​La Diputación atiende a más de 10.500 personas en riesgo de perder su vivienda

|

El Servei d'Intermediació en Deutes de l'Habitatge (SIDH), impulsado por la Diputación de Barcelona en 2012, ha atendido a 10.533 familias con dificultades para afrontar gastos de hipoteca o alquiler de su vivienda habitual, ha informado la corporación.

La diputada de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar, Lluïsa Moret, y el diputado de Infraestructuras y Espacios Naturales, Pere Pons.



Son datos que han presentado la diputada de Cohesión Social, Ciudadanía y Bienestar, Lluïsa Moret, y el diputado de Infraestructuras y Espacios Naturales, Pere Pons, este viernes en rueda de prensa, en la que han hecho balance del SIDH en la provincia.


El servicio cubre desde este otoño toda la población de la provincia, con un total de 44 puntos de atención -después de que finalizara su despliegue en noviembre con una oficina en Cornellà de Llobregat- y da servicio a 309 municipios.


Los servicios prestados han sido principalmente casos relacionados con intermediaciones hipotecarias, con el 70,54% de las consultas; 21,77% de casos vinculados al pago de alquiler; y 3,43% de casos relacionados con temas de consumo; además de 4,27% casos vinculados con el Alquiler Social Obligatorio sin título habilitante.


"En un momento de emergencia social como el actual hemos consolidado un servicio útil y de referencia para los ayuntamientos y para la ciudadanía, que responde a la multitud de demandas y necesidades que identifican los servicios sociales de atención primaria", ha asegurado Moret. En torno al 40% de familias atendidas (4.288) han sido derivadas desde los servicios sociales del municipio y, del total de intermediaciones realizadas por el SIDH, un 52,76% de los casos han finalizado con acuerdo favorable para el usuario.


SERVICIO EN CRECIMIENTO

El SIDH ha registrado un crecimiento este año y hasta el 30 de octubre se habían gestionado 2.909 casos -superando a los 2.747 que se registraron en todo el 2019-, y solo durante el mes de octubre se iniciaron 351 expedientes, "una cifra que supone el récord de aperturas en un mes desde el inicio del servicio".


Es por eso que Moret ha destacado que "el papel del SIDH ha sido clave durante la pandemia, incorporando la atención temporal a las personas que reclamen moratorias en el pago de las cuotas hipotecarias o de las rentas de alquiler".


Desde la creación del servicio, la Diputación ha destinado 8.066.486 euros al SIDH y para el 2021 el presupuesto es de 1.900.000 euros: "El SIH es una historia de éxito, en primer lugar, porque es una historia de colaboración", ha resaltado Pons.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial
AMIC CLABE