luís, sino que ha sido bastante fácil. Lo más difícil fue volver a entrenar al mismo sitio donde entrenaba con Llorenç y que él ya no estuviera. Me costó bastante y lo pasé bastante mal. Al final, el haber conseguido lo que he conseguido es como hacerlo por Llorenç.

 

 

 

¿Cómo te enteraste que habías sido seleccionada para participar en los Juegos Olímpicos de Tokio?

 

Fue con una llamada de un amigo. Estaba pendiente de entrar por el tema de puntos del World Ranking, aunque lo tenía bastante asumido que estaba dentro, pero aún no era oficial. Actualizaron las listas de repente y un día que estaba haciendo un curso de entrenadora en Corrnellà me llamaron y me dijeron que estaba dentro. '¿Qué estoy dentro de que?' respondí, porque no estaba atenta al tema. Luego ya empezó a llamarme los responsables de lanzamiento de la federación.

 

 

"Si alguien dice que tiene ganas de entrenar cada día está mintiendo. Tenemos más bajones de los que nos pensamos, pero tener buen rollo con tu entrenador y con tu grupo hace que tires para adelante cuando no están tan bien o tan animado"

 

 

Teniendo en cuenta que los deportistas vivís en una vorágine de entrenos diarios, ¿te dio tiempo a saborear y disfrutar lo que acababas de conseguir?

 

La verdad es que una vez estás en Tokio sí que lo disfrutas, pero des de que me dijeron la noticia hasta que fui hasta allí fue un poco duro, porque teníamos que competir cada fin de semana para conseguir puntos. Hasta que no te montas en el avión y te vas para Tokio no lo disfrutas al cien por cien. Estar ahí sí que fue un disfrute, aunque la competición no fue espléndida.

 

 

Los atletas entrenáis cada día durante todo el año ¿Es difícil mantener la persistencia y la fuerza mental para seguir entrenando de forma diaria pese a que algún día no tengas ganas?

 

Si alguien dice que tiene ganas de entrenar cada día está mintiendo. El día que no tienes ganas está tu entrenador ahí para animarte y recordarte el porque estás aquí. Igual estás de bajón un par de días pero luego al siguiente ya te entra el subidón. Tenemos más bajones de los que nos pensamos, pero tener buen rollo con tu entrenador y con tu grupo hace que tires para adelante cuando no están tan bien o tan animado.

 

¿Cómo se supera el agotamiento mental?

 

Muchas veces trabajamos con psicólogos para redistribuirlo todo. Yo lo que hago y lo que mejor me va, es coger y desconectar totalmente un par o tres de días de mi sitio de entreno a un lugar que no tenga nada que ver. Desconecto y vuelvo con pilas renovadas porque has hecho una cosa que no haces habitualmente cada día.

 

Vilapress laura
Laura Redondo representó a España en los pasados Juegos Olímpicos / Laura Moreno

 

¿Cómo es ser atleta olímpica, sigues siendo la misma Laura que antes de ir a los Juegos?

Es verdad que el año de los juegos noté que mucha gente que no conoces te escribe para animarte diciendo que es un orgullo que represente al país. En ese sentido sí que lo noté, pero como persona sigues siendo la misma, pero simplemente has ido a un sitio más. Al sitio donde todo deportista quiere ir, pero es una competición más. A veces los amigos te hacen la broma llamándote olímpica, pero no te cambia en nada más. Cuanto más tengamos los pies en el suelo y cuanto más conscientes seamos de que esto es hoy y mañana puede ser otra cosa, mejor.

 

"Mi intención es ir a los Juegos de París y luego decidir si retirarme o no. Mientras el cuerpo me aguante, yo tenga ganas y crea que puedo seguir aportando algo más, creo que seguiré lanzando"

 

Ir a unos Juegos, como has señalado, es el sueño de todo deportista. ¿Justifica ir a los Juegos Olímpicos una carrera deportiva y los sacrificios que tú y tu familia habéis hecho?

 

No. No lo justifica. Ir a unos Juegos es una competición más, aunque sí que es cierto que es una burbuja extrema donde todo el mundo está más pendiente de ti. Pero en el término de competición no es tan diferente los Juegos que un Mundial. El despliegue es mayor en los Juegos, pero por el resto no cambia nada.

 

¿Tras los Juegos Olímpicos de París de 2024 tienes pensado retirarte?

 

Mi intención es ir a los Juegos de París y luego decidir si retirarme o no. De momento, aunque sí que es verdad que tengo 34 años, me encuentro bien físicamente. Mientras el cuerpo me aguante, yo tenga ganas y crea que puedo seguir aportando algo más, creo que seguiré lanzando. No quiero ponerme una fecha porque al final todo puede cambiar mucho, y ser más tarde o antes. Prefiero ir viendo como va la cosa y como acabo después de los Juegos. Igual estoy 2, 3 o 4 años más. Según vaya pasando iré haciendo.

 

 

 

¿De quién te acuerdas cuando ves todo lo que has conseguido hasta el momento?

 

Al final siempre me acuerdo de mi familia. Ellos son los que están siempre ahí y los que me han apoyado. Últimamente al pasar lo de Llorenç también me acuerdo mucho de él y de su familia que siempre me está apoyando. Ellos también son parte de esto.

 

"Siempre me acuerdo de mi familia. Ellos son los que están siempre ahí y los que me han apoyado."

 

¿Qué margen de mejora tienes de aquí a las Olimpiadas de París?

 

Después de un año pasado espectacular, una de mis intenciones es estabilizarme por encima de los setenta metros. Me da igual no lanzar más de lo que ya he lanzado, pero si estoy por encima creo que es una buena manera de continuar estos años que me quedan.

 

Has mejorado bastante des de la participación en Tokio. ¿Qué has cambiado de antes a ahora?

 

2020 fue un termino de decir 'hasta aquí'. Justo antes de que nos encerraran por pandemia mi cabeza cambió y me empezaba a tomar las cosas de otra manera. Tenía más ganas de entrenar, después de una temporada más apática, en la que no tenía tantas ganas de entrenar. Estas ganas de entrenar y saber hacia donde quiero ir y donde quiero llegar son claves que hacen que yo haya dado este paso adelante respecto a marcas. También me cuesta menos gestionar las competiciones y crea más en mi, lo que también ha ayudado a que pase lo que ha pasado estos últimos dos años.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE