Castellví complementa con alimentos frescos y productos de higiene los lotes de apoyo a las familias

|

Las familias de Castellví de Rosanes que requieren apoyo de Servicios Sociales en materia de alimentación básica reciben, desde hace años, productos provenientes del Fondo social europeo al cual el Ayuntamiento de Castellví accede a través de un convenio con Cruz Roja.


Alimentoscastellvi





Dado que estos productos son alimentos de caducidad larga y, por lo tanto, no incluyen productos frescos ni material de higiene, desde la concejalía de Bienestar Social se ha decidido complementar los lotes con pan, frutas y verduras y productos para el aseo personal y  ropa adquiridos en las

tiendas de Castellví de Rosanes.


De este modo se quiere ofrecer un apoyo más completo a las familias atendidas y contribuir a una mejor variedad nutricional.


La regidora de Bienestar Social, Vicky Castellanos Núñez, explica que “la idea que tenemos es hacer un banco de alimentos nutricionalmente más completo y, en la medida que se pueda, adaptar también los productos que reciben las familias en función de alergias, intolerancias o condiciones de salud que puedan tener”. Por esta razón, añade la regidora, se valorará con las familias receptoras los alimentos recibidos por si hay alguno que, por razón de salud, no pueden consumir con el objetivo de cambiarlos en futuras entregas por otros que sí que puedan.


Algunos de los productos recibidos del Fondo social europeo no han sido suficientes para cubrir el incremento de familias atendidas por el banco municipal de alimentos y desde la concejalía de Bienestar Social se ha hecho también una compra de estos productos envasados para alcanzar las necesidades de las personas usuarias del servicio.



La web del Ayuntamiento de Castellví se renueva dentro del paraguas técnico de la Diputación de Barcelona

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial