Los médicos de Atención Primaria denuncian que están "al límite"

|

Un colectivo de médicos de Atención Primaria que ejercen en Catalunya y que están recogiendo firmas de trabajadores y representantes del sector han solicitado ayuda y amparo legal a la Asociación Médica de Catalunya (AMC) para trasladar  a la Conselleria de Salut sus reivindicaciones. "No podemos más. Estamos al límite. Vivimos una auténtica catástrofe y nadie nos escucha", sentencia a Catalunyapress la médico de familia del CAP de la Vila de Gràcia y una de las impulsores de la iniciativa, Sagrario Alía.


El colectivo, que está recibiendo adhesiones desde todo el territorio catalán, lanza un "SOS" en toda la regla a las autoridades sanitarias catalanas e imploran que se adopten de forma inmediata las medidas administrativas y organizativas necesarias para hacer frente y paliar la actual situación de crisis y desbordamiento que de forma generalizada están experimentando los centros de atención primaria del ICS.


Alía enfatiza a Catalunyapress que la iniciativa "desesperada" y "necesaria" persigue, por encima de todo, "proteger la salud tanto los profesionales sanitarios como de los pacientes y usuarios del sistema público sanitario catalán".


Sanitarios agradecen el homenaje que cada día se celebra en su honor en todos los Centros de Salud y Hospitales de España a las 20:00 horas. Imágenes en la puerta principal de la Fundación Jiméne



Los médicos de Atención Primaria en Catalunya denuncian que están "al límite de una catástrofe" @EuropaPress


Los médicos de Atención Primaria en Catalunya denuncian que la situación de pandemia que estamos viviendo no ha hecho sino agravar esta situación aún más, provocando de manera continuada una merma en los equipos de atención primaria (EAP), y colocando de manera generalizada a los mismos dispositivos EAP y a sus profesionales en una situación prácticamente insostenible y al borde del colapso.


La grave coyuntura de crisis sanitaria en la que estamos inmersos también ha provocado un aumento exponencial de la sobrecarga asistencial que los centros y equipos de atención primaria están experimentando durante los últimos años, tal como los profesionales del sector han recordado públicamente en múltiples ocasiones.


La situación, deriva no sólo en un incremento repentino de las peticiones de asistencia sanitaria formuladas por los pacientes y usuarios, sino también y muy especialmente, debido a la obligación impuesta a los centros de atención primaria (CAP) en la asunción también de asistencia sanitaria directa de los centros residenciales para personas mayores.


La asunción de la prestación de servicios de asistencia médica y sanitaria en los centros residenciales de gente, directamente por los profesionales de los diferentes EAP, ordenada por el director del Servicio Catalán de la Salud mediante Instrucción 2/2020, de 26 de marzo, fue una medida reorganizativa adoptada en principio con carácter provisional y excepcional para hacer frente a la crisis sanitaria sobrevenida y debía tener una vigencia máxima de tres meses tal y como recuerdan los profesionales de Atención Primaria catalanes.


Sin embargo, lo que debía ser un abordaje provisional de tres meses para poder hacer frente de manera inmediata a la grave situación que estaban experimentando los centros residenciales de personas mayores al inicio del estallido de la pandemia, se ha convertido en la actualidad en una situación estable y permanente.

Es decir está siendo los dispositivos sanitarios de atención primaria, es decir, los EAP- los que continúan asumiendo la atención médica de los residentes en estos centros, y esto además de continuar asumiendo la prestación de servicios médicos a los pacientes y usuarios de su propio CAP.


Por otra parte, la situación de pandemia generada por el virus Covid-19 ha provocado también incidencias en el funcionamiento y organización internas de los mismos EAP y de sus plantillas de profesionales, siendo las más graves -y al mismo tiempo las más habituales-, las siguientes:


- Desigualdad en las cargas asistenciales de los profesionales de un mismo EAP, dado que se han tenido que limitar algunas actividades relacionadas con la Covid a algunos miembros del equipo por pertenecer a colectivos de población de riesgo -edad y otras comorbilidades -, circunstancia ésta que lógicamente dificulta la dinámica diaria del EAP.


- Algunos de los profesionales presentan secuelas post-Covid que constituyen una dificultad añadida a esta dinámica diaria.


- Escasez de líneas telefónicas para atender las peticiones de asistencia sanitaria formuladas a través de esta vía y dispositivos en mal estado, que impiden la comunicación y accesibilidad al usuario.


- Finalmente, los recursos y medios de protección manifiestamente insuficientes con los que el ICS ha provisto a los EAP para hacer frente a la pandemia, y que en la enorme mayoría de los casos han tenido que limitar a una mascarilla FFP2 que deben utilizar durante toda una semana de forma continuada, práctica ésta que ha sido desaconsejada por la OMS, afirmando que este tipo de mascarillas no aseguran la protección frente al contagio con un uso superior a 24 horas.


Para el colectivo de médicos, la situación descrita conduce a una situación de sobrecarga asistencial sin precedentes en el ámbito de la atención primaria de salud, que se aleja de manera grave y preocupante del contenido de los pactos alcanzados en su día entre profesionales y el mismo ICS y que se plasmaron en el Acuerdo firmado en fecha 29 de noviembre de 2018 para la salida de la huelga convocada mediante la convocatoria de huelga v-78/2018, en un momento en el que el sistema sanitario catalán ya se encontraba prácticamente en una situación límite.


Sobrecarga asistencial ésta que no sólo afecta al personal sanitario (colectivo éste, dicho sea de paso, es esencial en un momento de pandemia como el que estamos viviendo), sino que además tendrá consecuencias importantes para la salud futura de la población, por la falta de seguimiento y control de otras patologías debido a la Covid-19, han quedado relegadas.



CARTA A LA ASOCIACIÓN MÉDICA DE CATALUNYA


Sagrario Alía ha remarcado a Catalunyapress que se están apoyando en la Asociación Médica de Catalunya (AMC), de la que también ha formado parte esta profesional del CAP de la Vila de Gràcia. La AMC es una entidad asociativa e independiente de profesionales que intervienen en el ejercicio de la medicina de la sanidad pública y privada en Catalunya. Pueden formar parte médicos, también farmacéuticos, biólogos, químicos, físicos, odontólogos, ingenieros y cualquier licenciado con voluntad de servicio a la sociedad catalana, tanto desde el ámbito público como del privado.


El origen y causa del nacimiento de la AMC tiene como antecedentes históricos, entre otros, la defensa, a lo largo de los últimos veinticinco años, de los intereses de médicos de instituciones hospitalarias, principalmente del Hospital Universitario Vall d'Hebron a través de la Asociación Profesional de Facultativos Vall d'Hebron, los médicos de cupo con la impugnación del Decreto de integración forzosa y la obtención de una medida cautelar de paralización de su aplicación y su posterior anulación definitiva por sentencia de la Sala Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, así como de los intereses de los médicos homeópatas con la impugnación del Decreto de terapias naturales y la también obtención de una medida cautelar judicial de suspensión de su aplicabilidad.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE