​Tres concejales y el Carnaval de Viladecans

|

Hay mucha gente que está esperando que llegue uno de los festejos más coloristas del año. Nos estamos refiriendo al Carnaval,y sobre todo, al desfile de carrozas que tiene lugar el domingo de Carnaval.


Posiblemente muchas de las personas que participan directa o indirectamente como meras espectadoras no sepan de donde viene el mismo, aunque en honor a la verdad hay varias teorías, dependiendo de quién lo explique. La más extendida explica  que es una fiesta de origen pagano romano, después se relacionó el Carnaval con la Cuaresma de la religión cristiana ya que tiene lugar inmediatamente antes de la cuaresma. No hay que olvidar que la adaptación del Carnaval ha sido muy particular en todos los países del mundo en los que se celebra.


Disfraces y  máscaras son  elementos fundamentales en estos festejos. Estos permiten que la gente oculte su identidad y pueda desinhibirse, dando rienda suelta a sus deseos y evita sentirse avergonzado. También afirman los más conocedores de la materia que el disfraz que usa cada persona viene a suplir los sueños de lo que le gustaría ser y no lo es en la vida diaria. Otros disfrazados emplean el sarcasmo en su vestimenta para ridiculizar a las personas o instituciones que no podrían hacerlo en cualquier día del año. Sea como sea, el Carnaval sirve para que la ciudadanía se lo pase bien, se rian un rato y lo pase de maravilla.


Los políticos, no sabemos si por obligación o devoción, suelen disfrazarse-aunque hay quien dice que van todo el año de esta guisa-  , unos se mezclan con el gentío y los hay que, por aquello de tener que  sustituir al alcalde, no les queda más remedio, ¿o no?, que hacerlo. Este es el caso de los concejales del PSC, Gisela Navarro, Anselmo Sánchez y la de En Comu Podem, Encarni Garcia que subidos en el escenario fueron los encargados de hacer la entrega a los premiados de este Carnaval 2020 en Viladecans. 


Gisela Navarro iba disfrazada de japonesita. La Encarni, prefirió hacerlo de “sufragista”, porque ella es muy reivindicativa sobre el papel que lo aguanta todo, aunque a la hora de la verdad hace lo contrario de lo que predica. Anselmo Sánchez, concejal responsable de la policía local, como no podía ser de otra manera fue coherente: se disfrazó de sheriff, no sabemos si del bueno o del perverso, aunque en honor a la verdad estaba un poco incómodo y suponemos que se sentía algo ridículo. 


Mientras sus dos compañeras de gobierno en las pausas de  la entrega de premios bailaban sobre el escenario al son de la música, él permanecía quieto e incómodo, eso parecía o igual con el uso del patinete, el esqueleto lo tenía algo dolorido y el pobre no podía moverlo. Quizás el más adecuado para seguir el ritmo de sus compañeros hubiera sido Richard Calle, que huviese hecho las delicias del público asistente. Quizás ese día tenía cosas más importantes que hacer pensando ya en el futuro, aunque hay quién dice que la alcaldía tiene nombre de mujer, ¿será verdad?.


Para que vean que lo que decimos es verdad, ahí tienen la foto del trio disfrazado para la ocasión, pese a que algunos vecinos  echaron en falta  otros disfraces. Que cada uno le ponga imagen a lo que decimos, la imaginación no tiene límites y de momento no cobran por ello, que ya es decir 


Viladisfraces



COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial