Francisco Salado: "Las ciudades tienen mucho que aprender del campo"

|

Tras la presentación, llevada a cabo por el Alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, el director del NESI Global Forum y cofundador del mismo, Diego Isabel La Moneda dio la bienvenida tanto a los ponentes como a los asistentes al evento, invitándonos a "cambiar nuestra forma de pensar. A desaprender"



Parc rural de Montserrat

@EP


El evento, de claro corte económico, hizo un gran hincapié en la importancia de este sector, sobre todo después de la crisis provocada por el covid-19. Pero como el director del evento explicó, "quizá no hace falta recuperar la economía, sino transformarla, reinventarla". Esta fue la introducción perfecta a este evento en el que el medioambiente y la economía circular tuvieron un claro papel protagonista. "Muchos de los que emigran viven peor en las grandes ciudades que en las áreas rurales que han abandonado" 


Según Francisco Salado, el Presidente de la Diputación de Málaga, "la pandemia ha hecho que veamos al mundo rural como nuestro salvavidas". Del mismo modo explicó que la "colaboración entre este mundo rural y el urbano es absolutamente esencial, porque las ciudades tienen mucho que aprender del campo". Y puso algunos ejemplos de esto: "los proyectos que triunfan en el mundo rural hay que trasladarlos al entorno urbano, por ejemplo los huertos particulares"


Manuel Campo Vidal, doctor en Sociología y presidente de Next Educación, hizo todavía más hincapié en esto, explicando cómo se podrían generar más alianzas entre la ciudad y el medio rural, teniendo en cuenta que en España el 80% población vive en entornos urbanos y se concentra en el 15% del territorio, lo que genera tensiones demográficas, económicas y medioambientales y afecta a la salud de sus habitantes. “La transición ecológica es necesaria, pero acompañada de una transición justa entre todos los territorios. No se puede realizar para que vuelva a pagar el medio rural con su patrimonio natural, cediendo espacio a las energías renovables (eólica y solar), para que la ciudad siga creciendo como lo hizo durante la emigración de los 60 y 70, cediendo la mano de obra para su desarrollo industrial y de servicios. Debemos empezar a encontrar complementariedad y no contraposición entre la ciudad y lo rural”, explicó el experto. Además, explicó que las grandes urbes no siempre cumplen las expectativas: "Muchos de los que emigran viven peor en las grandes ciudades que en las áreas rurales que han abandonado".



La introducción al nuevo y necesario modelo económico la hizo la economista británica Kate Raworth que explicó el concepto de 'economía del dónut' en el que, dentro del concepto de circularidad, debe haber unos mínimos indispensables y unos máximos insuperables (que denomina 'cimiento social' y 'techo ecológico' respectivamente). En sus propias palabras, hasta ahora la única meta "era seguir creciendo, sin importar los costes". Suya fue una de las frases icónicas del evento: "Debemos pensar, no que mi empresa será la mejor del mundo, sino que mi empresa será la mejor PARA el mundo".


También participó Joan Antonio Melé, presidente de la fundación Dinero y Conciencia, que vinculó la economía con la dignidad de las personas: “Economía no es ganar el máximo dinero posible porque este modelo no tiene sentido. La economía tiene que estar al servicio de las personas, y es necesario trabajar para que todos podamos cubrir nuestras necesidades y tener una vida digna”.



La gestión de los riesgos medioambientales y el cambio climático han abarcado diferentes espacios durante los tres días del Foro. 


Los EcoHackers han coincidido en la necesidad de impulsar la economía circular y aumentar la acción climática. Gustavo Calero, director de Desarrollo Sostenible y Transformación de Hidralia; María Ángeles Léon de Global Social Impact, y Miguel Ángel Soto Caba, responsable de Campañas en Greenpeace España, han coincidido en la necesidad de que la economía, el medio ambiente y la sociedad se vinculen cada vez más para salvaguardar el planeta. Asimismo, han animado a inversores, empresas y ONG para que fomenten la inversión y contribuir al cumplimiento de los 'objetivos de desarrollo sostenible' (ODS). Por su parte, Calero ha recordado la importancia que tiene la gestión del agua en el desarrollo sostenible y ha considerado que, en general, no se le da la suficiente importancia.


Como explicaba el propio Diego Isabel La Moneda, "tenemos que hackearnos a nosotros mismos".

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial