​Aprender a acompañar

Purificació González
Purificació González

Este sábado, la presentadora, actriz y humorista, Paz Padilla, se sentó en el programa Sábado Deluxe para hablar sobre el acompañamiento a la muerte de un ser querido.


Paz Padilla



La productora de este programa, La Fábrica de la Tele, le dio la oportunidad a una de sus colaboradoras de hablar abiertamente de su punto de vista acerca del tránsito hacía la muerte. El que se ha construido tras en febrero despedir a Lola, su querida madre, en julio a Antonio, su marido y como ella misma lo ha definido “el amor de su vida” y en agosto a su suegra, Ana. Esa fortaleza interior que ha sorprendido a propios y extraños y que ha generado en torno a ella un halo de admiración, respeto e interés.


En este monográfico que se vivió en este Deluxe del pasado sábado sobre cómo acercarse con cariño y conscientemente a una realidad tan difícil de asumir, como seres humanos, como la muerte de un ser querido se destilaba tanto tacto y sensibilidad que por un momento parecía que estuviéramos en un espacio televisivo de crecimiento personal y alejado, cómo en una pausa catártica, de su habitual e igual de necesario, entretenimiento televisivo.


La apuesta de Telecinco de arropar como una gran familia a uno de los suyos, Paz Padilla, quizás a dos, porque allí también se sentó una valiente, Mila Ximénez, que lucha contra un cáncer de pulmón fue especial, acertada, reconfortante y humana.


Todos aquellos que escuchamos las diferentes intervenciones de los tertulianos televisivos que fueron haciéndole preguntas a Padilla, las respuestas de las invitadas (Paz y su hija) y la calidez que desprendieron los cuidados silencios del presentador del espacio, Jorge Javier Vázquez, hay que enmarcarlos, como los buenos momentos que es capaz de transmitirnos el ente televisivo.

El ejemplo, las reflexiones en voz alta y las herramientas que regaló para los telespectadores Paz Padilla sobre cómo acompañar en el tránsito a la muerte a un ser querido que sin remedio sabes que se marcha fueron de una generosidad personal extraordinaria.



Paz Padilla y Anna Ferrer disfrutan de una salida madre e hija




Si Padilla quiso ayudar a los allegados de los enfermos de cáncer o cualquier otra enfermedad con diagnóstico de muerte cierta a transitar del espacio de la negación a la aceptación y el amor incondicional, lo consiguió con creces y con nota. Supo expresar y condensar tal abanico de emociones que empatizó con la audiencia a la que cautivó, sin lugar a dudas.


La vida con este programa demuestra que en los lugares más insospechados es posible hallar el necesario consuelo al dolor más extremo al que tenemos que enfrentarnos, todos, antes o después y muchas veces a lo largo de nuestra existencia, la pérdida de un ser querido. Porque la muerte toca a todas las familias, en días alternos o consecutivos y estar preparados frente a ella es el mejor regalo a nuestros seres queridos.  


Gracias a Paz Padilla por tener un corazón donde todos hemos cabido, este sábado, en un Deluxe.


Paz nos ha enseñado el camino y solo nos queda aprender a acompañar con todo nuestro amor a nuestros seres queridos hasta las mismas puertas de la muerte por más difícil que sea este camino. Toca aprender a acompañar.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial