​Cristóbal Colón, los norteamericanos y los “santos” ingleses

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Al final de la rambla de Barcelona- conocida como Santa Mónica-, la gente se topa con un monumento, el dedicado a Cristóbal Colón el descubridor de América. Este forma parte del paisaje y la vida de muchos ciudadanos, sobre todo, de los pequeños por la altura de la misma que impresiona.  Colón, como se conoce esa zona, sirve también de punto de encuentro de muchos que han quedado para verse o tomar alguna bebida en cualquiera de los bares de su entorno.


Cristobalcolon




De tanto en tanto surgen los puros y revisionistas de la historia que quieren cargársela como la inquisición hizo en su día con personas que no gustaban al Torquemada de turno. Ahora vuelve de nuevo la propuesta de quitar de su lugar la estatua de Colón, porque la diputada Jessica Albiach  así lo ha pedido, como si no hubiera más temas importantes de los que preocuparse. El argumento de la presidenta del grupo de los comunes se basa en que "es un reconocimiento hacia una figura que hizo posible la colonización de unos territorios con el genocidio que generó allí mismo”. Suponemos que esto es así porque en EEUU, hay una corriente que está por la labor de quitar de algunos estados los monumentos del genovés con la excusa del "genocidio".


Otra corriente, defiende la imagen de Colón y la celebración del Columbus Day (Día de Colón, el 12 de octubre) que viene celebrándose desde el año 1934, tras la firma de la resolución realizada por el entonces presidente, Franklin Roosevelt, y el Congreso de los Estados Unidos


Basil Russo, presidente de la Orden de Hijos e Hijas Italianas de América manifestaba que el Columbus Day "sirve como factor unificador en nuestra comunidad", según declaraciones realizadas a The New York Times. No hay que olvidar que a principios del siglo XIX más de cuatro millones de italianos emigraron a los Estados Unidos. Muchos de ellos fueron discriminados por su origen. La figura de Colón fue clave para reivindicarse en el país norteamericano. Sentían orgullo de que un italiano fuera el descubridor de América. La comunidad italiana regaló a la ciudad de Nueva York la estatua, en el año 1892 y esa comunidad es, precisamente, la que se opone con mayor fuerza a su posible retirada: "Es una bofetada en la cara a la comunidad italoamericana y no vamos a tolerarlo" afirmaban representantes de este importante colectivo.


Los grupos contrarios a Colón al que califican de matar indios no tienen base histórica, porque el era un descubridor, un explorador, no un asesino.   Resulta curioso que ellos califiquen la acción de Colón como racista y esclavista y no hagan lo mismo con la herencia inglesa del país, cuyo origen se halla en los 13 Estados del norte dependientes en el siglo XVII de Londres. ¿Eran unos santos los ingleses?, está claro que no. El mismo nacimiento del país está vinculado a los padres fundadores: Franklin, Jefferson, Madison o Washington. todos ellos, salvo John Adams, tenían esclavos y sobre ellos no han recaído ataques estos días ni se ha cuestionado su herencia o su papel en la historia estadounidense.


Otra pregunta es ¿quién exterminó a los indios de Norteamérica?, los auténticos habitantes de ese país. Fueron los primeros estadounidenses, del siglo XVIII y XIX, los herederos de las colonias inglesas que las formaban lo mejor de cada casa.


Analizar situaciones de otras épocas con visión del siglo XXI es sacar de contexto los acontecimientos y nadie debería hacerlo, para no caer en el error de convertirse en censores de la historia que es la que es porque mucho que quieran cambiar los hechos. Lo que no hay que hacer es no olvidarlos, para no volverlos a repetir, porque como dicen el refrán popular “el hombre es el animal que tropieza dos veces en la misma piedra”.


Por cierto, ¿Qué está haciendo el gobierno español?

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial