Catalunya, un país en el que solo el 5% de los pobres cobra el Ingreso Mínimo Vital

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

La pobreza sigue siendo uno de los principales problemas del mundo. No parece que los gobiernos y la sociedad, en su mayoría, les preocupe esta situación. Solo hay que ver las cifras de personas que sufren esta situación para levantar conciencias, porque detrás de cada número, se esconden seres humanos a los que se les quiere invisibilizar, pero eso no impide que estén ahí y que haya asociaciones que denuncian estos hechos para ver si levantan conciencias - esas que están dormidas o que miran para otro lado, como si el tema no fuera con ellas-. Decía el filósofo Plinio el Joven que “el mayor número de los males que sufre el hombre proviene del hombre mismo”. Las personas creamos el problema, pero no buscamos soluciones. O como dice un refrán popular: “La solidaridad empieza con uno mismo”, una afirmación que denota el egoísmo al que ha llegado el ser humano.


El president de la Generalitat, Pere Aragonès, en la conferència organitzada per Barcelona Tribuna a la Casa Seat

Pere Aragonès @ep


La Asociación de Directores y Gerentes de Servicios Sociales ha denunciado que, en España, solo el 8% de la población pobre está recibiendo el Ingreso Mínimo Vital, Además casi el 80% de las peticiones han sido denegadas y más de 10.000 de las solicitadas están todavía pendientes de resolverse. En Catalunya, la cifra es del 5%. Es decir, que se atienden aún menos las necesidades. Debe ser porque este tema no es prioritario para el gobierno catalán.


Siempre suelen decir los que gobiernan que la prioridad son las personas. Cuando afirman esto la pregunta es: ¿A qué personas se refieren? Porque la realidad es bien distinta a la teoría/retórica del gobierno. Se les debería caer la cara de vergüenza, si es que aún les queda. Catalunya que siempre había sido ejemplo en casi todo, ahora, está en decadencia, incluso en los temas sociales donde la llamada izquierda dice estar más sensibilizada.


Mientras solo el 5% recibe la ayuda para malvivir, en los presupuestos del próximo año se aumenta un 46% la partida para abrir nuevas “embajadas” por el mundo . Esas que van a dar de comer y van paliar la pobreza de este país. No hay dinero para atender a las personas pero se” invierte“ en embajadas, Puigdemont y su corte de huidos: Comín, Posanti y compañía inauguraron telemáticamente su Oficina europarlamentaria para seguir su estrategia de “denuncia” sobre su situación injusta. Lo que pretende Puigdemont y compañía es que las instituciones europeas les den la razón, cosa que de momento no ha sucedido, ni hay visos de que pueda producirse. Decía Albert Einste que “aquellos que tienen el privilegio de saber, tienen la obligación de actuar”


A Puigdemont la situación del 95% de las personas que no reciben las ayudas del Ingreso Mínimo Vital, tan necesario para poder sobrevivir, parece que no le preocupa . Él está en Bruselas cobrando un sueldo de parlamentario, y su único objetivo es hablar de su tema, no la situación de pobreza en la comunidad de la que ha sido presidente.


El nuevo gobierno que preside Pere Aragonés debería poner especial atención en los temas sociales. Parece que es así, si ya que para el próximo año la consellería de Asuntos Sociales verá incrementado su presupuesto en un 30%. Choca sin embargo que salud, con la situación de emergencia que vive la sanidad catalana, sólo haya aumentado un 4,5% su presupuesto para el próximo año. Un porcentaje que ha sido criticado por los profesionales sanitarios, que lo consideran insuficiente


El deseo es que el gobierno de Catalunya ponga más atención en las necesidades de las personas y menos en en las embajadas y la independencia de Catalunya, porque estas son la parte más importante de un país, no el territorio, ni las banderas. “No hay estabilidad sin solidaridad, ni solidaridad sin estabilidad”, afirmaba José Manuel Barroso, expresidente del Parlamento Europeo y ex primer ministro de Portugal.


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE