Nicolás, el Síndic del PSC

|

Patxi2

Dicen que hay cosas y personas que nunca cambian y es bien cierto. Pero no cambian ¿por qué no quieren?, ¿no pueden o no les da la gana?. Algo hay de todo eso, pero también porque se creen impunes y los reyes del mambo.


Nicolás, no el joven del mismo nombre que vive en Madrid, sinó el Nicolás que ha vivido del ayuntamiento, donde vive, muchos años. Aquel que por ordeno y mando de Carlos Ruiz, alcalde de Viladecans, camuflado bajo el paraguas de una comisión ¿"democrática" o "dedocrática"? fue nombrado Sindic de Greuges de la vila.

Nombramiento que fue muy aplaudido por todos, dado las características del personaje: un ilustrado de postín, con un amplio currículum, apreciado por todos, conciliador, correcto y tan educado que no habla para no ofender.


Y a pesar de lo que dicen las malas lenguas, no es un sectario del PSC, nooo y tampoco es el “ayudante” incondicional de su mentor. Es un ejemplo a seguir, Nicolás y además cumple toda la liturgia de que “Un sindic debe ejercer sus funciones con independencia y objetividad “. ¿Que no se lo creen?. ¿Por qué?. ¡Qué mala es la gente!.  

Las cosas que les estamos explicando son maldades, cosas de envídia cochina:  ¿Qué pasa si Nicolas fue al congreso del PSC del Baix y “salió” en la foto de la delegación socialista de la Vila? ¡Nada!.  ¿Qué sucede si ahora se hace otra foto con Patxi López?, uno de los candidatos a dirigir el PSOE. Pues, también, ¡Nada!.

Lo que les debe preocupar es si el Síndic de todos se ha teñido el pelo del mismo color que utiliza Mariano Rajoy. Eso sí que es grave, lo demás no tiene importancia…


Hay que advertirle al querido Nicolás que se cambie el color que no le favorece nada. Si la siguiente foto que se hace el Síndic es con Pedro Sánchez, no queremos que se vuelva a decir que va mal teñido. Eso no se puede permitir….



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial