El mercurio desaparece de la planta de cloro de Martorell

|

SOLVAY


La ponencia ambiental de la Conselleria de Territori i Sostenibilitat de la Generalitat ha renovado las autorizaciones ambientales de las instalaciones de Ercros en Flix, y en Vilaseca y La Canonja (Tarragona), y la de Inovyn España en Martorell, puesto que han eliminado la tecnología de mercurio en la producción de cloro.


Con esta renovación la conselleria ha anunciado que el mercurio ha desaparecido de los procesos de producción de cloro en Catalunya.


Desde finales de 2017, las celdas electrolíticas de mercurio han quedado prohibidas en aplicación de la directiva europea de Emisiones Industriales, que fue adaptada en Catalunya dentro de la ley de Prevención y Control Ambiental de Actividades, y del reglamento europeo de mayo de 2017 sobre el mercurio.


Actualmente existen tres procesos industriales para fabricar cloro, todos relativos a la electrólisis de la sal: celdas de mercurio, procesos de membrana y diafragma. El primero, ya prohibido, es el más contaminante por el mercurio que puede emitir al medio ambiente. La tecnología de diafragma no utiliza este compuesto y es de mayor eficiencia energética, pero utiliza amianto en las instalaciones más antiguas.


En Europa se considera que la alternativa más viable y ambientalmente más limpia es la utilización de la tecnología de membrana, que no necesita el mercurio en el proceso productivo y, además, reduce más del 30% el consumo eléctrico en la producción.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial