Antifrau pide al Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca que recupere 85.000 euros de dietas irregulares

Antifraude insta el Ayuntamiento a recuperar estos complementos fuera de la ley percibidos por su ex alcalde, regidores del PSC y de Cs, tras la denuncia de Fem Sant Andreu.

|

Femsantandreu

David Solsona tomando posesión como regidor de Fems Sant Andreu en el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca. / @AjSAB



Tal y como publica este sábado en exclusiva NacióDigital tanto el exalcalde de Sant Andreu de la Barca, Enric Llorca, percibió 86.511 euros en dietas irregulares entre el 2015 y el 2020 y cuatro regidores del PSC y una C's del consistorio retribuciones complementarias a las que no tenían derecho según el informe de la Oficina Antifraude en el que se insta al Ayuntamiento a recuperar estos recursos. 


Enric Llorca, alcalde de Sant Andreu de la Barca, dimitió en mayo de 2021 de su cargo en la Diputación de Barcelona como diputado de Salud Pública y Consumo por "motivos personales", algo que pilló por sorpresa al resto de políticos porque llegó al cargo en 2019.


Ya se hablaba entonces y desde hacía meses de la denuncia a Llorca junto al resto del gobierno formado por PSC y Cs, por Fem Sant Andreu. Los demandaron por "sueldos irregulares y cobros indebidos", aunque pusieron especial énfasis en Llorca pidiendo que se investigaran movimientos irregulares en el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca, tales como "el cobro de forma indebida de asistencias" o el "aumento salarial de concejales". Sin embargo, desde el PSC de Sant Andreu quisieron dejar claro que esta denuncia no tenía nada que ver con la dimisión de Enric Llorca como diputado de la Diputación de Barcelona. 


Posteriormente se producía la renuncia a su cargo como alcalde al pleno del 29 de julio de 2021 tras 26 años en el cargo argumentando "motivos personales" y el desgaste de gestionar la pandemia. A pesar de estar al frente del consistorio, seguía trabajando como médico, de donde recibía según él mismo afirmaba su salario principal, y aduciendo que solo cobraba "las dietas correspondientes para asistir en los órganos colegiados del Ayuntamiento y de la Diputación de Barcelona, como el resto de electos sin dedicación exclusiva ni parcial". Unas cantidades que ingresaba, según Antifrau en unas "cuantías irregulares".


A ANTIFRAUDE NO LE QUEDAN DUDAS DEL COMPORTAMIENTO ILEGAL DE LAS CANTIDADES PERCIBIDAS POR EL EX ALCALDE Y LOS REGIDORES DEL PSC Y C'S


Antifraude actúo tras una denuncia presentada por el segundo grupo del consistorio, Fem Sant Andreu en marzo del año 2021, dado que a finales del 2020,  el pleno local ya había reformulado el sistema de dietas del alcalde, después de que tanto la Diputación de Barcelona como la Secretaria municipal certificaran las irregularidades, aunque se desestimara reclamar el retorno del importe total de todas. 


El informe de Antifrau es muy conciso y destaca que las remuneraciones por asistencia a órganos colegiados al ex alcalde suponían una cantidad equivalente a entre un 64% y un 76% de la retribución máxima por dedicación exclusiva que habría percibido como alcalde, entre 2015 y 2019, motivo por el cual constituyían "una auténtica retribución por dedicación parcial". Por este motivo, Antifraude ha instado al Ayuntamiento a iniciar un procedimiento de revisión de oficio y un procedimiento de reintegro de las cantidades satisfechas indebidamente por un valor de 86.511 euros durante los últimos seis años en el cargo de Llorca en Sant Andreu de la Barca.


Unas cantidades que percibía el ex alcalde y que eran de pleno conocimiento por parte de los concejales y grupos políticoso presentes en el pleno municipal que las iba aprobando año tras año fijando las dietas para asistir a cada uno de los órganos, en cantidad superior para el alcalde respeto de los otros concejales y lo justificandolo en base a su "especial y mayor responsabilidad". 


Antifraude subraya que los 86.511 euros, no representan todas las remuneraciones recibidas por Llorca para asistir a órganos colegiados, sino el extra que cobraba por encima de otros electos por asisitir a las mismas reuniones. 



Llorca cobró dietas más elevadas que el resto de electos por la asistencia a la junta de gobierno y a las comisiones informativas, entre 2015 y junio 2019 y a mediados de 2019 incorporó una mayor retribución por asistir a la junta de portavoces y, durante el 2020, igualmente ingresó más que los otros regidores por participar en la comisión de cuentas. Sin embargo en 2021, el pleno de Sant Andreu de la Barca puso fin a estas diferencias una vez se constató que eran del todo improcedentes.


De los 86.511 euros irregulares percibidos por Llorca desde el 2015, unos 76.066 euros provienen de las reuniones de la junta de gobierno local, por las cuales el ex alcalde ingresaba 700 euros por reunión. Una cantidad semanal que según el informe de la Oficina Antifraude,"va más allá de los principios de proporcionalidad y rigor y suponen una auténtica retribución encubierta con el que esto comporta desde las perspectivas tributarias y de seguridad social". 


PAGAR INCORRECTAMENTE ASISTENCIAS CONSTITUYE UN FRAUDE DE LEY


El informe además destaca que "un uso abusivo e incorrecto de las asistencias, como es el pago de cantidades diferenciadas y desproporcionadas, puede enmascarar unas verdaderas retribuciones de naturaleza salarial, ya sea para defraudar a la seguridad social ya sea para esconder incompatibilidades, hecho que constituiría un fraude de ley".


Antifraude, añade que estas retribuciones por dietas cobradas en el Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca resultan "discriminatorias y atentatorias a los principios constitucionales de igualdad y de acceso a las funciones y cargos públicos y rompen también con el principio de razonabilidad que tiene que presidir el régimen remunerativo de los miembros electos".


LOS CONVENIOS COLECTIVOS DE LOS TRABAJADORES DE LOS AYUNTAMIENTOS NO PUEDEN APLICARSE A LOS CARGOS ELECTOS


Para Antifrau además varios cargos electos con dedicación exclusiva del equipo de gobierno cobraron pagas derivadas de la aplicación del convenio colectivo de los trabajadores de la corporación, entre 2015 y 2020, a pesar de no ser ni personal funcionario ni laboral. Se trata de los tenientes de alcaldía, Montserrat Tobella y Juan Pablo Beas, el regidor Luis Oulego y la exregidora hasta el 2019, Eva Prim, así como la regidora Saray Cantero (2017-2020), que  confoman el equipo de gobierno local de Sant Andreu de la Barca.


Todos ellos cobraron unas retribuciones anuales complementarias en concepto de puntualidad y productividad previstas en el convenio colectivo del personal del Ayuntamiento pero no aplicables a los cargos electos. Antifraude, en todo caso, no ha cuantificado estas retribuciones también irregulares constatadas desde el 2008. Pero vuelve a pedir al Ayuntamiento de Sant Andreu de la Barca que recupere los pagos hechos por este motivo y enmendados en 2021.



LA SECRETARIA DEL AYUNTAMIENTO DICTAMINÓ QUE LA DIFERENCIA NO ERA LEGAL


En un informe realizado por los propios órganos internos municipales y de contra la secretaria del ayuntamiento advirtió que "la diferencia fuera legal", coincidiendo con la apreciación realizada en el mismo sentido por la Diputación de Barcelona. Ambos controles internos por tanto advirtieron fehacientenente de la "irregularidad de las dietas diferenciales" tanto del ex alcalde como de los concejales a los que se les aplicaban complementos del convenio del Ayuntamiento que no les correspondía percibir.


En la pelota de la nueva alcaldesa de Sant Andreu de la Barca y los grupos que conforman el pleno municipal, algunos de los cuales han mirado para otro lado y otros han denunciado está la recuperación de esas ingentes cantidades de dinero percibidos durante años indebidamente en este consistorio del Baix Llobregat. 

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
redaccio@vilapress.cat
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL - Contratación publicidad
Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE