​Los presupuestos de Catalunya, en manos de los antisistema

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

El president de la Generalitat, Pere Aragonès

Pere Aragonès @ep


Hay una frase del economista y teórico social norteamericano Thomas Sowell que debería hacer reflexionar a la llamada clase política y especialmente a la que tiene competencias de gobiernos: “No se puede subvencionar la irresponsabilidad y esperar que la gente sea más responsable”. Eso es lo que está ocurriendo en Catalunya, en este capítulo de los “Presupuestos 2022”, donde el gobierno de Pere Aragonés se encuentra preso de la CUP, partido antisistema y al que le han dado todo el protagonismo y la responsabilidad para que sean ellos los que "diseñen" los presupuestos de Catalunya,  au precio demasiado elevado, con el fin de mostrar que el bloque independentista va a la una. Escenificación que nadie se cree y que solo produce una degradación del gobierno y una incoherencia política, social y económica que pone de manifiesto que las personas no están entre la prioridades de los que gobiernan. Lo que quieren es seguir gobernando sin importarles el peaje que tienen que pagar y que supone además, debilitar la figura del presidente y de un gobierno democrático.


Aragonés es  un presidente  que cada día  estaba  claudicando ante los cupaires. Es más, algunos afirman que se ha convertido en el felpudo de ellos y de sus socios de “desgobierno”. No está ejerciendo con autoridad y se deja manejar los hilos, com si fuera una marioneta.Otros piensan que lo hace por "responsabiliad de país"


Para que no se diga, el presidente catalán ha mantenido reuniones de última hora y por este orden, con los Comunes -varias- y después con Salvador Illa. El resultado final  es que no han llegado acuerdos porque de los primeros, JXCAT no quiere  tener nada que ver con ellos . En cuanto a los socialistas, hay una especie de repulsa, inquina  y desprecio que viene de lejos - temas personales de Junqueras con algunos  socialistas- y eso lo trasladan a la política, hecho  que resulta incomprensible y que solo demuestra el nivel político de quienes lo practican.


Ante este panorama en el que se encuentrala aprobación o no de los presupuestos catalanes  que están en manos de las asambleas "populares" de los antisistemas  de la CUP  y solo de ellos , eso demuestra , entre otras cosas , un total desprecio a las reglas democráticas  y a la oposición , -que no se suele poner de acuerdo  en casi ninguna ocasión- y que  se siente menospreciados y no están de acuerdo- han presentado por separado, todos, enmiendas a la totalidad. Lo que ha quedado de manifiesto una vez más, es que la división social y política no se ha terminado con las elecciones y con las promesas de los republicanos. Una actitud muy ejemplarizante para la sociedad que mira asombrada lo que está ocurriendo, y que puede volver a terminar en nuevas elecciones. “El problema es que el entorno político moderno ha comenzado a actuar con la irresponsabilidad propia del arte, reduciendo la vida a un concierto absolutamente ficticio; ha transformado la sociedad en un teatro y al pueblo en una masa de espectadores...” decía el polifacético escritor Yukio Mishima.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE