​El presidente de la Cámara de Barcelona, un político frustrado

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Hay personas que la inteligencia la tienen allí donde acaba la espalda. Siendo así, puede hacer o decir cualquier cosa que se les ocurran. Lo malo viene cuando estas personas ocupan puestos de responsabilidad y sus acciones perjudican a otros-   Este es el caso del presidente de la Cámara Oficial de Comercio, Industria y Navegación de Barcelona- más conocida como la Cámara de Barcelona-Joan Canadell que desde la campaña que hizo-apoyada por la ANC- para acceder a la presidencia de la misma, hasta el día de hoy, ha sido un personaje que ha generado polémica, no por actuaciones brillantes e ideas ingeniosas en beneficio de la institución, sino por su papel más político que empresarial, por la división que ha realizado en la cámara que preside y por las declaraciones que hace.


Joancanadell



La penúltima actuación del este personaje, ¿empresario?, ha sido un tuit en el que dice “España es paro y muerte, Catalunya es vida y futuro”, una afirmación que ha despertado las criticas dentro y fuera de Catalunya. El talibán Canadell, el iluminado que está destrozando a una institución histórica que ha llevado hasta ahora una trayectoria de defensa de los sectores que representan, sin entrar en partidismo político.


Desde que preside la Cámara, este mayo cumplirá un año de desgobierno y sectarismo, Canadell no ha dejado de ser protagonista para desgracias de todos. Con una participación de solo el 4,1% de las 423.000 empresas. La mayoría pequeños comercios vinculados al independentismo. Unas elecciones cuyos resultados fueron muy polémicos porque los números no cuadraron.


Cuando se produjeron los actos del Tsunami: cortar carreteras, ante el cabreo de los camioneros que se vieron atrapados sin poder entregar sus mercancías -también de la sociedad en general-, el dueño de Petrolis Independientes, que preside la Cámara de Barcelona, minimizó el impacto económico de esos cortes y añadió "que consideraba inferiores a los causados por la falta de inversión en infraestructuras por parte del Estado español". Como es habitual mezcló la gasolina, con el aguarrás, para hacer el papel que corresponde a los políticos. ¿Político frustrado?.


La animadversión del presidente independentista le llevó a decir en uno de sus discursos, más político que económico- que había que crear un nuevo modelo de Catalunya como país porque “España nos condena a la pobreza”. Lo dijo y se quedó tan contento, porque había vuelto a colocar otra cuña allí donde no tocaba. Su apoyo público a los políticos presos ha sido una de sus constantes.


Muchos han considerado que, desde la llegada del independentista a la presidencia de la Cámara, la imparcialidad que debe guiar la institución a dado paso al sectarismo y la política que se ha llevado por delante a la defensa de los intereses generales de todos los asociados. No hay que olvidar que la función más importante es su contribución al desarrollo y la competitividad de su territorio.


Joan Canadell, el presidente que más criticas ha recibido en menos de un año de presidencia que ha conseguido politizar a la misma, y tirar a la basura el redito que había dejado su antecesor, Valls, todo un ejemplo de diplomacia saber hacer, buena gestión y de impedir que la política controlara la institución cameral barcelonesa.


Arreglados van todos los ciudadanos de Catalunya, con personajes como este. En menos que canta un gallo, Catalunya se iría al traste. Es de esos elementos que echa la culpa a los otros de todos sus males. Toda una filosofía de vida que a más de uno le ha ido bien, pero que hay personas que no se la creen, por suerte.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial