Los “policías” de Podemos y la ideología periodística

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Hay que ver la que se ha armado con la dimisión (forzada por presiones) del presidente de la Corporación de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, hace pocos días. El intervencionismo de los partidos que forman el gobierno: socialistas y Unidas Podemos, ha provocado su marcha. Y es lo que han hecho los demócratas y defensores de la libertad de expresión, los bolivarianos de Pablo Iglesias y sus muchachas, que pretenden controlarlo todo y tener a sus peones útiles - periodistas también- en todos los ámbitos. Eso del pluralismo informativo lo entiende igual que Nicolás Maduro en Venezuela: todo lo que no controlan, manipula o se les escapa, “desaparece”. Es la democracia total y la transparencia de unos manipuladores por la pasta.

 

El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, a su llegada al Congreso
El presidente de RTVE, José Manuel Pérez Tornero, a su llegada al Congreso @ep

 

Se han conocido hace unos días los nombres de los dos consejeros que ha puesto - cuota de partido- Podemos en el Consejo de RTVE, dos “periodistas” de partido y sectarios donde los haya: Manuel Martín Medem y Roberto Lakidaín, dos personajes al servicio de sus padrinos y no de la información plural. Estos han elaborado un informe en el que han analizado “la ideología” de algunos de los periodistas/tertúlianos que participan en los distintos programas de los medios públicos - ¿de partido para ellos?-. Según los autores de este sesudo trabajo, han llegado a la conclusión (teniendo como ideología la línea editorial del medio en el que trabajan) de que Pérez Tornero no daba “protagonismo” a la izquierda y le acusan de falta de equilibrio y “pluralidad informativa”. Curiosamente, Pablo Iglesias opina lo mismo. El informe de los dos periodistas demócratas e “independientes” ha servido - las presiones de Podemos, muchas- para hacer dimitir al presidente de RTVE. Un profesional académico de prestigio, de izquierdas y que sabe lo que quiere decir la palabra “pluralidad “

 

¿Pero quiénes son estos dos consejeros de Podemos? José Manuel Martin Medem en la actualidad también es director de Mundo Obrero, publicación del Partido Comunista de España. Colabora, como “opinador” en La Última Hora, el periódico que dirige - ¿pagado por Podemos?- Dina Bousselhan, la exasesora de Pablo Iglesias. Anteriormente había estado de tertuliana de Jesús Cintora en el programa sectario que hacía en TVE y que fue “eliminado” con la entrada de Pérez Tornero. Ahí empezaron los problemas del entonces presidente al fulminar al hombre de Pablo Iglesias, cuyos tertulianos, el 90% eran muy cercanos a Podemos. Ahí nadie decía nada.

 

Roberto Lakidaín, el segundo consejero podemita, públicamente llegó a decir que Pérez Tornero escoge a periodistas afines a la derecha, ultraderecha y centro derecha. Lo ha dicho y se ha quedado mirando a la sede de CCOO donde milita. Curiosamente fue finalista, hace unos años, a presidir la Corporación, pero al final se quedó fuera.


Los dos guardianes de las esencias del periodismo libre, veraz y policías de la pureza ideológica de los periodistas basan su informe ideológico de los periodistas señalando el medio en el que trabajan. ¿Los periodistas pueden elegir a los medios para los que trabajan?´No, como cualquier otra persona: donde le ofrecen un trabajo lo aceptan, la mayoría es así, no se puede elegir. Eso no quiere decir que ideológicamente coincidan con la línea editorial de sus medios, pero a final de mes hay facturas que pagar, la gente no se alimenta aún del aire, y su manera de pensar la expresa en las urnas cuando hay elecciones.


Que dos periodistas se dediquen a realizar listas de “colegas” buenos porque son afines a su partido y el resto - excluidos la otra izquierda y los independentistas- son malos , es impropio del siglo en el que vivimos. Todos pensábamos, tenía dudas, de que las listas negras habían desaparecido de la profesión, pero está visto que no es así, que el periodismo sectario excluyente, politizado por gente que se dice progresista, nos debería remover el estómago y vomitar la bilis que se lleva dentro y que tantas veces se traga. Claro que los periodistas nos hemos acomodado demasiado y eso de denunciar no va con unos cuantos, por miedo a que les cuelgue una etiqueta. Si son personajes como estos dos policías de la pureza, pues como dice un buen amigo mío, que se las pique un pollo y que se dediquen a seguir limpiándole los zapatos, por no decir otra cosa, a Pablo Iglesias, que igual de tanto agacharse van a dar con la cara en el suelo y no podrán levantarse. 
 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE