Tras el rechazo de los ayuntamientos, Sánchez se muestra dispuesto a negociar el acuerdo sobre los remanentes

|

Pedro Sánchez se mostró dispuesto a negociar con los ayuntamientos otra vez el real decreto sobre los remanentes municipales, aunque dejó claro que, para él, el actual es un "gran acuerdo". 


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en su comparecencia ante los medios tras despachar con el Rey en el Palacio de Marivent.



El miércoles, al finalizar su reunión con el rey Felipe VI en Marivent, en Mallorca, Sánchez explicó que su Ejecutivo tendería la mano a todas las instituciones y a los ayuntamientos, con quienes espera poder negociar. "Siempre hemos tenido voluntad de acuerdo con todas las instituciones y, singularmente, con los ayuntamientos. Siempre hemos tenido la mano tendida y con los que vamos a seguir negociando", explicó el presidente español.


Sánchez recordó que el decreto aprobado con la FEMP permitirá que se utilicen 5.000 millones de euros con el objetivo de impulsar la economía española, y explicó que el decreto se ha creado porque la ley aprobada por el exministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, no permitía a los municipios incurrir en déficit público ni utilizar los remanentes. 


Además de incidir en que el acuerdo permite utilizar 5.000 millones de los superávit, Sánchez recordó que también cuenta con un fonto de 400 millones para el agujero que hay en los ayuntamientos como consecuancia de no haber utilizado el transporte durante el confinamiento, y otro fondo de compensación para los ayuntamientos con dificultades. 



Dispuesto a dialogar

Sánchez explicó que, a pesar de considerarlo "un gran acuerdo", el Gobierno está dispuesto a dialogar y negociar con las corporaciones y grupos parlamentarios para que el acuerdo se apruebe en el Congreso. En esa dirección, aseguró que los ayuntamientos y corporaciones han sido olvidados "durante mucho tiempo" y quiere que tengan un "papel protagonista". 


Por su parte, María Jesús Montero, ministra de Hacienda, aseguró que el acuerdo es "histórico" y tildó la reacción del PP como una "estrategia de desgaste que perjudica al municipalismo". Montero añadió que "esta es la primera vez que el Gobierno pone una solución sobre la mesa para el uso de remanentes, que está limitado constitucionalmente y por la ley orgánica de estabilidad".


"Los ayuntamientos no puede incurrir en déficit y lo que hemos hecho es plantearles que no estén sujetos a la regla de gasto y la posibilidad de recibir 5.400 millones de euros en dos años, a cambio de ceder esos remanentes al Estado con préstamos de diez años o superiores. No puedo entender esas críticas cuando estamos consiguiendo evitar un límite institucional haciendo que el Gobierno se quede con el déficit de los ayuntamientos e inyectamos más de 5.000 millones para programas de ayuda a domicilio, o de agenda urbana de los ayuntamientos", explicó la ministra Montero.



Montero se refería en parte a las críticas del PP, entre las que destacan la del vicesecretario territorial del PP, Antonio González Terol, que pidió que Sánchez rectificara el decreto, que considera "discriminatorio", "un chantaje" y al que tildó de "una suerte de corralito de fondos públicos".

El Ayuntamiento del Prat no cederá sus ahorros al gobierno central: "los necesitamos para paliar la crisis"
​Demòcrates pide a los ayuntamientos que se planten ante el acuerdo Gobierno-FEMP

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial