Descubren una alternativa factible al trasplante de hígado

|

Archivo - Trasplante hepático en el Hospital Universitario Ntra. Sra. De Candelaria

@EP


Las personas que esperan un trasplante de hígado son muchas más que los donantes. En España, sin ir más lejos, los trasplantes de hígado son los más demandados después de los de riñón. En 2018 se realizaron un total de 1230.


Normalmente, los órganos que se usan para trasplantes se obtienen de personas ya fallecidas. El hígado, sin embargo, puede donarse también en vida: se extrae quirúrgicamente un trozo que se le coloca al enfermo para que su cuerpo lo regenere y crezca en cuestión de semanas.


Pese a esta posibilidad, muchos pacientes están en lista de espera para recibir un hígado de una persona fallecida. Pero como la demanda es superior al número de órganos para donar, algunos enfermos acaban falleciendo antes de recibir uno.


Por esa razón un grupo de investigadores ha trabajado hasta encontrar una alternativa viable al trasplante hepático, pese a que tenga que pasar tiempo hasta que se pueda poner en práctica.


Estos expertos han descubierto que el trasplante de células hepáticas funcionales puede servir para sustituir la función hepática que ha quedado deteriorada por la enfermedad del paciente. Así lo han comunicado en la reunión anual de la Sociedad Americana de Patología Investigativa durante la reunión de Biología Experimental de 2021.


En el trabajo que han presentado explicaban también que el hecho de que unas pocas células puedan ser suficientes para curar a una persona permitiría salvar más vidas: de un mismo órgano podrían beneficiarse varios enfermos.


Sin embargo, los investigadores también han descubierto que no todas las células hepáticas son igual de útiles. Cuando estas células provienen de un órgano adulto los efectos no son duraderos. Sí lo son, por contra, cuando hablamos de células hepáticas fetales.


Así lo han demostrado los ensayos clínicos realizados con animales. Cuando las células son extraídas de hígados fetales son capaces de multiplicarse y ser beneficiosas para el enfermo durante largos periodos de tiempo. El problema es que estas células no son tan fáciles de obtener para su uso clínico como lo son las células hepáticas adultas.


Por esa razón, tal y como ha explicado el investigador Anders Ohman, el siguiente paso en el estudio será caracterizar los mecanismos por los que las células hepáticas fetales, también llamadas hepatocitos, son capaces de repoblar un hígado adulto dañado. Cuando lo descubran podrán desarrollar nuevas condiciones de cultivo que permitan el trasplante hepático.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial