Luz verde a la Zona de Bajas Emisiones: la iniciativa queda aprobada sin votos en contra

|

El pleno de Barcelona ha avalado este viernes la Zona de Bajas Emisiones (ZBE) pocos días antes de que entre en vigor (el 1 de enero de 2020) con el voto favorable del Gobierno municipal de comuns y PSC, ERC y JxCat, mientras que Cs, PP y BCN Canvi se han abstenido.


La restricción de los vehículos más contaminantes se hará de lunes a viernes, días laborables, entre las 7 y las 20 horas, y la ZBE establece un área de 95 kilómetros cuadrados que incluye los municipios barceloneses, totalmente o parcialmente, de Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Cornellà de Llobregat, Esplugues de Llobregat y Sant Adrià Besòs.


El concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Eloi Badia, ha asegurado que la ZBE permitirá reducir en un 15% los niveles de NO2: "Debemos avanzar hacia una ciudad saludable y un nuevo urbanismo que ponga a los vecinos en el centro".


Max Zañartu (ERC) ha asegurado que el suyo es un "sí crítico", y ha advertido que la ordenanza puede llevar a una simple renovación del parque automovilístico de la ciudad, y ha dicho que si no hay más restricciones, lo único que se hará es promover que la gente se cambie el coche.


El pleno del Ayuntamiento de Barcelona del 20 de diciembre


La líder de JxCat en Barcelona, Elsa Artadi, ha celebrado que se puedan tomar medidas "valientes", y ha destacado la necesidad de hacer una evaluación para poder guiar las decisiones que se tomen a partir de ahora.


MÁS "FLEXIBILIDAD" PARA LOS AFECTADOS


El concejal de Cs Celestino Corbacho ha pedido "más flexibilidad" para los ciudadanos afectados por las restricciones, así como para aquellas personas que viven en el entorno de Barcelona, tienen coches contaminantes y necesitan desplazarse a la capital catalana.


Óscar Ramírez (PP) ha alertado de que la ZBE se implantará de forma "precipitada", y Eva Parera (BCN Canvi) ha criticado que la medida afecta a los ciudadanos con rentas bajas, que no se podrán cambiar el coche.


SANCIONES Y SEGUIMIENTO


La ordenanza aprobada incluye la propuesta de ERC para que las personas que acrediten unos ingresos económicos inferiores al Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem) --de 537 euros al mes en 2018-- más un 10% y que necesiten su vehículo de forma "indispensable" para trabajar podrán beneficiarse de un año de moratoria en la ZBE.


También se ha ampliado el listado y tipos de vehículos que presentan servicios "singulares", como blindados, vehículos taller y laboratorio, adaptados a la venta y exposición de libros, condicionados para la venta de artículos, grúas de arrastre o elevación, y vehículos para ferias y hormigoneras, entre otros.


Las sanciones serán de 100 euros las leves, de 200 las graves y de 500 las muy graves, y se incluye un criterio de reiteración de 90 minutos, y cualquier coche sancionado que después de 90 minutos siga circulando por la ZBE puede volver a ser multado, aunque se prevé que personas con movilidad reducida, enfermedades y en tratamiento médico periódico puedan circular sin restricción.


El Ayuntamiento ha diseñado con expertos y científicos una metodología de análisis y seguimiento de la medida junto con otras administraciones, que se realizará a través de resultados de estaciones de vigilancia y control y otros indicadores de movilidad y de campañas de medida que se harán periódicamente en la ciudad.

​Durante un año los vehículos contaminantes de personas podrán circular por la ZBE de Barcelona
El AMB presenta en Madrid los beneficios de la zona de bajas emisiones

COMENTAR







Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR COIGES GLOBAL BUSINESS SIGLO XXI SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial