El antiguo cauce del río Llobregat en El Prat acogerá una macroestación de mercancías

|


20211116 PDU

El director general de Ordenació del Territori, Agustí Serra; la teniente de alcalde de Barcelona, Janet Sanz; el presidente del puerto, Damià Calvet, y el alcalde de El Prat, Lluís Mijoler @Port de Barcelona 


Hoy se ha presentado el avance del Plan Director Urbanístico (PDU) de la Terminal Logística Intermodal del Port de Barcelona, que ordenará el futuro desarrollo ferroviario del área sur del Port. Este nodo ferroviario es un conjunto de infraestructuras que incluye: una terminal de ferroutage, una terminal de recepción y expedición y otra de carga y descarga, ubicadas todas ellas en el antiguo cauce del río Llobregat, y una terminal de recepción y expedición paralela al curso actual del río, denominada Terminal Nuevo Llobregat. Se trata de una infraestructura supramunicipal y, para su desarrollo, se ha conseguido el consenso del Port con los ayuntamientos de Barcelona y El Prat, con la implicación, también, del Departamento de la Vicepresidencia y de Políticas Digitales y Territorio y de Barcelona Regional (que lo ha redactado).


El acto de presentación del avance del PDU ha contado con la participación del presidente del Port de Barcelona, Damià Calvet; la segunda teniente de Alcaldía y responsable del Área de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad del Ayuntamiento de Barcelona, Janet Sanz; el alcalde del Prat de Llobregat, Lluís Mijoler; y el director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Agustí Serra.


El Port de Barcelona impulsa el transporte ferroviario por su eficiencia y competitividad. En los últimos 10 años, esta estrategia intermodal del Port ha evitado 2,8 millones de trayectos de camión. El año 2020, el tráfico ferroviario en el recinto portuario supuso sacar de la carretera 175.000 camiones, es decir, 700 camiones diarios. Esta eliminación de tráfico vial permitió ahorrar la emisión de 42.700 toneladas de CO2, dejando de quemar 14 millones de litros de combustible.


Un potente nodo ferroviario con 6 terminales


Las infraestructuras del PDU, junto con las otras existentes en el entorno -la terminal ferroviaria de BEST en el Muelle Prat y la Terminal C de expedición y recepción, ya construidas y operativas- conformarán un nodo ferroviario muy potente, con 6 terminales, que dará servicio en el Port de Barcelona y a su entorno: la Zona Franca de Barcelona, el Polígono Pratenc, y las industrias ubicadas en el Baix Llobregat y en el sur de Barcelona. Este nodo dará servicio a los tráficos marítimos-terrestres y terrestres-marítimos, pero también a los tráficos terrestres-terrestres que podrán aprovechar esta infraestructura para llegar a sus mercados de forma sostenible y eficiente.


Ocupa una extensión de 68 ha y es uno de los nodos del Corredor Mediterráneo. La suma de esta infraestructura con los nuevos accesos terrestres al Port de Barcelona y los 10 apartaderos ferroviarios del eje Barcelona-Zaragoza, que comportarán una inversión pública de 600 y 30 millones de euros, respectivamente, permitirá incrementar el número de contenedores que entran y/o salen del Port en tren, avanzando en sus objetivos ambientales y de eficiencia.


Durante el 2020, el tráfico ferroviario en el Port de Barcelona fue de 269.304 TEU, con una cuota ferroviaria del 15% en contenedores y del 42% en vehículos. Se prevé que la Terminal Logística Intermodal permitirá el trasvase anual de la carretera al tren de unos 400.000 contenedores y 46.000 semirremolques.


Nuevos espacios públicos verdes


El PDU incluirá la regulación y ordenación urbanística de los espacios afectados por las nuevas infraestructuras. Se crearán 20,8 ha de nuevos espacios públicos verdes y el Corredor Verde Parque Agrario del Llobregat-Parque de Montjuïc, una red de itinerarios verdes que conectarán las diferentes áreas logístico-portuarias y los espacios naturales. Este PDU es un primer paso muy importante para aprovechar el espacio que dejarán las nuevas terminales ferroviarias a la estación del Morrot para mejorar la relación ciudad-puerto, conectando con Marina del Prat Vermell y descongestionando Montjuïc.


Asimismo, está previsto integrar paisajísticamente el paso de las infraestructuras mediante corredores verdes que actúen de cojín. Garantizará la integración territorial de las nuevas infraestructuras y su uso por actividades logísticas y de transporte, así como la función ambiental y social de los nuevos espacios públicos que se generarán, minimizando el impacto del paso de las infraestructuras. La Terminal Logística Intermodal del Port de Barcelona no afectará, por lo tanto, en los espacios de valor del entorno. "Hay un compromiso importante del Port que no es menor. Estamos hablando de 15 millones de euros que invertirá el Port de Barcelona directamente fuera de su ámbito con el fin de crear las condiciones urbanísticas recogidas en el PDU. Con esta actuación, se garantiza la función ambiental y social de nuestros espacios públicos", ha explicado hoy Damià Calvet, presidente del Port de Barcelona.


La presentación del avance del PDU de la Terminal Logística Intermodal del Port de Barcelona coincide con el inicio del proceso de participación ciudadana, que tendrá un plazo de 3 meses. Una vez incorporadas las aportaciones ciudadanas y de los entes locales y finalizada la tramitación ambiental, se prevé la aprobación inicial del PDU y la apertura del trámite de información pública. Las enmiendas que se recojan por parte de ciudadanos, ayuntamientos y asociaciones durante esta información pública ayudarán a acabar de dar forma en el documento, que recibirá la aprobación definitiva por parte de la Comisión de Territorio de Cataluña, previsiblemente, el primer trimestre del 2023.


Damià Calvet ha indicado que "la economía de Cataluña necesita un Port de Barcelona más eficiente, más competitivo y más sostenible. Con este instrumento urbanístico, consensuado por las cuatro Administraciones competentes, hacemos posibles los accesos ferroviario y vial y el nodo ferroviario".


La teniente de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, Janet Sanz, ha destacado que "este PDU es un ejemplo de una nueva manera de hacer ciudad-puerto, que incorpora nueva industria verde y sostenible, infraestructura pública sostenible y co-liderazgo entre grandes instituciones como el Port de Barcelona, Ayuntamientos y Generalitat, al servicio del interés público". Sanz ha afirmado que esta actuación "es una oportunidad para garantizar que tejido urbano y tejido industrial se conectan y van de la mano, sin generar una barrera, generando un espacio público de calidad y abierto para que pueda ser disfrutado por la ciudadanía".


El alcalde del Prat, Lluís Mijoler, por su parte, ha destacado que el avance del PDU es fruto de que "todas las administraciones implicadas hemos apostado por el diálogo y por la negociación". Y ha añadido que "para el Ayuntamiento del Prat era muy importante dar valor y ubicar bien las zonas verdes", indicando que la solución propuesta "permitirá encuadernar el equilibrio territorial en el Delta, la ciudad con el Parque Agrario y los espacios naturales, y en lugar de un muro disponer de una bisagra verde y sostenible del Prat hacia el sur".


El director general de Ordenación del Territorio y Urbanismo, Agustí Serra, ha puesto en valor que "este tiene que ser una herramienta urbanística que posibilite la implementación de la terminal intermodal del Port de Barcelona, y además, que sirva para integrar en el territorio infraestructuras y espacios dedicados a la economía productiva, con el consenso de todas las administraciones".


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE