Hace un año que la Guardia Civil registró el Ayuntamiento de Viladecans

|

Guardiacivilviladecans
Hay fechas que no se olvidan nunca. El 4 de mayo del 2016 no lo olvidarán unos cuantos. Ese día, de buena mañana se presentaron en el ayuntamiento de Viladecans unos cuantos visitantes muy especiales; la guardia civil para registrar el ayuntamiento, llevarse unas cuantas cajas de papeles, y al primer teniente de alcalde y primer secretario del PSC de Viladecans, Joaquín Guerrero. Fue un día muy especial y eso, según nos cuentan, que algunos habían recibido el chivatazo.

Fue el inicio de una investigación sobre las actuaciones llevadas a cabo por el equipo del gobierno y el conglomerado de empresas de INIPRO, los grandes beneficiados de los concursos en el ayuntamiento “amigo”. Nadie se lo podía imaginar, porque se creían impunes. El ayuntamiento era y sigue siendo el cortijo de unos cuantos. Los ciudadanos, aquí, sirven para votar. Solo tienen obligaciones, los derechos son para ellos. La dedocracia, la imposición, la falta de transparencia e información forman parte de este ayuntamiento. Que se llama democrático.

Cuantas cosas ocurrieron en ese día difícil de olvidar, para calvario de unos y satisfacción de otros de que la ley es para todos.

Mucha gente está desanimada por qué ha pasado ya un año, la pieza está bajo secreto de sumario y muchos creen que no va a suceder nada. Los medios que disponen la Guardia Civil y la judicatura son escasos, lo que conlleva que las cosas se alargen más de lo previsto. Pero todo llega, como ha ocurrido con el Caso Pretoria, Lezo, Palau etc. etc. Lo que no se puede es perder la paciencia, la confianza en la justicia. Todo llega a veces más tarde de lo deseado, pero llega.

INIPRO, es el ejemplo de lo que no debe hacer un ayuntamiento y lo peor del caso es que las cosas, en algunas actuaciones, no han mejorado.

Así que, no hay que olvidar la fecha del 4 de mayo. En la colla del Mamut la tenemos bien guardada y el próximo año, seguiremos hablando del 4 de mayo hasta que los jueces juzguen y las personas implicadas dejen de ser “presuntas” para pasar a otro estadio que les lleve a disfrutar de una habitación gratis en un hotel del gobierno español. Todo no vale y los cortijos son patrimonio en exlusiva de los terratenientes y caciques andaluces... 

¿De quién es el Mamut? De todos

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE