El águila perdicera del Parque del Garraf será estudiada para poder protegerla mejor

|

El convenio, que tiene como objetivo mejorar la información y poder diseñar las acciones de conservación de esta especie protegida y amenazada,  el águila perdiciera, ha sido firmado por el diputado de Movilidad, Espacios Naturales y Prevención de Incendios Forestales de la Diputación de Barcelona, Josep Tarín, y el presidente del Gremio de Áridos de Cataluña (GAC), Alfons Porro.



Aguila

Águila Perdicera Garraf/ Diba


De acuerdo con el convenio, ambas partes se han comprometido a llevar a cabo el estudio de seguimiento de una de las tres parejas de águila perdicera que nidifica en el ámbito del Parque del Garraf. El estudio se hace en estrecha colaboración entre los técnicos del Parque y los del Gremio de Áridos de Cataluña (GAC) y sus empresas asociadas y consiste a equipar los dos ejemplares de la pareja con emisores de seguimiento GSM/GPRS, que darán información del movimiento y localización diaria de cada uno de los individuos, de manera permanente y durante un largo periodo de tiempo.


Este tipo de seguimiento tiene múltiples aplicaciones en los estudios de especies de fauna salvaje y es muy importante para la obtención de información básica sobre su biología, como por ejemplo la determinación del área que frecuenta la pareja, que nos permitirá delimitar perfectamente su territorio, dominios vitales, selección de hábitat, zonas de alimentación, ritmo de actividad diaria y detalles sobre el comportamiento reproductivo, entre otros.



Firmaconvenio


El Diputado de Movilidad, Espacios Naturales y Prevención de Incendios Forestales de la Diputación de Barcelona, Josep Tarín, y el presidente del Gremio de Áridos de Cataluña (GAC), Alfons Porro/Diba 


La información obtenida a partir de los estudios de seguimiento e investigación es de vital importancia para hacer una buena gestión de los espacios naturales, integrando los elementos naturales prioritarios establecidos en el Plan de conservación del patrimonio natural y de la biodiversidad de los parques del Garraf y de Olèrdola.


Los estudios de seguimiento del águila perdicera permitirán actualizar las zonas más sensibles de ocupación del Parque, así como desvelar interrogantes referentes a su biología. Esta información será tenida en cuenta tanto en la hora de proponer las medidas de mejora para la correcta conservación de la especie como para diseñar los planes de restauración de las canteras presentes en las zonas del Parque más favorables para la preservación de los hábitats de la especie.


LO QUE SE SABE DEL ÁGUILA PERDICERA DEL GARRAF


El águila perdicera, también conocida como de panza blanca o perdiguera, es una rapaz diurna de medida mediana-grande, típica de ambientes abiertos con vegetación mediterránea y clima templado. Su distribución engloba las regiones semiáridas y cálidas de Europa, Asia y el norte de África. Cría desde el nivel del mar hasta alturas de 1.000 metros y nidifica preferentemente en cingleres, aunque también lo puede hacer en árboles.


En Catalunya, la población de águila perdicera sufrió una bajada notable desde los años setenta hasta el 2000, año en qué llegaron al mínimo conocido de 66 parejas reproductoras. De entonces aquí, la población se ha ido recuperando lentamente y actualmente ya cuenta con cerca de ochenta parejas. Esta especie es una de las aves rapaces más amenazadas al continente europeo y se trata de una especie protegida en el ámbito autonómico, estatal y europeo. La tarea de conservación y protección de esta especie dentro del Parque de Garraf rae en el seguimiento y protección de las tres parejas que conviven.


NACIMIENTO DE UN ÁGUILA PERDICERA EN EL PARQUE DEL GARRAF




COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial