Sant Joan Despí aprueba el plan urbanístico para que se construyan 413 viviendas en los terrenos de Gallina Blanca

|

El consistorio de Sant Joan Despí aprobó por  mayoría absoluta, el planeamiento inicial de la transformación urbanística del suelo de la antigua fábrica de Gallina Blanca que se  reconvertirá en oficinas, un hotel y viviendas.


Edificio sede de Gallina Blanca en Barcelona.





El desarrollo de la operación significa la inversión de 150 millones de euros  y afectará a 45 hectáreas de la antigua planta y conllevará que Agrolimen traslade cerca de 500 empleados de GB Foods y Affinity Petcare desde L’Hospitalet a Sant Joan Despí en cinco años.


El plan prevé la construcción de 413 nuevas viviendas, de las que 184 serán de protección pública, 45.000 metros cuadrados destinados a oficinas (en dos edificios), actividad comercial y hotelera, para lo que se dará entrada a nuevos inversores y operadores.



La familia Carulla fundó Gallina Blanca en plena Guerra Civil. En ese momento, 1937, se denominaba Gallina d’Or y tenía la sede en el Paseo de Gràcia de Barcelona. El negocio nació con los cubitos de caldo concentrado, cuya producción era artesanal y habían aprendido de otro ejecutivo de Estrasburgo en Llívia (La Cerdanya). Toda la familia participaba en ello, incluso María Font, la mujer de Carulla. La acogida del público fue enorme y empezó la expansión del negocio, con la apertura de un centro de trabajo más grande en la calle Aragón de la misma ciudad.


Las instalaciones de Sant Joan Despí implicaron la verdadera industrialización del grupo y el inicio de la fabricación de otra referencia que se ha convertido en una marca clásica para el consumidor español, el caldo Avecrem. El crecimiento no ha cesado desde entonces, con una internacionalización que se inició en 1979 y que en los últimos tiempos ha implicado la adquisición de Continental Foods por más de 500 millones. La operación que pilotaron los dos máximos ejecutivos actuales de la compañía, los hermanos Lluís y Artur Carulla Font.


Pero la expansión del grupo, hoy llamado GB Foods, llevó al cierre de su factoría histórica y generó un conflicto laboral con los 70 trabajadores que aún trabajaban en ella. En su día y mediante un comunicado , CC.OO. de Catalunya apoyó a los trabajadores de Gallina Blanca y alertó de que la compañía no estaba dando "garantías reales" para el mantenimiento del empleo y no contaba con un verdadero plan social que responda a las necesidades y obligaciones legales que tiene respecto a sus trabajadores.


"CC.OO. denuncia enérgicamente la destrucción de empleo que se pretende hacer y la progresiva degradación y destrucción del tejido industrial de la comarca del Baix Llobregat. Las supuestas operaciones relacionadas con posibles recalificaciones de terrenos que solo benefician a la empresa en detrimento del mantenimiento del suelo industrial" algo que finalmente se ha producido.


Sant Joan Despí se convertirá en la nueva sede corporativa del grupo Agrolimen, que incluye marcas como Affinity, El Pavo, BioCentury o las cadenas de comida rápido Pans & Company o Bocatta. 




COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial