En España no hay democracia y en Venezuela sí

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Algunas personas creen que en ocasiones hay personajes que hacen declaraciones escandalosas sin mala intención, o que el autor no las ha pensado lo suficiente y las denomina “un calentón dialéctico” que no hay que tener en cuenta. Otros en cambio van más allá y no tienen duda de que lo que dicen está medido y bien medido ¿Una provocación a sabiendas de las consecuencias? Claro que sí. Forman parte de una estrategia bien definida con unos objetivos muy concretos. Decía el escritor, periodista y “espía” Ian Fleming en su libro Goldfinger: “Señor Bond: en Chicago tienen un proverbio: “Una vez es casualidad; dos coincidencias y la tercera vez…una acción hostil”.


El secretario general de Podemos y vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias

Pablo Iglesias (EP)


El vicepresidente y jefe de la oposición, Pablo Iglesias, se destapaba esta semana con unas declaraciones en un medio independentista, unas palabras más propias de un político de la oposición que aspira a calentar el ambiente que de un vicepresidente del gobierno de España al que se le supone responsabilidad, lealtad y sentido de Estado, algo que no tiene asumido pese a llevar ya un tiempo en el gobierno. Pablo Iglesias ha dicho impertérrito que “No hay una situación de plena normalidad política y democrática en España cuando líderes políticos de los dos partidos que gobiernan Cataluña están unos en las cárceles y el otros en Bruselas exiliados". Pero no conforme con esa afirmación, la redondeó asegurando que “es una vergüenza que en España haya presos políticos”. Unas declaraciones que no tendrían importancia si la personas que las realiza no fuera vicepresidente de un gobierno elegido democráticamente, sin coacciones ni con cárceles llenas de personas que lo único que han hecho es discrepar de las políticas de su régimen que es todo menos demócrata.


En otro país, Pablo Iglesias tendría que haber dimitido, o el presidente del Gobierno debería haberlo cesado inmediatamente. ¿Por qué debería haberlo hecho? Porque hay demasiados países mirando alucinados con las salidas de tiesto del vicepresidente -- que lleva ya unas cuantas-- y pone en entredicho a España, su gobierno, y la imagen del país. Pero es que además, sus palabras están siendo aprovechadas - les dan munición- por los huidos a Bruselas y los sectores independentistas para justificar las acusaciones sobre la falta de democracia en España. Menos mal que las instituciones europeas este tipo de acciones se las pasan por el Manneken Pis y reafirman que en España hay una democracia plena y consolidada, nadie la pone en duda.


Mientras Pablo Iglesias habla así del país donde es vicepresidente, no se le ha escuchado ni una sola palabra sobre la dictadura bolivariana de Venezuela, donde no solo encarcelan a políticos de la poca oposición que queda sino a otros ciudadanos anónimos que no comulgan con el régimen.

Según Tamara Suju, presidenta ejecutiva del Instituto CASLA, hay presos políticos que están encerrados en una celda situada a tres pisos bajo tierra, sin ventilación, sin contacto con el exterior. Se encuentran hacinados, mal alimentados y donde se les tortura con impunidad, bajo la guía de cubanos y el asesoramiento en operaciones psicológicas de iraníes. Suju denuncia también los centros clandestinos con nombres tan descriptivos como ‘El Infierno’, escenario de abusos y torturas que esta abogada denuncia cada año, Sus informes han servido de base a la Corte Penal Internacional sobre los crímenes cometidos en Venezuela. El objetivo de Suju es que Maduro acabe siendo juzgado por los crímenes cometidos


Qué decir de la cantidad de personas que se han visto obligadas a dejar su país. A principios de este año, Naciones Unidas alertó que el número de venezolanos que han salido huyendo de su país ascendía a 4,9 millones. Una cifra que debería llamar la atención de la comunidad internacional que condena, pero no hace nada .


Todos estos datos se los ha colocado el vicepresidente de España debajo de ese moñete del que se siente muy satisfecho. ¿Por qué no habla de la democracia de este país?, porque él y unos cuantos más de sus colegas han estado cobrando por asesorar al demócrata Maduro, a su gobierno y a la familia del dictador. Tampoco se define sobre Rusia, a cuyos dirigentes les ha dado munición para comparar a los políticos presos catalanes con su compatriota, al que quisieron envenenar y a su  regreso a Moscú le enviaron a prisión


Así que camarada Iglesias, con traje y corbata, con jersey y determinados tipos de camisas – es su uniforme oficial para marcar territorio y despistar a sus votantes-, haga el favor de irse a Venezuela, o exíliese con los políticos catalanes en Bruselas para que su apoyo esté más próximo, lo que prefiera...Pero deje ya de tomarle el pelo a la inmensa mayoría de la ciudadanía, porque usted dice una cosa y hace la contraria… No cuente tantas películas porque la democracia no la ha inventado usted ni y sus colegas. Por cierto, esos videos que lanzáis por las redes a las que eres tan aficionando, ¿los hace la empresa Neurona para justificar pagos?......


COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial