​El presidente de la Cámara de Barcelona prefiere el “doble irlandés”

Carmen P. Flores
Carmen P. Flores
Directora de Pressdigital

Directora de PressDigital

Dicen que este mundo tiene que haber de todo. Una afirmación cierta, porque si no fuera así, el mundo no sería mundo. Conviven distintas variedades de especímenes humanas que se definen no solo por su físico sino también por sus actuaciones. A algunas de ellas hay que sumarles sus palabras, o mejor dicho la incontinencia verbal que deja al descubierto el calificativo del que son objeto.


Joancanadell 1




El presidente de la Cámara de Barcelona, “cada vez que habla sube el pan”, hace más amigos y degrada a la institución que representa. Solo hay que leer, ver o escuchar algunas de sus declaraciones para darse cuenta de ello. Un galosinero metido a gran empresario y ahora aspirante a político independentista, según él, gracias al PP, está encantadísimo de que un irlandés presida la Eurocamara, en lugar de la española, Nadia Calviño. Y es que Canadell todo lo que sea fastidiar al país del que forma parte, le guste o no, lo aplaude, faltaría más. ¿Sino como va a convencer que él es el único y autentico candidato que puede representar al independentismo?. Claro que no es consciente de su más que constatable ineptitud que le lleva a ocupar el primer lugar de este ranking.


Canadell hace de todo menos lo que tendría que hacer en defensa de los sectores que dice representar. Lo suyo es la política, no la economía. La Cámara la utiliza como trampolín para ocupar su lugar en el sol político, aunque ello le pueda llevar al fracaso de su vida. Y es que la gasolina da ínfulas de las que hacen historia.


Canadell debería saber que todo lo que perjudica a España, también perjudica a Catalunya, sino que se lo pregunte a los empresarios que están viviendo los efectos directos de la situación política en Catalunya.


Ahora que está en juego, para todos, la distribución y uso del fondo de reconstrucción de la UE, que aun siguen discutiendo en Bruselas, viene Canadell con sus aplausos al ministro de economía irlandés. Ese que todavía sigue permitiendo el doble irlandés, que no es una bebida, sino un enjuague económico que permite la entrada –por lo tanto fuga de capitales- de multinacionales y otras grandes empresas se llevan sus sedes sociales allí para pagar menos impuestos-incluidas empresas catalanas caso de Grifos que ha puesto también dinero para el movimiento independentista. ¿Ese es el modelo que pretende para Catalunya?.


Hay personas, lo grave es que tienen responsabilidades, que han perdido el sentido común. Al final se creen los elegidos para decir tanta sarta de tonterías que parece increíble que alguien les compre sus discursos.


En esta lista de "idiotas por el cambio" se puede incluir también a Santiago Espot que amén de ir señalando a los infieles quiere concurrir a las elecciones con el objetivo de “encararse con España”. Un elemento fundamental para la economía catalana, la convivencia y las políticas sociales. La pregunta es ¿irá en alguna formación, o hará también su propio partido?.


Espot quiere cambiar la frase “¡Santiago y cierra España! .“Por “Santiago y cierra Catalunya”. Una frase que durante años ha sido muy mal interpretada, porque en realidad, como decía Valle- Inclán significa todo lo contrario, porque la voluntad del pueblo no es la de cerrarla, sino la de abrirla a la libertad de todos.

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial