Continental ha iniciado un análisis para decidir el futuro de su fábrica en Rubí

|

Las alarmas saltaron hace dos semanas cuando la empresa Continental, con sede en Alemania, aseguró que abría un periodo de seis meses de negociación con los sindicatos para decidir cómo afrontan el futuro de las instalaciones en Rubí. Este municipio es desde hace años el tercer municipio que concentra mayor actividad industrial de Catalunya por detrás de Barcelona y Tarragona.


Continental2

Uno de los talleres Continental.


Continental está buscando soluciones de futuro para la fábrica, pero la “reindustrialización” de la que ha hablado ha sido entendida por los sindicatos como una posible venta. El impacto de un posible cierre es imprevisible sobre Rubí y el resto de municipios colindantes.  


La compañía se encuentra inmersa en un gigante plan de reestructuración para adaptarse al futuro del coche eléctrico y ya anunció el recorte de diferentes fábricas repartidas por todo el mundo. En la de Rubí montan el tablero delantero de vehículos, una de las partes que se verá más afectadas por la electrificación del parque de vehículos. El producto que fabrican ahora mismo es analógico y sería necesaria mucha inversión para hacer un cambio de negocio y parece que Continental no estaría muy interesada en hacer esa inversión.


La presencia de la multinacional alemana del sector de la automoción es muy importante en una ciudad de 74.000 habitantes con un tejido formado por cerca de 3.000 empresas, la mayoría de pequeño y mediano tamaño, de sectores tan variados como el farmacéutico, el químico, el metal y el motor. 


La clave de la industrialización de Rubí, está en el tamaño del municipio, con suelo industrial disponible, y sus buenas comunicaciones, situada al pie de la autopista AP-7.  La tasa de paro actual ronda el 12% y según el último informe del Idescat situa la renta por habitante en el municipio ligeramente por encima del 90% de la media de Catalunya.


EN SEPTIEMBRE LA EMPRESA YA ANUNCIÓ DESPIDOS


El fabricante de neumáticos y componentes automovilísticos Continental anunció en septiembre de este año que quería recortar empleos y reducir costes en un plan de diez años, que podría afectar a 15.000 empleados en todo el mundo hasta finales de 2023, para afrontar la actual crisis en el sector y la caída de la producción.


Continental informó que cerca de 20.000 empleados podrían verse afectados por los cambios hasta 2029. De este modo, la compañía alemana quiere reducir costes brutos de unos 500 millones de euros anuales a partir de 2023.


Los costes de la reestructuración serán de 1.100 millones de euros y la mayoría de ellos se contabilizarán entre 2019 y 2022. Sin embargo, Continental prevé crear empleos en áreas como el desarrollo de software.

Seat descarta presentar un ERE temporal tras el parón de la fabrica de Martorell

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial