El delegado del Govern visita municipios del Baix Llobregat repartiendo promesas

|

El delegado del Govern de la Generalitat de Catalunya, Juli Fernández, ha vuelto a visitar diversos municipios del Baix Llobregat para presentar los detalles del nuevo Pla Únic d'Obres i Serveis de Catalunya (PUOSC), que debe cubrir miles de actuaciones en Catalunya entre el 2020 y el 2024, con una partida presupuestaria de 250 millones de euros. Cuando se aprueben los Presupuestos. Los de Catalunya y los del Estado. Los primeros detenidos en el Parlament por falta de iniciativa y los segundos por el bloque institucional y la convocatoria de nuevas elecciones.


Visita juli fernandez castellvi


Imagen de la visita de Juli Fernández a Castellví. / FOTO: Ajuntament


Así, en Olesa de Montserrat, Fernández explicó que estos millones destinados al mundo local se han de repartir en dos líneas: una de 160 millones de euros que se destinan a un programa general de inversiones, y una línea específica de 90 millones de euros que servirán para financiar proyectos de municipios o núcleos de población de menos de 5.000 habitantes.


El delegado del Govern también se ha paseado por Castellví de Rosanes, en la que ha sido la primera visita de Fernández al municipio, que ha querido conocer con detalle, con su idiosincrasia y necesidades de la mano del alcalde, Adrià Camino, la regidora de Serveis Municipals, Victoria Castellanos, y el regidor de Hisenda, Joan Carles Almirall.


El alcalde de Olesa, Miquel Riera, ha destacado que el Ayuntamiento "está muy satisfecho de que la Generalitat de Catalunya vuelva a apostar por ayudar al equilibrio territorial con líneas de ayuda como el PUOSC". Tal y como avanzó el alcalde, Fernández les ha trasladado que el municipio podría llegar a conseguir 250.000 euros, teniendo en cuenta que el Ayuntamiento debería de añadir 250.000 más. 


Pero más allá de esto, Fernández ha explicado que trasladará a varios responsables de la Generalitat algunas reclamaciones que Riera aprovechó para exponerle. Se trata de temas vinculados a la dinamización de los polígonos industriales o la mejora de la conexión del municipio con la C-55, como le ha expuesto el alcalde. Fernández también se ha comprometido a trasladar al gobierno catalán la necesidad de seguir presionando al gobierno español para que finalice el tramo de la B-40 entre Abrera y Viladecavalls.


No fueron estas las únicas reclamaciones que se le han hecho al delegado del Govern estos días. En su visita a Castellví, los miembros del ayuntamiento han hecho patentes al delegado las carencias actuales de algunos servicios como el transporte público y la salud por causa del desequilibrio territorial que existe entre Castellví de Rosanes y el resto de municipios del Baix Llobregat. 


Castellví es la localidad más pequeña de la comarca y además tiene la población muy dispersa, lo que acaba repercutiendo en los servicios a los que puede acceder la ciudadanía. Además, se dan casos como que el servicio de transporte interurbano que cubre una parte del término es compartido básicamente con municipios del Alt Penedès, más que del Baix Llobregat. El delegado, aseguran, ha tomado nota de estas necesidades y preocupaciones que le han trasladado los responsables municipales.



El tramo Abrera-Terrassa de la B-40 puede tener un sobrecoste de más de 200 millones de euros
Siete municipios del Baix Llobregat Nord exigen la reducción de tarifa de transporte público

COMENTAR

Pressdigital
redaccio@vilapress.cat
Powered by Bigpress
RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS. EDITADO POR ORNA COMUNICACIÓN SL
Mapa Web Aviso legal Cookies Consejo editorial