Molins aprueba la construcción del crematorio a 250 metros del casco urbano

|

El ayuntamiento de Molins de Rei ya ha acordado la aprobación inicial del Plan Especial Urbanístico para la regulación de las actividades de incineración de residuos, de vertederos y de incineración de cadáveres, de restos humanos y de restos cadavéricos en el municipio. Y entre las condiciones aprobadas destaca que el crematorio se va a ubicar, como mínimo a 250 metros del núcleo urbano.


Con la aprobación inicial se abre un periodo de alegaciones de 30 días que finaliza el 2 de diciembre de 2019. Este período se amplía para aquellos vecinos que presentaron alegaciones antes de la fecha de aprobación inicial del Plan. El Ayuntamiento ha enviado, a estos vecinos que presentaron alegaciones, una carta de respuesta a sus alegaciones iniciales hechas sobre el tema crematorio. El periodo de información pública a estos vecinos será de treinta días a partir de la recepción de la carta. Por lo demás el periodo finalizará el día 2 de diciembre.


Tanatori molins



El equipo de Gobierno prolongó la suspensión de licencias un año más para seguir trabajando una regulación. La voluntad es aprovechar la prórroga para trabajar una regulación en firme del sector. Esta regulación incluye medidas como fijar una distancia mínima de 250 metros del tejido urbano para ubicar el crematorio planteado por la empresa Mémora, concesionaria del servicio.


El Plan Especial se redacta con el fin de ordenar la ubicación y regular la actividad de estas instalaciones, así como para determinar la calificación urbanística adecuada del suelo, especificando en qué claves urbanísticas permiten, y estableciendo, en cualquier caso, una distancia mínima entre el emplazamiento donde se permitan desarrollar estos usos y los núcleos habitados, zonas de residencia o de otras áreas con una permanencia importante de la población o con equipamientos sensibles a la contaminación.


El Plan Especial sólo permitirá el crematorio en dos lugares del municipio: los polígonos El Molí y El Pla, y no dentro del tejido residencial de Molins como planteaba Mémora.


La distancia de 250 metros se inspira en regulaciones que han aplicado otros territorios del Estado a la hora de delimitar este tipo de actividades como la Comunidad Autónoma de Cantabria. En Cataluña, sin embargo, no hay una regulación autonómica y son los propios ayuntamientos los que deben encargarse de elaborarla. En el caso de Molins de Rei, se ha considerado por medio de estudios y de jurisprudencia que era la distancia adecuada para no causar perjuicio en la salud. El crematorio también deberá cumplir con un umbral de emisiones (ámbito medioambiental).


El pasado 28 de octubre de 2019 este Plan fue explicado, en el transcurso de una reunión con los vecinos a la Federación Obrera, por el alcalde, Xavi Paz. Lo hizo acompañado del concejal de Urbanismo, Miguel Zaragoza, y del jefe de esta área del Ayuntamiento, Joan Torras. El alcalde, Xavi Paz declaró que "cuando se hace una suspensión de licencias para regular este tipo de instalaciones, la obligación es regular, no prohibir". También explicó que se ha reunido con la empresa funeraria Mémora para hacerles saber la voluntad del gobierno municipal, que quiere velar por que en caso de que el crematorio se instale definitivamente en el municipio sea "lo más lejos posible y para dar servicio a Molins de Rei".

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial